LA PIEDRA EN LA CIUDAD PRIMADA

Gonzalo Fernández de Oviedo, uno de los primeros cronistas de Indias, quien describió lo que vio, desde los primeros años de fundada la Ciudad Primada, relata: “En lo que respecta a sus edificios no hay otra ciudad en España, ni siquiera Barcelona, que se pueda igualar a Santo Domingo. La mayoría de sus casas son de piedra…Las paredes de las casas más primitivas están construidas muy sólidamente con piedra, o el material conocido como mampostería…”

En su “Historia de la Isla Española o de Santo Domingo” (1730), escrita particularmente sobre las memorias manuscritas del Padre Jean Baptiste Le Pers, jesuita, misionero en Santo Domingo, y sobre los documentos originales que se conservan en el Depósito de la Marina, el P. Pierre Francois Xavier de Charlevoix, quien llegó a Santo Domingo en septiembre de 1722, al referirse a la ciudad expresa: “…las calles eran anchas y bien cortadas, y las casas alineadas en buen orden. Eran construidas en su mayor parte con una especie de mármol, descubierto en las inmediaciones. Las demás eran de una clase de tierra, en extremo correosa, que se endurece al aire, y dura casi tanto como el ladrillo.”

235px-Pierre_François_Xavier_Charlevoix[1]

P. Pierre Francois Xavier de Charlevoix

Por su parte, Méderic Louis Elie Moreau de Saint-Méry, administrador y político francés, nacido en Fort-Royal (Martinica), visitó Santo Domingo en 1783, y escribió “Descripción de la parte Española de Santo Domingo” (1796), en la que refiere: “La ciudad está construida a la moda de las antiguas poblaciones de España y de Italia. La mayor parte de las casas construidas desde su origen, son de una especie de mármol que producen las cercanías” (Canteras de Santa Bárbara). “Las casas de Santo Domingo son bastante hermosas…Desde hace aproximadamente quince años (1781 – Siglo XVIII), se construye un número creciente de casas de madera y las cubren de hojas de palma o yaguas.”

Lo que Saint-Méry nos dice en este último párrafo no es otra cosa que lo que he estado diciendo, cuando trato de explicar lo que era Santo Domingo hasta finales del siglo XVII, y el ritmo de crecimiento de la ciudad.

p0322[1]

A continuación párrafo de la conferencia dictada por Américo Moreta Castillo en la Academia Dominicana de la Historia, con el título: El Santo Domingo del Siglo XVIII a través del Libro Becerro.

“El Libro Becerro no abarcó todos los sectores de la ciudad, y podríamos afirmar que el mismo se limitó a la parte que se urbanizó, fundamentalmente, a través de bohíos durante el Siglo XVIII, época en que desaparecieron las estancias intramuros, destacadas por los antiguos cronistas, poblándose con ciertas características de barrios humildes los sectores de Santa Bárbara, San Antón, San Miguel, San Lázaro, La Misericordia y los Batiportes; excepcionalmente el libro abarcó algunos inmuebles propiedad del Cabildo en otros sectores de la Ciudad Primada…”

Continuando con relatos de personajes que pasaron por Santo Domingo, durante los siglos XVII, XVIII y XIX, me referiré a lo escrito por el teniente David Dixon Porter, durante un viaje a nuestra isla en 1846, que realizara por encargo del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Al referirse a la ciudad de Santo Domingo, dice: “Las casas eran tan espléndidas, en su mayoría hechas de piedra, que ningún edificio de España podía competir con ella en magnificencia o comodidad.”

100_3934  100_3938

100_3937

“Santo Domingo, pinceladas y apuntes de un viaje”, es una obra del periodista norteamericano Randolph Keim, quien visitó nuestro país en el 1860, en busca de informaciones de primera mano que se pudieran difundir entre los lectores de The Herald, cuya obra fuera publicada en Filadelfia, en 1870.
Al bajar del barco que lo trajo a Santo Domingo, refiere: “Entrando por la Puerta de la Atarazana, dirigí mis pasos hacia algunas calle principales. Santo Domingo, según vi, es en todo su aspecto una ciudad española…Los edificios en el centro de la ciudad eran, generalmente, sólidos. Los que llevaban las huellas de la antigüedad estaban construidos con piedra caliza…Todos los edificios tenían techos de ladrillos lisos (lo que se conoce como techo romano), y la mayoría, de los del centro de la ciudad, eran de dos plantas. Jugando por la apariencia de estas estructuras, la mayoría de ellas eran las mismas que se construyeron originalmente en el lugar.”

Una comisión del gobierno norteamericano se trasladó a Santo Domingo, en enero de 1871, para investigar el estado de los asuntos de la Isla e informar sobre los mismos. Al referirse a la ciudad capital, Samuel Hazard, uno de sus miembros, refiere: “Las paredes de las casas más antiguas están construidas muy sólidamente con piedra, o el material conocido como mampostería”…Al hacer referencia a la invasión de 1586 de Francis Drake, Hazard dice: “A causa de desacuerdos con sus comisionados, todas las madrugadas nos dedicábamos a quemar las casas limítrofes con el otro sector, pero estaban tan sólidamente construidas de piedra, con altos desvanes, que nos ocasionaba no poco trabajo el demolerlas.”

santodomingo00hazarich_0009[1]  scan0358

Sobre las acciones de estos bárbaros ingleses debo añadir, que mientras restauraba mi casa, ubicada en la calle Arz. Meriño 263, encontramos las paredes de piedra de la galería de la segunda planta, totalmente ennegrecidas. Lo que indica que la piedra estaba expuesta, lo que justifica lo de los incendios cometidos por las tropas de Drake, además de que las paredes eran de piedra expuesta, no enlucidas.

Finalmente, nuestro Luis E. Alemar, en su obra “Santo Domingo – Ciudad Trujillo”, publicada en 1943, y reeditada posteriormente con el título “La Ciudad de Santo Domingo”, nos dice: “Pasados acá todos los vecinos, hicieron sus casas de madera y paja, pero desde algunos meses comenzaron, cada uno según podía, a edificarlas de piedra y cal. Tiene la comarca de esta ciudad, mejores materiales para edificios que se pueden hallar en alguna parte, así de cantería como de piedra y cal…”

Como hemos podido ver, algunos de los cronistas a los que hemos hecho referencia, al relatar lo que vieron en Santo Domingo se limitan a mencionar la piedra solo en las edificaciones civiles. Lógico, es de presumir que las grandes edificaciones: fuertes, iglesias, palacios, y otras, no podían estar hechas de materiales inferiores. Para ello tenían las canteras de piedra a su disposición en el límite norte de la ciudad. Por lo que debieron entender que no era necesario especificarlo.

En su obra “Edificaciones de Santo Domingo” Emilio Rodríguez Demorizi, Ciudad Trujillo, 1938, nos dice: “La historia de los monumentos coloniales de Santo Domingo, “Museo de América”, como llamó a esta ciudad el Maestro Dr. Federico Henríquez y Carvajal, fue tema de encendida controversia entre Fray Cipriano de Utrera y el Lic. Leónidas García Lluberes, y objeto de interesantes trabajos de Don Bernardo Pichardo, Don Emilio Tejera y Don Luis E. Alemar, autor de los interesantes libros Santo Domingo-Ciudad Trujillo, y La Catedral de Santo Domingo.
Pero todavía no disponemos de una monografía documentada y gráfica, que comprenda, no sólo las construcciones que pueden llamarse civiles, sino también las residenciales del más alto valor histórico o arquitectónico. Estas notas, ilustradas con el plano de Santo Domingo, de 1785, tienden a contribuir a ese estudio, cuya principal finalidad debe ser la preservación de nuestras reliquias históricas, Piedra de nuestros antepasados.”

MAPA S. D.

En cuanto al estado en que se encontraba la ciudad de Santo Domingo a finales del siglo XVIII, vale la pena entender, que debido a la situación económica por la que atravesaba la colonia, esta se estaba bastante despoblada, y carente de nuevas edificaciones, que no fueran las casas de madera y paja. De ahí, que la Ciudad Primada se mantuvo, hasta finales del siglo XVIII, y principios del XIX, como fue dejada por los colonizadores españoles en el año 1821, cuando ocurrió su desalojo del país. Que consistió en la extensión hacia el occidente entre las calles Hostos (límite de la Ciudad de Ovando) y Sánchez, aproximadamente.

Es de ahí, que nuestro empeño en intervenir nuestro patrimonio histórico arquitectónico consistiera en dedicarle una mayor atención a la veintena de manzanas originales de la gloriosa Santo Domingo. Única de las ciudades americanas auténticamente española de la primera mitad del siglo XVI. Por lo que sus edificaciones, hechas tanto de piedra como de tapia fuerte, deberían ser objeto de un cuidado especial. Esto, si por un lado queremos sentirnos orgullosos de contar con el conjunto monumental más antiguo y auténticamente español del Nuevo Mundo y, por el otro, pretendamos venderla como una atracción turística de primer orden

No. 1

“A partir de 1730 la colonia inició una débil recuperación a través de un activo comercio con la colonia del oeste, se abrieron los puertos de Santo Domingo y Montecristi y desde allí realizaron comercializaciones con diferentes países europeos, favoreciendo de esta manera al comercio de Santo Domingo. Cabe destacar también que las diferentes migraciones hacia la colonia a partir de la primera década del siglo XVIII, traería cambios sociales y económicos apreciable, los inmigrante dominarían el poder político, social y económico de la colonia. Con ellos se va creando la etnia de la parte este, donde el 15% correspondía a los blancos, 60% mulatos y un 25% de esclavos. En el aspecto cultural en la colonia se mantiene la religión católica, el idioma español y todas sus tradiciones regionales; que darían como resultado la cultura nacional. (Colaborado por: Raul Perez Garcia, para http://www.agendistas.com)”

Advertisements

CONTINUAMOS CON LA PIEDRA

(Hace un año publiqué este artículo, y antes de continuar refiriéndome al tema, he querido volver a darlo a conocer. Esta vez editado y ampliado.)

Como he repetido desde que empecé mi lucha por el rescate de nuestro patrimonio histórico arquitectónico, la ciudad de Santo Domingo fue objeto, desde su fundación en el año 1502, de un furor de construcción de edificaciones para usos diversos. Siendo estas erigidas, como tenía que ser, a imagen y semejanza de las que dejaban atrás en las ciudades españolas desde donde procedían sus constructores. Como es sabido, la mayoría de los primeros procedían de la región de Extremadura, de donde era oriundo su fundador y constructor inicial, el Comendador de la de la Orden de Alcántara, Frey Nicolás de Ovando.

ruta-torre-de-las-ciguenas-2[1]imagesCA9V7YT3 (Medium)
Palacio de los Ovando, Cáceres, Extremadura    Torre del Homenaje, Santo Domingo

Al igual que las de dicha región, la mayoría de las de Santo Domingo fueron construidas de piedra, que además de ser un material noble, duradero, y agradable a la vista, era el de mayor seguridad estructural con que se construía en todas las épocas. A los que decidieron edificar sus casas particulares, al igual que a los que hicieron lo mismo cuando se trató de erigir templos religiosos, palacios gubernamentales o privados, y simples casas residenciales, les resultó muy conveniente utilizar el material pétreo, que encontraron en una cantera ubicada en el sector de Santa Bárbara. Es decir, en el mismo entorno de la recién fundada ciudad.

ALCAZAR (2) CASAS REALES
Alcázar de Colón                            Casas Reales

Similares a las edificaciones españolas, las nuestras en su mayoría perduraron, no obstante haber sufrido más de cuatro siglos de abandono, y toda clase de vicisitudes, provocadas por las inclemencias del tiempo, y las pugnas intestinas de quienes habitaron La Española desde el mismo inicio de las ciudades que fueron fundadas en la colonia, hasta que llegó el período de su emancipación. Durante el cual los dominicanos nunca llegaron a comprender lo que habían heredado, y como conservarlo sin necesidad de tener que transformarlo, como lo hicieron. De ahí, entre muchas de las barbaridades cometidas, decidieron recubrir las paredes exteriores con enlucidos o pañetes, compuestos de arena, cal, tierra y agua. Y, por supuesto, encalarlos, agregando, en algunos casos, diferentes tintes. Es de esa época, y no del período colonial, que es posible encontrar vestigios de pinturas de diversos colores en las paredes exteriores de muchas edificaciones, todavía existentes.

HOSTAL N. DE O. (5)
Entradas de las Casa de Nicolás de Ovando,

Ha transcurrido el tiempo, y con este la imposibilidad de consensuar el tema de la piedra, del color, y de la forma de cómo intervenir los monumentos de la manera más correcta. Traté de que se impusiera el criterio de devolverle su fisonomía perdida a todas las que lo permitieran, y volver a recubrir las de materiales deleznables. Criterio que fue implementado en la restauración de varias de las principales edificaciones del XVI, entre las que se encuentran las casas de Nicolás de Ovando, hoy, unas convertidas en hostal, y otras, en albergar diferentes actividades, como es el caso de la Embajada, y la sección cultural, de Francia.

Pero no todo fue posible. El bando contrario a esa teoría, que no es mía, universalmente aplicada, pusieron en práctica aplicar un nuevo pañete a todas, esta vez utilizando cemento gris, después de haber desprendido, con suma facilidad, el que conservaba.

Ejemplo de ello son, entre otros, la frustrada Casa de la Unesco, en la calle Luperón, y la conocida como Casa Weber, en la calle Arzobispo Meriño. A la primera le favoreció el que llegáramos a tiempo para que volviéramos a descubrirla, restaurarla, y dejarla como fue construida. La otra, fue despojada del pañete antiguo, en el cuatreño 2000-2004, y vuelta a empañetar en un cincuenta por ciento, aproximadamente. Lamentablemente, la volvieron a empañetar, y pintar de blanco, hace tan solo unos meses.

CASA DE LA UNESCO (2) CASA DE LA UNESCO (3)
La mal llamada Casa de la Unesco, antes y después de intervenida

DSC00075-1 (Mobile) CASA WEBER

Antigua Casa Weber antes y después de ser empañetada totalmente.

Hoy, años después de cometida la barbaridad de hacer lo que le hicieron a la Iglesia de los Dominicos, cuyas fachadas principal, posterior, y lateral norte, fueron desfiguradas en todos los sentidos, primero, recubriendo casi totalmente su exterior, y segundo, maquillándola con un color, que solo lo entienden los que cometieron la barbaridad de hacerlo. Ver link más abajo.

https://manueldelmonte.wordpress.com/2014/10/19/algo-mas-sobre-la-iglesia-del-ex-convento-dominico/

Con este atrevimiento no quiero decir que descubrí la pólvora, ni el helado en palito. Ni que una espacie de magia me permitiera adivinar lo que aseguro. Por el contrario, obedece al más común de los sentidos. Es decir, exponer gráficamente, lo que he tratado de relatar textualmente con la mayor claridad posible. Además, interpretar lo que la historia nos cuenta, no solo al referirse a los estilos arquitectónicos, sino a los daños sufridos por la mayoría de nuestros monumentos, causados, entre otros, por los terremotos que los afectaron. Cuyas lesiones, lejos de haber sido resueltas favorablemente, fueron dejados que corrieran su suerte fatal, cuando no demolidos miserablemente, con el propósito de utilizar parte del terreno para construir nuevas edificaciones. Como sucedió con el histórico Hospital de San Nicolás y la Iglesia de Nuestra Señora de La Altagracia. Aquí dos notables ejemplos.

RUINAS (35) RUINAS (24)
Hospital de San Nicolás a principios del siglo XX    Ruinas de San Nicolás actualmente

Nótece la desaparición por demolición de todo el cuerpo frontal de la edificación.

SOCIALISMO SIGLO XXI VS. DEMOCRACIA

Siempre hemos oído decir, que desde que el hombre empezó a congregarse, la humanidad ha sido gobernada, en múltiples ocasiones, por dictadores, o tiranos, también conocidos como manipuladores, resentidos sociales, y cuantas “divinidades” se hayan podido inventar, que han contado con suficientes recursos de todo tipo para poder sugestionar a todas las clases sociales gobernadas, desde las más poderosas, hasta las más desposeídas.

Hitler1a[1]

Concentrándome en la historia que a partir de mediados del siglo XX, época en la cual se produjo un derroche de mandatarios impositivos de variada índole, una buena parte de ciudadanos de todo el mundo sufrió toda clase de vejaciones, solo comparadas con las huestes del caudillo de los Hunos.

stalin[1]

Ha sido así, como Adolfo Hitler, José Stalin, Francisco Franco, Rafael Leónidas Trujillo, Tacho Somoza, Juan Domingo Perón, y Fidel Castro, entre muchos otros, lograron meterse en el puño pueblos enteros, dejándolos a la deriva tan pronto fueron destronados. Algunos llegaron al poder después de haber conducido tropas, y triunfado frente a sus adversarios, como son los casos de Francisco Franco, y Fidel Castro. No así, los que se treparon en el poder por obra y gracia de sus habilidades y manipulaciones, y sin que nunca antes se les conocieran condiciones de caudillo.

A otros se les conoce también como tiranos ilustrados, que valiéndose de su indudable talento, su instrucción, capacidad manipuladora, y otras condiciones similares, lograron amarrar sus correligionarios, de una u otra manera. Habiendo sido los primeros los medios de comunicación y sus propietarios o directores, los poderosos y, por supuesto, las clases más desposeídas, las que conquistaron repartiéndoles migajas, convertidas en “ayudas” sociales, utilizando para ello los recursos del erario público.

En lo que respecta a los países latinoamericanos, llamados del tercer mundo, que se liberaron no hace mucho tiempo de sus respectivos esclavizadores, unos peores que otros, de los que queda, solamente, Cuba, y más recientemente Venezuela, los pueblos liberados emprendieron la ardua tarea de organizarse democráticamente, siguiendo el patrón impuesto por los mandones de siempre.

Raul-y-Fidel-Castro[1]

Con los hermanos Castro todavía vivitos y coleando, aunque ya desprovistos del carisma, y del “mantengo”, que les suministraba la fracasada Unión Soviética, y que todavía reciben de la Venezuela socialista, algunos de los países al sur del Rio Bravo, han intentado, o vuelto a intentar, introducir el desaparecido sistema, reviviendo una de las variantes heredadas del comunismo, disfrazada de Socialismo Siglo XXI. Al igual que ofreciendo las villas y los castillos que las anteriores dictaduras no pudieron cumplir, aprovechando el grado de ignorancia, en que las han mantenido. Incapaces de discernir, muchos de estos pueblos han empezado a entregarse al farsante de turno, ignorando lo que les espera.

Es así como Argentina, Ecuador, Nicaragua, Bolivia, además de Paraguay, que lograra zafarse a tiempo, le han dado cobijo a un variopinto conjunto de charlatanes, que ofreciendo el denominado Socialismo Siglo XXI, se han dispuesto a seguir en el poder a cualquier precio. Eso sí, siempre acompañados de una trulla de mediocres, que gracias a sus habilidades han pasado de insignificantes carajos a opulentos personajes.

Algo que diferencia a los dictadores del ayer de los de hoy son, entre otras cosas, el talento, el patriotismo, y los timbales, que adornaban a algunos de los del ayer. Entendiéndose, que con el talento se nace, para bien o para mal, el patriotismo tiene muchas vertientes, y los timbales, o elementos colgantes, no son simples actitudes, como las de agarrar un micrófono, y vociferar cuantas mediocridades se les ocurra, o de pasarse el tiempo sugestionando sus gobernados, como lo están haciendo los y las de hoy. Además de hacerse rodear de grupúsculos de adulones, segundones de poca monta, trepadores, y aprovechadores del momento que, al igual que los de antes se apuntan, sin importarles lo que les pasará cuando sus amos sean desalojados.

El caso de Venezuela, nación a la que Dios dotara de una riqueza extraordinaria, y una extensión territorial inconmensurable, podemos ver como en poco tiempo la han convertido en el ejemplo más sobresaliente de la Cuba de los Castro.

Hugo-Chavez-Nicolas-Maduro-O[1]

Surgido de las filas militares, y de procedencia humilde, Hugo Chávez irrumpió en las lides gubernamentales como un ángel caído del cielo, a quien, al poco tiempo de gobernar, le dieron un golpe de estado, del que salió ileso. Desde el mismo inicio de su largo mandato de 14 años, como presidente constitucional de la rebautizada República Bolivariana de Venezuela (un poco largo), Chávez dio claras señales de haber iniciado un sistema autoritario de izquierda, amparado en recursos multimillonarios. Protegido y guiado por sus compinches comunistas, Fidel Castro, y su hermano Raúl, posteriormente por el desaparecido dictadorzuelo iraní, y por otros mediocres, el venezolano se dedicó a sugestionar, primero, y comprar, después, a otros gobernantes de la región, que creyendo en pajaritos volando, y fascinados con las millonarias ofertas de recursos provenientes de su riqueza petrolera, cayeron en la trampa, como insignificantes lacayos.

Ahora bien, ¿qué es exactamente lo que ofrece el chavismo, que se ha hecho conocer como líder del Socialismo Siglo XXI? A mi entender, lo mismo que han ofrecido los hermanos Castro, desde hace más de medio siglo. ¿Y, cual ha sido el resultado cubano? Un país destrozado, suspendido en el tiempo, y negado a todo lo que los hombres libres no quisieran exponerse, después del engaño del siglo. Se han dedicado a propagar el criterio de que necesitamos desprendernos del yugo del imperialismo yanqui, para entregarnos al fracasado comunismo internacional, antigua propiedad de lo que se denominara Unión Soviética.

Y ahí tenemos a Venezuela, que en vez de convertirse en una potencia económica, y en el paraíso latinoamericano de mayor progreso político, social, económico, científico y cultural, se ha situado en uno de los de más bajos niveles políticos, de estancamiento económico, y dífico y cultural, además de empobrecimiento, y de la más baja categoría que registra su historia.

Muerto Chávez, deja la fatal herencia en manos de un “pajarito”, que supuestamente cantaría en los oídos de su sucesor las órdenes de lo que tiene que hacer, hasta sabrá Dios cuando.

Hoy, después de la desaparición física de Chávez, el incierto panorama en que dejara a Venezuela, empiezan a surgir nubarrones cargados de gran preocupación para los hijos de esa gloriosa patria bolivariana y, por qué no, de los de otras, que están viendo oscurecerse las de ellos. Que Dios los proteja, los oriente, y les conceda la lucidez necesaria, para que, conjuntamente con la generosa intersección ante Dios del Papa Francisco, primer latinoamericano en sentarse en la silla de San Pedro, puedan empezar a enderezar su camino, y arribar a mejores y más seguros destinos.

papa-francisco[1]

Existe otro país en la región, que se ha desenvuelto mediante otra suerte de sistema, y sin que su pueblo se enterara, se han dejado implantar una especie de “dictadura con apoyo popular”, cuyo respaldo ha sido comprado a papeletas limpias, ofertas pseudo sociales, y toda una serie de tramposerías. Y así han transcurrido casi quince años. Años de indecisiones, de conjuras, de gobernar sin consultar con nadie, de ver como se “invierten” cuantiosísimos recursos, en pesos y dólares, en obras objetables, no prioritarias, y de que se implementara una rampante corrupción sin límite, ni vergüenza, que nos está dejando más indignados que nunca.

Y lo peor de todo es, que valiéndose de una indignante impunidad, organizada por ellos mismos, y sostenida con el control de todos y cada uno de los poderes constitucionales del Estado, se han librado, hasta el momento, cual linces, del rigor de la justicia, y de una merecida sanción. De todas las mafias que hemos tenido, solo hemos podido ver pagar sus cuentas con la sociedad y la justicia, a un grupito de banqueros que, todos juntos, no se llevaron ni la que se yo cuantas partes de la que se han llevado, y se siguen llevado los políticos.

Hay que ver como España, por solo citar un ejemplo, ha sido escenario de cuantas zarzuelas se han compuesto, últimamente, hasta llegar adonde han llegado, desde la Casa Real, una buena cantidad de políticos de sendas bandas, y diversas clases sociales que, a base de componendas e impunidades, se han podido librar de la chirola. Da pena ver, como una de las infantas del reino y su consorte, importantes funcionarios públicos y empresarios, banqueros, y hasta un famoso torero y una tonadillera, caen en las garras de la justicia española.

Ni que decir del Primer Ministro italiano, il cavaliere Silvio Berlusconi, famoso por sus orgías, de un presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), varios ministros del actual gobierno brasileño, de China, y otras naciones, así como un montón de sinvergüenzas más.

Es de esperarse, que algún día los pendejos canten claro, y que Dios meta sus manos en esta tierra, evitando que se repita lo del Rey Amadeo I de Saboya, quien al despedirse destronado de la monarquía española dijera: “Señores, estoy hasta los cojones de vosotros”, y se largó al exilio en Francia.

22.El-rey-Amadeo-I-de-Saboya-1845-1890-rey-de-España-desde-1870-a-1873.-Museo-de-San-Fernando[1]

GRATIFICANTE PREMIACIÓN

Se imaginarán quienes me conocen la satisfacción que me embarga al recibir una noticia como esta. La premiación por segunda ocación del Hostal Nicolás de Ovando, de cuya concepción y preliminar ejecución fui responsable, me hace sentir lo atinado que fue preservar un conjunto histórico de primera categoría, y utilizarlo para albergar un estableciomeinto hotelero que, además de haber cumplido con el propósito para el que fue creado: contribuir con el rescate y puesta en valor de nuestra Ciudad Colonial, al igual que con el crecimiento económico del país, en su condición de una de las instalaciones hoteleras más atractivas y prósperas con que cuenta la República Dominicana, ha dado la talla tanto por sus condiciones estéticas, como administrativas.

HOSTAL N. DE O. (3)

HOSTAL N. DE O (7)

H.N.O.3

Hostal Nicolás de Ovando MGallery es nombrado The Best Hotel 2015 en Santo Domingo
El Hostal Nicolás de Ovando MGallery, ha sido obtenido el primer lugar al mejor hotel (The Best Hotel) en Santo Domingo del 2015 en su evaluación anual de los hoteles que ofrece amenidades de alta calidad y experiencias excepcionales.

La selección ha sido realizada por la reconocida editorial U.S. News & World Report.
Denis Mata, Calderón director general de Hostal Nicolás de Ovando MGallery, es la segunda ocasión que este establecimiento hotelero obtiene este premio, que además ha premiado a cuatro hoteles en total pertenecientes al Grupo Accor.
El Hostal Nicolás de Ovando cuya edificación principal fue construida en el 1502, calificada como patrimonio histórico de la humanidad por la Unesco, es un verdadero enclave de confort y disfrute de alto nivel, en un oasis de elegancia y exclusividad. Fue remozado y abierto al público en el 2003.
La metodología de clasificación para The Best Hotels combina elogios dentro de la industria hotelera con críticas de huéspedes y expertos de acuerdo a la clasificación del hotel. U.S. News identifica el 10% de los mejores hoteles en los EE.UU., el Caribe, México y Canadá con placas de Oro, un 30% de mercados específicos con placas Silver. Este ranking expone 2,558 hoteles en todo Estados Unidos, Canadá, México y Caribe.
La premiación solo clasifica los hoteles de lujo. Cuando la gente pide orientación sobre los mejores hoteles en un lugar determinado, por lo general van en busca de opciones de lujo. U.S. News define hoteles de lujo como los que reciben una calificación de 4, de 4,5 ó 5 estrellas “un Hotel de Clase”, que se determina mediante la comparación de las calificaciones publicadas de clase asignadas por un número de fuentes.
MGallery es una colección de casi 70 hoteles atípicos de alto nivel en todo el mundo, pertenecientes al grupo Accor el operador de hoteles líder mundial (mas de 3,500 hoteles en 92 países), que proponen una experiencia única .
Cada hotel de la colección es memorable y con una historia que contar experimentadas por sus huéspedes mediante la arquitectura, el diseño y el servicio.
Los interiores se muestran con una decoración que revela y comparte diferentes culturas; los restaurantes ofrecen un menú que refleja las herencias gastronómicas de la región o reinventa los sabores tradicionales. C
Cada hotel MGallery posee su propia e individual personalidad inspirada por una de las tres atmosferas de la colección:
– “Herencia” Hoteles cargados de historia que reflejan sus raíces.
– “Signature” Hoteles que refleja una estética universal y el estilo inspirado en la personalidad de quien contribuyo a su creación o decoración.
– “Serenidad”, hoteles que ofrecen un oasis de relajación ya sea en un ambiente de montana, de mar, rural o urbano.

H.N.O.2  Hotel-Nicolas-de-Ovando-Lobby[1]

imagesCAM7V97H

sofitel_no_4[1] La_Residence_1957[1]

LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

UN SILENCIO ELOCUENTE

Continuando con el flagelo que nos está afectando, y aumentando cada día más, me atrevo a decir, que la corrupción en su variopinta composición ha sido la responsable del estancamiento, del desarrollo de los pueblos, en casi todo el mundo. Desde el Egipto de los faraones, pasando por la helénica Grecia, y la Roma eterna, hasta llegar a los imperios capitalistas del siglo XX, y al proletario comunismo y, finalmente, a los dictadores que todavía se mantienen en una buena parte del mundo, conjuntamente con los gobernantes pseudo democráticos de América Latina y el Caribe, la corrupción ha sido la verdadera responsable de la esclavitud a que ha sido sometida una impresionante proporción de la población mundial.

A todos los representantes de la diversidad de gobiernos, responsables de imponer la equidad entre sus gobernados, y cumplir las leyes vigentes, hay que sumarle toda una gama de representantes del sector privado, entre los que abundan profesionales, empresarios, comerciantes, banqueros, etc. que, al igual que los políticos, se han embolsillado una gran parte de los recursos provenientes de sus respectivas actividades, la mayoría de los cuales ha tenido como “socios” a los gobernantes de turno.

Y así hemos visto surgir en nuestro país una diversidad de políticos reformistas, revolucionarios, y liberadores, que una vez alcanzado el poder no han reformado, ni revolucionado, ni liberado nada de lo que promueven. Y por el contrario han transformado sus respectivas ideologías por la que más les ha convenido. La de enriquecerse a costa de sus gobernados. Y no, precisamente, con el propósito de promover sus antiguas ideologías, sino para con el producto de sus fechorías promoverse ellos mismos para continuar con la mandarria, hasta que puedan, o se lo permitan.

Hemos tenido casos como el del Dr. Joaquín Balaguer, quien se vanagloriaba en decir, que la corrupción se detenía en la puerta de su despacho. O el Dr. Salvador Jorge Blanco, enarbolando las manos limpias, y terminando tras las rejas. El Dr. Leonel Fernández, que fue más allá cuando se refirió a la necesidad de Invertir el Fardo de la Prueba, ha permanecido víctima de un silencio elocuente. * Y finalmente, tenemos al Lic. Danilo Medina, quien prometió que haría lo que nunca se había hecho, y se ha visto que en realidad ha dejado las cosas como estaban, convirtiéndose en un gobernante condescendiente. Lo que ha permitido que lo sitúen en la lista de los corruptos, no por serlo él mismo, sino por su permisividad.

Ahora bien, ¿Cuál ha sido el resultado de esa política permisiva? Que todo ha seguido igual, o peor. Que los corruptos continúen tan campantes, unos continuando en el tren gubernamental del actual régimen, que no actuaron para combatir la corrupción, y esperan seguir en las papas, así como los que se mantienen preparándose para dar otro “zarpazo”, que le permita seguir explotando su pueblo, acumulando fortunas, que jamás soñaron tener cuando predicaban sus respectivas ideologías.

Como hemos visto, muy resumidamente, la corrupción ha continuado incrementándose, mientras el remedio a la misma ha disminuido en la misma proporción, cuando no estancándose, o desapareciendo. Ahí tenemos los casos de los ingenieros Víctor Díaz Rúa, y Félix Bautista, entre otros, que después de pasar los años nada en concreto se ha hecho, que no sea encubrir lo acontecido, y seguir esperando mejores tiempos. Diferenciándose de casos similares de corrupción en países más institucionalizados que el nuestro, donde se han visto desfilar por los estrados, y hasta situarse detrás de las rejas, no a chivitos jarto´e´jobo, sino miembros de la realeza, del partido político en el poder, y hasta triunfadores artistas, y deportistas.

Recientemente, hemos visto estrecharse el círculo de la justicia a uno de los principales funcionarios del pasado y presente gobierno, imputado por corrupción, lavado de activos, y otras fechorías. Del resultado de esa muestra dependerá el futuro democrático de la nación dominicana, cuyos ciudadanos están hartos de manipulaciones y tramposerías. Además de empobrecerse.

Esperemos, pacientes, pero enérgicamente, si es necesario, hasta ver que pasará. Ya esta bueno de cogernos de pendejos, de reírse en nuestras propias caras, y decirnos callados o en voz baja “se jodieron”.

* La Sociedad Dominicana ha reclamado por muchos años que se invierta el Fardo de la Prueba, para que así sea más fácil poder mitigar el flagelo de la Corrupción Administrativa. Invertir el Fardo de la Prueba significa que los funcionarios públicos tienen la obligación de probar el origen de sus bienes.

El presidente Leonel Fernández, en sus discursos de campaña en el año 1996, propuso en forma vehemente que se insertara en el ordenamiento jurídico nacional la inversión del fardo de la prueba en los casos de corrupción, para que en vez del Ministerio Público tener que demostrar la culpabilidad de los acusados, fueran los acusados quienes tuvieran que demostrar su inocencia, o sea, que probaran que NO son culpables. Sin embargo, esto no pudo ser posible y las autoridades aún tienen que indagar, documentar y justificar el origen ilícito de los bienes adquiridos por los funcionarios sometidos por actos de corrupción.

La propuesta del Presidente Fernández se hizo realidad, por lo menos desde el punto de vista Constitucional, ya que el numeral 3 de la nueva Constitución, aprobada en Enero de 2010, dice lo siguiente: “Es obligatoria, de acuerdo con lo dispuesto por la ley, la declaración jurada de bienes de las y los funcionarios públicos, a quienes corresponde siempre probar el origen de sus bienes, antes y después de haber finalizado sus funciones o a requerimiento de autoridad competente.”

Esto último es una verdadera revolución constitucional y parece que la ciudadanía no la conoce, no les importa o, por el contrario, les perjudica; ya que no hemos visto la divulgación masiva de esta conquista y el reconocimiento al presidente Fernández por cumplir con su promesa.

Ahora bien, la ley vigente sobre las Declaraciones Juradas de Bienes, Ley 82-79, es sumamente débil, y requiere de una gran transformación para que pueda ser adaptada a lo que establece ese artículo de la nueva Constitución.

En este sentido, el Senador Charlie Mariotti ha propuesto su modificación y ha presentado un proyecto de Ley sobre Declaraciones Juradas de Patrimonio y Enriquecimiento Ilícito. Este proyecto extiende su alcance a una mayor escala de funcionarios públicos, modifica la forma y tiempo de su presentación, precisa que debe ser preparada cada dos años, desglosa claramente lo que se tiene que declarar, especifica los órganos responsables de su aplicación, y establece las sanciones por el enriquecimiento ilícito.

Este proyecto de Ley, en su artículo 19 indica que, para la efectiva aplicación de la ley, las autoridades competentes no estarán limitadas por el Secreto Bancario, fiduciario o fiscal; por lo cual se podrá solicitar cualquier información relacionada con movimientos financieros de cualquier naturaleza de los funcionarios, sus familiares y estrechos colaboradores. De igual forma, la DGII estará en condición de entregar informaciones relacionadas con las declaraciones juradas de esos funcionarios investigados.

El proyecto ha sido aprobado en el Senado de la República y fue remitido a la Cámara de Diputados. En el Senado no hubo objeciones y demostró la voluntad política del partido en el poder, pues tiene 30 de 32 senadores. Ahora bien, la Cámara de Diputados es donde se va a demostrar si realmente los partidos mayoritarios tienen voluntad para aplicar una ley de esta naturaleza. Dado que el tema de campaña del Partido Revolucionario Dominicano es LA CORRUPCIÓN ADMINISTRATIVA, veamos cómo se comportan los legisladores del PRD con este proyecto, ahora que el proyecto de ley está en sus manos y que, convertido en ley, eventualmente les será de aplicable a ellos mismos. ¡Vigilemos la forma en cómo actúan todos nuestros DIPUTADOS.”
(Diario Libre, 5 de octubre de 2011)

Ahora bien, ¿en que han parado todos esos esfuerzos? ¿Qué ha hecho el Dr. Leonel Fernández para darle calor a sus correligionarios para que se haga lo que él propuso. Y en cambio, lo que podemos observar es un silencio elocuente. Hoy, más que nunca, con uno de sus principales súbditos cuestionados por la justicia, y condenado por el pueblo, es cuando él está en la obligación de dar la cara. Y permitirle a este pueblo la tranquilidad que está exigiendo a gritos.

EL APELLIDO DEL MONTE

El apellido DEL MONTE ha sido, como todo en este mundo, objeto de diversas manipulaciones. Unas de buena fe, y otras no tan buenas. Debido a estas manipulaciones, durante los siglos que tiene de existencia, unos lo han escrito de una manera, y otros de otra.

Los apellidos toponímicos corresponden a costumbres de apellidarse con nombres de localidades, que viene de antiguo. Los nombres que designan lugares de origen, van desde el nombre de un país o región, hasta el de un riachuelo, etc. No hay dudas que los apellidos formados desde topónimos menores, es decir, nombres como De la Fuente, Del Río, etc. fueron usados en un principio entre los habitantes de una misma localidad donde solo había una fuente, un río, etc. En la clasificación de topónimos creadores de apellidos están, entre otros, los apellidos procedentes de nombres comunes referentes al relieve y composición del terreno: Sierra, Monte, Valle, Río, etc. De donde salieron los De la Sierra. Del Monte, Del Valle, etc.

Procreado por uno de los que llevan el apellido Del Monte, fui apellidado Del Monte. Acompañado por cuatro hermanos, estos fueron igualmente apellidados Del Monte. Y sucesivamente, todos los hijos de los cinco hermanos Del Monte Urraca recibieron el apellido Del Monte, de la misma manera que sus progenitores. De ahí, que gracias a esa determinación no ha habido confusión alguna en la manera de redactar nuestro apellido. Lo que no deja de ser muy atinado, dada la costumbre, históricamente establecida, de redactar apellidos erróneamente, siendo procedentes de la misma familia. Unos por ignorancia, otros por descuido a la hora de declarar a sus descendientes, y otros por simple indiferencia, que no deja de catalogarse como ignorancia.

Saliéndome de la línea familiar directa de la que formo parte, y leyendo diferentes documentos históricos, he encontrado que la mayoría de los que llevan el apellido Del Monte lo han redactado de la misma manera que los pertenecientes a la rama de los Del Monte a la que yo pertenezco.

En la obra SANTIAGUENSES ILUSTRES DE LA COLONIA, de Manuel A. Machado Báez, aparecen los nombres de varias personas pertenecientes a esa familia, con sus apellidos redactados como Del Monte. En algunos casos utilizando Monte con la preposición Del separada del nombre. Ya que unidos Delmonte se podría interpretar como otro apellido, diferente al Del Monte

Personas de diferentes países o regiones, clase social, etc. que hemos encontrado en varias publicaciones, redactan el apellido Del Monte de esta misma manera. Entre estas personas me permito señalar a Giovanni María Ciocchi Del Monte, a quien presento a la consideración de quienes se interesen en el tema genealógico.

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Julius_III[1]

Julio III
Papa de la Iglesia Católica
7 de febrero de 1550-23 de marzo de 1555

Información personal
Nombre secular Giammaria Ciocchi Del Monte
Nacimiento 10 de septiembre de 1487, Roma

Fallecimiento 23 de marzo de 1555 (67 años), Roma
Escudo de Julio III
[editar datos en Wikidata]

La composición del escudo está formada por el escudo de los Del Monte, bordeado por las insignias papales.
“De nombre Giovanni Maria Ciocchi Del Monte, tras estudiar jurisprudencia y teología en Perugia y Siena, sucedió a un tío suyo en el arzobispado de Siponto en 1512, cargo que desempeñará hasta que, en 1520, sea nombrado obispo de Pavía.
Rehén de las tropas de Carlos V durante el Saqueo de Roma en 1527, será nombrado cardenal presbítero por Paulo III en 1536 y será encargado por este Papa de los preparativos del Concilio de Trento, que llegará a presidir.
Elegido Papa en un cónclave al que asistieron cuarenta y ocho cardenales, adoptó en su coronación el nombre de Julio III. Carlos I de España se había opuesto inicialmente a su elección para la que proponía como candidato a Juan Álvarez de Toledo; no obstante, cedió ante el acuerdo de franceses e italianos en el nombramiento del cardenal Del Monte; con todo, encontró más adelante en él un fiel aliado. Elegido el 7 de febrero fue coronado el 22 de febrero de 1550.
Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como De corona montana (De la corona del monte), cita que hace referencia al nombre con que fue bautizado y a que en su escudo de armas figuran dos coronas, y tres montes.
Otro personaje de origen veneciano, apellidado Del Monte fue;
Francesco María Del Monte (Venecia, 5 de julio de 1549 – Roma, 27 de agosto de 1627) fue un cardenal y diplomático italiano, conocido especialmente por ser mecenas de Caravaggio. De este período proviene la famosa Colección Del Monte, un importante conjunto de obras pictóricas.
Nacido en Venecia, salió de una aristocrática familia con ascendencia en la Casa de Borbón. Obtuvo un doctorado en leyes y fue nombrado cardenal por Sixto V en 1588. Como cardenal sirvió bajo las órdenes de Fernando de Médicis, duque de Toscana y apoyó discretamente al bando francés. Asimismo fue prefecto del Colegio cardenalicio desde 1616 hasta su muerte. Participó en ocho cónclaves y estuvo a punto de ser elegido Papa en el de 1621, pero su apoyo al bando francés le provocó el veto por parte de Felipe III de España.
Murió en su palacio de Roma —hoy sede del Senado italiano, el palacio Madama— y fue enterrado en la Iglesia de San Urbano.
Fue también un gran mecenas de las artes, destaca su apoyo a Caravaggio en sus primeros años, quien le dedicó a su mecenas San Francisco de Asís en éxtasis y San Francisco en meditación.”
Aterrizando, como corresponde, me complazco en afirmar que nuestro apellido, de gloriosa estirpe, siempre ha sido usado como lo usamos los descendientes de la rama Del Monte de La Española, o Santo Domingo.
En Cuba, donde se posesionó una buena parte de las familias Del Monte procedentes de Santo Domingo, pertenecientes a la primera gran generación de pensadores y poetas de Cuba, está constituida en gran parte por descendientes de dominicanos. Entre los que se encuentran Domingo del Monte, Antonio Del Monte y Tejada, Francisco Muñoz del Monte, Domingo del Monte y Aponte, Leonardo Del Monte y Medrano, Jesús del Monte y Mena, Manuel del Monte y Cuevas, Domingo del Monte y Portillo, y Casimiro del Monte, entre otros.
Como han podido ver, la mayoría de los Del Monte posesionados en Cuba, cuya referencia la hube de extraer de una conferencia dictada por Pedro Henríquez Ureña en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en 1945, son descritos con la preposición de la letra “d” en minúscula (del) en vez de (Del).
Y así es como se escribe la historia, o se cuentan los cuentos. Lo demás es paja p´la garza.
Con este sencillo comentario, he querido contribuir con la concientización de aquellos que no tienen idea del significado de uno de sus apellidos.