HISTORIAL RESUMIDO DE UN ORGANISMO OFICIAL

Ya avanzando el nuevo año, año que luce cargado de más incertidumbres en varios importantes aspectos en la vida de los dominicanos pero, que mientras vida tenga, o “mientras el cuerpo aguante”, como decía Cantinflas, continuaré con mis lucubraciones dedicadas a nuestro recurso más preciado, lo único que tenemos los dominicanos, que más nadie tiene igual. Habrán quienes me pregunten, por qué repito tantas veces la misma vaina. Y yo les contesto, para que acaben de entenderla.

Después de unos días de descanso, en compañía de mi familia, regresé al país como lo hube de hacer en el año 1967, cuando Dios me concedió la dicha de iniciar lo que tanto deseaba, y tanta falta le hacía a mí país. Esta vez, antes de volver a salir, previo al evento que habrá de celebrarse el día de mi cumpleaños (15 de mayo de 2016), me despido, temporalmente, esperando que los resultados de dicho evento sean los que más nos convengan, y menos trauma nos proporcionen, dentro de la complicada situación por la que atravesamos desde hace algún tiempo.

A propósito de estos últimos conceptos, no puedo dejar de solicitar a todo el que esté siguiendo mis lucubraciones, que no dejen de votar por la boleta No.15, correspondiente al Partido Revolucionario Moderno (PRM), y su candidato presidencial, LUIS ABINADER.

Fundar, como hube de hacerlo, el 15 de junio de 1967, la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC), cumpliendo instrucciones del Presidente Balaguer, y empezar a darle forma a la que se desenvolvió durante casi doce años (1967-1978), como una institución apegada a los cánones institucionales, tanto nacionales como internacionales, abierta a quienes les interesara contribuir, y participar en ella, fue mi más anhelado propósito. De ahí, que un buen número de jóvenes arquitectos fueran integrándose a la misma, tanto en calidad de miembros oficialmente nombrados, como de componentes de su Comisión Ejecutiva (Reglamento No.4195 de la Ley No.318 del 14 de junio de 1968), o colaboradores y simpatizantes, externos.

CREACION DE LA OPC

De ahí que participaran en ella, desde su origen, los arquitectos Teódulo Blanchard, Orlando Vásquez, y Publio Basilis, y más adelante, los igualmente arquitectos Glauco Castellanos, Orquidia Martín, Roberto Prieto Nouel, Nerva Fondeur, Rafael (Chichi) Ricart, Virgilio Dalmau, Pichi Vega, José Ramón (Pusiso) Prat, Miguel Vila, Máximo Moya, y otros. Lográndose una incuestionable integración y afinidad. Y así, se mantuvo hasta finalizada mi gestión como fundador director, y compañero, en octubre de 1978.

001 (Medium) (2)

En una ocasión tuve que viajar a Madrid, España, en compañía del entonces presidente del Banco Popular Dominicano, a cuya institución bancaria el gobierno le había cedido la Casa del Cordón bajo un convenio, mediante el cual el Estado aportaba el inmueble, y el Banco los recursos para su restauración, a cambio de veinte (20) años de usufructo. Lapso vencido hace varios años. Al decidirse lo relacionado al viaje, le propuse al presidente del banco que fuera con nosotros el arquitecto que tuvo a su cargo la conducción de los trabajos. A lo que, después de negarse, y hacer un comentario nada agradable, aceptó.

Del Monte y Blanchard llegando a Madrid 001

003 (2)

Durante la inauguración de la Casa del Cordón, el Arq, Rafael Calventi da explicaciones de lo que sería la torre del Banco Popular Dominicano.

En relación al mecanismo que el Presidente Balaguer prefería para la ejecución de las obras que ordenaba, se me asignó una contrata que abarcaba los proyectos Sector de la Atarazana (primera etapa), la Fortaleza de San Felipe, en Puerto Plata, y la casa de Ponce de León, en San Rafael de Yuma, Higuey. Cuya encomienda no dejó de sorprenderme. Todo ello debido a que la OPC se encontraba poco activa, obedeciendo a constantes obstáculos de la Comisión Ejecutiva, compuesta, en su mayoría, por arquitectos que habían sido recomendados por mí, pero que se habían constituidos en mis adversarios.

SECTOR ATARAZANA (17)  SECTOR ATARAZANA (3)

Pasada la noche en que recibiera lo que interpreté como una compensación a la miserable remuneración que devengaba, me dirigí a la oficina y reuní a los arquitectos Virgilio Dalmau y Rafael Ricart, quienes habían sido encargados de elaborar las propuestas de La Fortaleza de Puerto Plata y la Casa de Ponce de León en Higuey, para comunicarles que había decidido traspasarles las porciones de la contrata que se me había otorgado, relacionada con dichos proyectos. Acto seguido nos dirigimos los tres a Palacio, donde nos esperaba el Ing. Bienvenido (Bebecito) Martínez Brea para que subscribiéramos sendos contratos.

 

CASA DE PONCE DE LEON (12)  CASA DE PONCE DE LEON (5)

INAUGURACION CASA PONDE DE LEON (2)  INAUGURACION CASA PONDE DE LEON (1)

Todo iba marchando como era de esperarse hasta que, sorpresivamente, poco tiempo después de iniciadas las obras, ambos arquitectos tuvieron que ausentarse de la OPC para viajar al exterior cumpliendo compromisos de carácter personal. Por lo que me vi precisado a traspasar las contratas que habían subscrito con la Oficina Supervisora de Obras del Estado, a otros dos compañeros de la misma oficina.

Más adelante, ya concluida e inaugurada la primera etapa del Sector de la Atarazana, iniciamos los trabajos de restauración de otras ocho casas coloniales ubicadas en la acera norte de la calle Vicente Celestino Duarte, entre las calles Isabel La Católica y Colón, y la demolición de unas casas de concreto, y el arrabal que ocupaba el Solar de la Piedra. A estos trabajos, que denominamos Segunda Etapa del Sector Atarazana, se añadieron la reconstrucción del tramo de muralla comprendido entre la Puerta de La Atarazana, igualmente reconstruida, y el fuerte del Ángulo, en su extremo norte, así como la restauración de las Atarazanas Reales. Obras que terminamos en octubre de 1978, días antes de mi destitución de la OPC, dispuesta por el Presidente Antonio Guzmán Fernández. E inauguradas por el nuevo director, Dr. Octavio (Tavito) Amiama Castro.

SECTOR ATARAZANA (21)  SECTOR ATARAZANA (22)

Caserío que se encontraba en el llamado Solar de Santa Ana, ubicado entre las calles Atarazana y Vicente Celestino Duarte, area convertida en estacionamiento público.

SECTOR DE LA ATARAZANA (2)  SECTOR ATARAZANA (50)

SECTOR ATARAZANA Y ATARAZANAS RALES

SECTOR ATARAZANA (11) (Medium)

SECTOR ATARAZANA (36) (Medium)

SECTOR ATARAZANA (16)  SECTOR ATARAZANA (9)

SECTOR ATARAZANA (39)   SECTOR ATARAZANA (7)

Siguiendo la tradición dominicana de desestimar a quienes fungieron como cabezas departamentales al momento de los cambios de gobiernos, jamás fui tomado en consideración por los sucesivos directores, con lo que la experiencia adquirida por mí, durante los casi doce largos años al frente de la OPC, jamás fue aprovechada. Lo que me provocara tomar la decisión de abandonar el país al año siguiente (1980).

Como no es mi interés comentar lo sucedido durante los 18 años (1978-1996) que se sucedieron a mi expulsión, dejaré que sea la historia que lo cuente. Si es que algún cronista o historiador se atreve hacerlo.

Pasaron esos 18 años, y sin que lo estuviera esperando, ni mucho menos deseando, fui designado, por segunda vez Director de la OPC, por el presidente Leonel  Fernández (1996), en la que permanecí apenas durante dos años. No sin antes proponerle varios proyectos al gobernante. Ninguno de los cuales fueron tomados en consideración. Con lo que solo me quedaba la satisfacción de concluir los trabajos de restauración de la tristemente recordada Casa de la Unesco.CASA DE LA NESCO (1)

CASA DE LA NESCO (2)

Durante el lapso en el que permanecí al frente de la OPC, entonces ya cambiada de denominación por Dirección Nacional de Patrimonio Monumental (DNPM), y cumpliendo con lo que mi consciencia me dictara, hube de iniciar el estudio de un nuevo gran proyecto, consistente en el rescate de una manzana del centro histórico capitaleño, en la que se encuentran las ruinas del Hospital de San Nicolás, la Iglesia de la Altagracia, y el Hotel Francés. Para llevar a cabo el interesante proyecto, contamos con la colaboración de la empresa GMR Oficina de la Ciudad, dirigida por los arquitectos Luís Guzmán, Pablo Morel, y Omar Rancier.

Manzana 332. Ciudad Colonia.2006l

Para los propósitos deseados, los citados arquitectos tuvieron a bien diseñar una propuesta, y grabar un PPS, que fuera entregado al ex vicepresidente de la República, Dr. Rafael Alburquerque, en un encuentro en el que participaron varias personas interesadas en que ese sueño fuera convertido en realidad.

Pero, como tantos otros, este permanece durmiendo el sueño eterno, y olvidado por quienes tienen la responsabilidad de rescatar y poner en valor el patrimonio histórico de los dominicanos, envolviéndose en otros proyectos, que si bien han de ser bienvenidos, su prioridad merecía haber sido estimada para un momento más propicio. Evitándose la desaparición de muchos de los recursos monumentales que nos quedan, y la intervención advenediza, y medalaganaria de políticos, que solo buscan las obras de relumbrón, sin importarles ni siquiera los grandes recursos económicos que estos precisan.

Durante los últimos quince años se han empoderado del programa y la agencia rectora, a la que le fuera cambiado su nombre, con apoyo de los gobiernos de turno, un sinnúmero de arquitectos de ambos géneros, que el tiempo, implacable, habrá de juzgar sus actuaciones.

Y durante los últimos 35 años no ha surgido proyecto alguno de importancia. En comparación con los escasos doce años (1967-1978) de nuestra participación, podríamos preguntarnos: ¿Qué es, entonces, lo que han hecho? Que no sean intervenciones desastrosas, utilizando erogaciones fabulosas. A lo que me podrían ripostar, que su misión ha sido, mayoritariamente, supervisar los trabajos particulares, y los que realizan el MITUR, la OISOE, el Ayuntamiento del Distrito, y cualquier otra institución oficial que se les ocurra a los mandatarios de turno.

Pensándolo bien, eso no ha sido lo peor que nos haya podido suceder. Siempre y cuando no continúen otras desgracias, como la “camuflada” a la Puerta del Conde, el desplome del Hotel Francés, y el intento de sepultar las Ruinas de San Francisco. Hasta que todo cambie en el país, y se le dé un giro de 180 grados al desastre que hemos estado contemplando desde hace 20 años. Tiempo, en el que la capacidad, la dedicación, la responsabilidad, y al amor por el tema, han desaparecido casi totalmente.

Como hube de decir anteriormente, ni el cambio de nombre de la institución, ni su reubicación, ni su forma de estar siendo conducida, podrán ocultar la dedicación, y los logros impresionantes iniciados en junio de 1967, que culminaron, abruptamente, en octubre de 1978.

Actualmente, nos encontramos en medio de una gran crisis institucional, que necesariamente tendrá que ser sometida a un serio proceso de modificación, que sea capaz de devolverle al programa la calidad, y dedicación, con que empezó. Es de esperarse, que el próximo gobierno asuma la responsabilidad con que se manejan estas cosas en todas partes del Mundo.

Y así, más o menos, es como yo, unas veces en el ruedo, y otras, desde las gradas, he contemplado la situación someramente descrita. Y, desde esas misma gradas, estaré dentado esperando nuevos capítulos de una novela que no tiene título, ni tendrá fín.

 

 

DEL POR QUÉ DE NUESTRO DESTINO y (II)

Descontentos e indignados con los sufrimientos que habían tenido que soportar, se desata otra nueva oleada de emigrantes, sumándose a las desgraciadas Despoblaciones de Osorio, y con ella el incremento de la miseria y escasas perspectivas de mejorías en toda la Isla.

Otro acontecimiento histórico que se lleva a cabo durante los inicios de la nueva administración francesa, fue el supuesto traslado de los restos de Cristóbal Colón a Cuba. Con lo que, por un lado, se violentaba la expresa voluntad del Descubridor de que sus restos mortales permanecieran en la tierra que más amó, y en la que fundó la primera ciudad en el Nuevo Mundo (La Isabela, 1493), y por el otro, se continuaba desarraigando el sentimiento hispánico en la población. Pero, por errores de las autoridades, los restos se quedaron donde permanecían desde 1544. Hecho ampliamente demostrado por Don Emiliano Tejera, en su magistral obra “Los Restos de Colón en Santo Domingo y Los Dos Restos de Cristóbal Colón”. Editada en Ciudad Trujillo, R. D. en 1953.

santo_domingo_parque_colon

004 (2)  003 (3)

01 Tumba Colon Santo Domingo

Mausoleo de Colón, donde se encontraban sus restos, en la Catedral Primada de América.

faro-hecho-en-memoria-de-cristobal-colon_foto_35114jnmigkrtqo.jpg (Medium)

Faro a Colón, donde se encuentran actualmente los restos del Desbridor

Pero, como si lo acontecido hasta esos momentos no hubiera sido suficiente, la colonia francesa, vecina de la española, convertida en República de Haití por los emancipados esclavos de origen africano, se convierte en el mayor de los tormentos para los sufridos colonos, de la ya vuelta al poder español, convertidos, posteriormente, en ciudadanos dominicanos. Tormento que, desgraciadamente, hemos tenido que soportar hasta nuestros días.

TOUSSAINT

Las sucesivas invasiones de los haitianos a la República Dominicana, que culminaran en la larga noche intervencionista de 22 años (1822-1844), acompañadas de las constantes desavenencias entre los líderes de las facciones políticas dominicanas, le pusieron la tapa al pomo, con sello indeleble, a nuestra eterna desgracia.

No bien liberada de ese espantoso yugo, y devuelta su soberanía como República Dominicana, un gobierno tras otro, algunos con solo meses en el poder, surge un gobernante: Ulises Hilarión Heureaux Lebert, conocido como Lilis (1845-1899), cuyo gobierno dictatorial condujo al país a la bancarrota. Situación que provocó una fuerte inestabilidad política y social, que fue la causa principal de la posterior intervención norteamericana (1916-1922).

LILIS  PAPELETAS DE LILIS (Medium)

Al déspota le sucedieron otros gobernantes tan desafortunados como los anteriores. Manteniéndose la joven nación en situación de inestabilidad y descomposición, hasta llegar al poder Rafael Leónidas Trujillo Molina (1930-1961), un hombre de condiciones algo diferentes al común denominador de los de su época, surgido de las filas militares entrenadas por los yanquis, y quien una vez convertido en dictador se propone sacar la empobrecida nación del caos en que se encontraba, mejorando sus condiciones, para las que fue necesaria implantar la ferra mano con que logró hacerlo.

Trujillo-3  Cheque de cancelacion de la Deuda Externa

Erradicada la dictadura, en cuyo período se lograra ponerle fin a la inestabilidad creada por las guerrillas de Concho Primo. Pacificar, organizar, y modernizar la Nación, al igual que rescatarla de una onerosa deuda externa, que la mantenía ahogada, al igual que de una doctrina ajena a nuestras costumbres e idiosincrasia, fueron los objetivos de Trujillo, en gran medida logrados.

A continuación han asumido el poder varios gobernantes, sin que ninguno de estos lograra institucionalizar el Estado, y que se respetara la separación de los tres poderes, además de mantener una secuela de desaciertos. Y lo que es peor, imponer una rampante corrupción, que ha llevado a la Nación a extremos insospechados. Que mantienen a sus gobernados en constante zozobra, no obstante el respeto a los derechos humanos, y cierto crecimiento en su economía.

Como se ha podido advertir, esta narración no trata de dar una lección de historia, ni escribir otro resumen. Lo que ha tratado no es más que intentar retrotraer recuerdos de cuan desgraciados hemos sido, desde que Colón llegó a nuestra isla. Siempre, como es natural, con algunos intervalos de cuasi normalidad, aunque dentro de las mismas circunstancias de pobreza.

Lo que me he permitido decir de la participación de Trujillo, no tiene que ver con la actitud que este asumiera para dirigir y mantenerse al frente de los destinos nacionales, que tan terribles opiniones han surgido desde entonces. Por lo que me permito preguntar, ¿qué hubiera sido de nosotros de no haber surgido esta penúltima desgracia?, con la que, a su manera, nos sacó del atolladero en que veníamos metidos desde siempre.

Estoy seguro, que algunos habrán de pensar que la tesis planteada en estas lucubraciones es un reflejo del pesimismo dominicano, del que tanto habló Don Américo Lugo, uno de nuestros más preclaros pensadores. Y no ha sido así. No se trata de pesimismo ni de nada parecido. De lo que se trata más bien es de algo que requiere ser analizado profunda y ecuánimamente, y de ser posible, compararlo con lo ocurrido en otros países de nuestra América, y no buscarle la quinta pata al gato, como nos hemos mantenido hachiendo,

AMERICO LUGO (Medium)

Manuel Arturo Peña Batlle, insigne intelectual dominicano de recias condiciones nacionalistas, dio un giro a la valoración pesimista dominicana. Peña Batlle concluía en que los males de los dominicanos tenían su origen en la despoblación de la franja norte de la isla de Santo Domingo, lo que habría dado origen al establecimiento de la República de Haití.

En ese sentido, Peña Batlle concentraba nuestra desgracia en el problema haitiano. Lo que no deja de ser cierto. Pero, en mi modesta opinión, nuestro infortunio no ha estado radicado, exclusivamente, en un solo acontecimiento histórico (Haití), por más determinante que haya sido. Sino, más bien, en muchos otros que, concatenados, justifican mi humilde criterio de lo que hemos sido, y seguimos siendo como conglomerado social. Lo que nos distingue como pueblo de los que nos rodean, no obstante algunos de estos tener que padecer las calamidades iguales o peores que las nuestras.

PEÑA BATLLE (Medium)

Hay que disponerse a pensar en lo que hubiera sido La Española, y posteriormente la República Dominicana, si la gestión administrativa del Descubridor hubiera sido otra. Si no hubieran ocurrido las devastaciones de Osorio. Si Felipe III no hubiera entregado como un hato de reses el territorio ocupado por España a los franceses. Y así sucesivamente.

Durante los últimos doce (12) años fuimos gobernados por un dirigente perteneciente a un partido político (PLD), salido de las filas del primer partido creado por el Profesor Juan Bosch (PRD), a quien llegara a compararlo con una mina de oro. El mismo que impuso un sistema de gobierno contrario a las enseñanzas de su líder, que solo el tiempo habrá de dictar su veredicto.

PLD-JB (Medium)

Actualmente la República está siendo gobernada por otro dirigente proveniente de las filas del mismo partido, quien imbuido en la teoría de la Dictadura con Apoyo Popular, impuesta a su manera, sobre la base de una corrupción e impunidad nunca antes vistas, que sujeta a un principio de eternización, se está pareciendo a situaciones como las de Lula y Rousseff en Brasil, Maduro en Venezuela, y la de los Kirchner. ya liquidada en la Argentina. Así como de otras sabandijas enquistadas por doquier, y las que mantenienen confundida a la población, hasta el punto de no tenerse bien claro en lo que vamos a parar.

 

 

 

 

QUE NO SE REPITA

UNA NOTICIA PREOCUPANTE

Santa-Barbara-38-5-28-2014fbzcznews

Fachada de la Iglesia de Santo Bárbara (Las apariencias engañan)

Esta noticia, al igual que la que ofreció la OISOE de las Ruinas de San Francisco, debe ser objeto del mismo tratamiento por parte de la opinión pública nacional. Ni un paso atrás debe ser la consigna

Si este gobierno no acaba de entender el procedimiento para intervenir un monumento arquitectónico nacional, es de esperarse que suspenda los planes que tiene programado, hasta que surjan las nuevas autoridades gubernamentales, que se habrán de producir el próximo 15 de mayo.

De no producirse los cambios esperados, mi recomendación es que se busquen, donde existan, los expertos necesarios, para emprender los trabajos de consolidación, y estabilización del templo, al igual que los de su restauración.

No entiendo por qué se dispone una medida como esta, a sabiendas de todo lo que ha ocurrido en términos de nuestro patrimonio cultural, empezando con el desplome del Hotel Francés, y lo que se pretendió hacer con el Monasterio de San Francisco.

Si los trabajos de restauración del interior del templo de Santa Bárbara son algo tan delicado, dado su valor histórico y arquitectónico, los concernientes al peligro que viene corriendo desde hace tiempo, en cuanto a su estabilidad, es todavía de mayor cuidado.

Si todavía le queda a este gobierno algún ápice de sensibilidad, y respeto por su riqueza cultural, le ruego por este medio, que frene este nuevo intento por querer hacer lo que no está en condiciones de hacer, y disponga que los 30 millones de pesos sean depositados en una cuenta independiente, para cuando surja el momento y las condiciones necesarias.

SANTA BARBARA (3)

SANTA BARBARA (5)

Se observan los puntales colocados durante la década de los años 70 (Hace más de 40 años)

ing_francisco_pagan_durante_evaluacion_de_igle_santa_barbara  Padre Yorky de Leon, Ing Francisco Pagán y equipo de tecnicos en Igle santa barbara

El Ing. Francisco Pagán, director de OISOE, dando cátedras de restauración de monumentos.

 

http://www.listindiario.com/la-republica/2015/05/15/367248/iglesia-santa-barbara-esta-en-abandono-total

 

 

 

 

DEL PORQUE DE NUESTRO DESTINO (I)

Frecuentemente me asaltan unos pensamientos que estoy seguro no les sucede, ni remotamente, a la mayoría de mis conciudadanos. Se trata de lo desafortunados que hemos sido los que el destino quiso que naciéramos en la Isla compartida, descubierta y conquistada en diciembre 1492 por el propio Descubridor. La que a partir de esa portentosa hazaña, hemos tenido que soportar funestas decisiones y actuaciones, emanadas de la gran mayoría de los que la han gobernado, desde entonces.

COLON 1492

BartolomeColon1      BOBADILLA

nicolas de ovando

001 (2)

Sabemos, o deberíamos saber, que los hermanos Colón resultaron ser pésimos gobernadores, y que Francisco de Bobadilla, quien los sucedió, no fue mejor. A estos fracasados dirigentes del gobierno de La Española los sustituyó el Comendador Frey Nicolás de Ovando,  a quien le sorprendió, meses después de su llegada a La Española (Abril de 1502), un  huracán (Junio de 2002), de los que se han encargado de destruir lo que con tanto esfuerzo han logrado hacer sus pobladores.

Ovando dió inicio a su tarea de gobernar la Isla, además de trasladar su capital de un lado al otro del Rio Ozama, vadeando toda clase de infortunios, y hasta llegar a ser culpado de todo lo malo que aconteció (1502-1509), incluida la matanza de Jaragua, y ordenar el ahorcamiento de  Anacaona. Lo que ha sido desmentido y esclarecido suficientemente, como para haber reivindicado su figura histórica en España, ya que en nuestro país habrá de ser muy difícil, dado el veneno que han inoculado a los dominicanos las ponzoñas de cronistas e historiadores. Antiguos y contemporáneos.

De tantos inconvenientes que tuvo que sortear, después de haber sido un personaje de un éxito extraordinario en su patria chica; Extremadura, al igual que en la corte de los Reyes Católicos, en la que fungió como tutor del Príncipe Juan, Ovando le solicitó, en varias ocasiones, a los monarcas, su traslado a la Península. No habiendo sido complacido hasta que las intrigas de cardenales y oscuros personajes de diversas calañas, acostumbrados a merodear los palacios reales, al igual que los hoy presidenciales, permitieron que fuera, finalmente, “complacido”, y alejado del mando, que con tanto acierto desempeñó, durante siete largos años. Lo que convirtió tan desafortunada decisión en una de las primeras desgracias emanadas de la mayoría de los que han gobernado La Española. Incluyendo al Virrey Don Diego Colón, quien se ocupó más de sus problemas hereditarios en España, que de gobernar la colonia. A la que jamás volvió vivo.

Diego-Colón

Dando tumbos La Española, primera de las colonias europeas establecidas en el Nuevo Mundo, prosiguió su lamentable derrotero, hasta que a finales del Siglo de Oro, en 1586, un contingente de la soldadesca inglesa, bajo el mando de Francis Drake, invade, saquea, y casi destruye la primera capital del Nuevo Mundo, única de cuantas ciudades fundadas por Nicolás de Ovando se mantenía, y sigue manteniéndose en pié, y dando visos de cierta prosperidad. Consumándose así otra de las desgracias más grandes de cuantas experimentaría la colonia, en el transcurso de su azarosa existencia. “Santo Domingo”, nos dice el historiador Erwin Walter Palm: “en tiempos coloniales, nunca convaleció de este golpe que por siglo y medio selló su decadencia fatal”.

DRAKE

Pero, como si las desventuras hasta ahora enumeradas fueran pocas, la corona española mantuvo una serie de erráticas políticas, contrarias a los intereses de los valientes pobladores, entre las que sobresalía el monopolizar todos los negocios que se empezaron a desarrollar en el Nuevo Mundo.

Iniciándose el siglo XVII, La Española era constantemente merodeada y azotada por piratas y corsarios franceses, ingleses y holandeses, lo que provocó, en 1603, que Felipe III dictara una cédula real, mediante la cual ordenara la devastación de la banda norte, y noroccidental de la Isla. Lo que provocó otra de las desgracias para sus pobladores de entonces, al igual que para los sucesivos.

DEWVASTACIONES DE OSORIO

Producto de las Devastaciones de Osorio (1505-1506), una cantidad indeterminada de familias decidió asumir otros derroteros, lo que produjo que una parte de lo mejor de la colonia fuera a radicarse en territorios cercanos, como fueran Cuba, Puerto Rico, Venezuela, y otros.

Con el vacío que produjo la estampida de estos pobladores, la franja norte de la Isla, y parte de la porción occidental de la misma, hoy perteneciente a Haití, fueran invadidas por aventureros de otras latitudes, que merodeaban, desde hacía tiempo, los mares de la región del Caribe. Lo que convirtió este hecho en otro de los motivos por los que muchos habitantes de Santo Domingo tuvieran que soportar lo que podría considerarse otra de sus grandes desgracias.

Transcurrido el siglo XVII, durante el cual la población carecía de casi todo lo necesario para una vida digna, continuaba el éxodo, hasta que se inicia el siglo XVIII, y con él un período de algunos progresos. Hasta que en el año 1795 España y Francia subscriben un acuerdo de paz, conocido como Tratado de Basilea, que pone fin al dominio español de Santo Domingo. Y con este se añade otra gran desgracia para los colonos españoles que todavía permanecían residiendo en ella.

FORTALEZA DE SAN LUIS

Fortaleza de San Luis en Santiago, donde se firmó el Tratado de Basilea

Continuará…..

 

 

 

 

 

A QUIENES TODAVÍA NO LO ACABAN DE ENTENDER

He dicho miles de veces, que no existen razones para que nuestros principales monumentos no se manifiesten en todo su esplendor. Tal y como fueron, originalmente. Y que debido a la ignorancia, entre otras características de nuestro comportamiento, se encargaran de recubrir y pintar la piedra con las  que fueron construidos. Tal como sucediera con el Alcázar de Colón, la Iglesia de Regina, y otros.

IGLESIA DOMINICA (8)

IGLESIA DOMINICA (20)  IGLESIA DOMINICA (21)

En la gráfica en blanco y negro se puede apreciar, aunque no muy bien, la composición de los muros, y los arcos, que desde hace algún tiempo se han mostrado empañetados. Y más recientemente, pintados. Y de qué manera.

Solo la pared y la bóveda de entrada se muestran en la gráfica en blanco y negro, esta vez encalados, sin que tampoco lo fueran originalmente.

Las ilustraciones a color lo dicen todo. Pero, aún todo sigue igual.

IGLESIA REGINA

IGLESIA SNTA BARBARA

ALCAZAR DE COLON (5)

ALCAZAR (2)

 

TALLER LA MENORA, TALEVERA DE LA REINA

Estando en mis afanes relacionados con el Hostal Nicolás de Ovando (1974-1975), me dirigí a España en busca, entre otros, de objetos decorativos que guardaran relación con la época del Comendador. Fue así como me dirigí a la ciudad de Talavera de La Reina, donde encontré el taller La Menora, que fabricaba piezas similares a las del Siglo XVI.

100_4671

Allí adquirí los ceniceros, como el que aparece en la foto, similar a otro del mismo taller. Y varios objetos antiguos, que servirían para decorar. Los que por cierto desaparecieron durante administraciones posteriores a las originales.

100_4672 TALAVERA (Medium)

Como agradecimiento, el Sr. Emilio Niveiro, entonces propietario del taller La Menora me obsequió unas piezas que me permito mostrar, orgulloso.

100_4673

100_4674

 

 

A continuación un link conteniendo datos interesantes, y un video, de La Menora.

https://ellatirdelaceramica.wordpress.com/2015/01/30/la-menora-de-talavera/

CONTINUANDO CON EL “¿OTRO SEPULCRO?”

Durante el recorrido que hice el domingo por la Ciudad Colonial, con el propósito de mantenerme al corriente de lo que está sucediendo en la misma, pasé por la calle Isabel La Católica a esquina Luperón. Y cuál no sería mi sorpresa al ver lo que los “restauradores” de MITUR están haciendo en la casa de la que hube de escribir el pasado 24 de febrero con el título de “¿OTRO SEPULCRO? Sabía que estaban en eso, pero no tenía idea de lo que se atreverían hacer esta vez, dada la importancia de la misma.

Continúan haciendo lo mismo que han hecho ni sé cuantas veces. Reparar, no restaurar, la fachada, dejando las cosas como estaban, y volviendo a empañetarla y pintarla. Solo con una diferencia, consistente en la reparación de los techos que se habían desplomado, desde hace tiempo. Según pude enterarme, dichos trabajos costeado por el propietario.

Para dar una idea de lo que pude ver, aquí muestro algunas de las fotos que me fuera posible tomar.

Para quienes se interesen en completar su conocimiento de lo que está sucediendo, pueden buscar el artículo del 24 de febrero.

Conviene recordar, que la fachada de esta casa fue intervenida a principios de la década de los años setenta del pasado Siglo XX, cundo la Comisión Temporal de Ornato Cívico metió sus tentáculos, haciendo lo mismo que estamos reprochando actualmente. Los “sepulcros blanqueados”, de tan tristes recuerdos.

CASA ISABEL LA CATOLICA ESQ. LUPERON (2) CASA I. LA CATOLICA ESQ. LUPEON (1)

Como estaba hasta hace poco                   Como esta hoy 

CASA I. LA CATOLICA ESQ. LUPEON (2) CASA I. LA CATOLICA ESQ. LUPEON (3)

CASA I. LA CATOLICA ESQ. LUPEON (4) CASA I. LA CATOLICA ESQ. LUPEON (6)

Techos nuevos

CASA I. LA CATOLICA ESQ. LUPEON (7) CASA I. LA CATOLICA ESQ. LUPEON (8)

CASA I. LA CATOLICA ESQ. LUPEON (10)

Fachada de la calle Isabel La atólica

¡QUE DESASTRE!

 

100_4666

La casa que ustedes están viendo es una de las que fueron intervenidas durante los diez años de gobierno del Dr. Joaquín Balaguer (1986-1996). Por supuesto, otra de las desastrosas intervenciones de los “arquitectos restauradores” que participaron, junto al Arq. Esteban Prieto, entonces director de la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC).

Casa, indiscutiblemente, del Siglo XVI. ¿Por qué? Fíjense, entre otros detalles comprobatorios, en la ilustración siguiente.

100_4659

La doble arcada, y la pared de piedra que se ven al fondo son una muestra indiscutible   de la fecha de su construcció.

Para haber sido de la época mencionada, no se tuvo en cuenta la misma. Y en cambio fue tratada como una correspondiente al Siglo XIX, o al XX.

Pero ese importante detalle no fue, únicamente, lo que contribuyó al desastre de su intervención. Pañetes indebidos, pisos y puertas de maderas improcedentes, y creación de un ambiente deprimente, y fuera de época, completaron, entre otros detalles, lo que se puede catalogar como un perfecto “toyo”

Así y todo, terminadas las obras a que fuera sometida, fue cedida por el gobierno a la Embajada de Argentina (1990), con el propósito instalar en la misma la Casa de la Cultura Argentina, de la que tuve el honor de presidir su directiva. Lo que duró poco tiempo, dada la engorrosa situación que se creara en dicha Embajada.

100_4663

001 (3) (Medium)

La primera foto muestra, actualmente, lo que fue el salón de actos de la Casa de la Cultura Argentina. Y en la segunda, un acto en el que la diva argentina, María Martha Serra Lima, concedió una rueda de prensa, a propósito de su presentación en la Sala de Fiestas del Hotel Jaragua, invitada por la institución.

No fue sino hasta algún tiempo desués, cuando volvieran a abrirse sus puertas. Esta vez para albergar una exhibición de fotografías y objetos relacionados con la tiranía de Trujillo, que no sé ni cómo ha podido estar abierto al público, dadas las deplorables condiciones en que se encuentran, tanto la edificación como lo expuesto allí.

100_4660

Ayer, por una de esas cosas a las que nos tiene acostumbrados el destino, dando un vuelta por el centro histórico, al pasar por el frente de la casa, noté que las puertas estaban “trujuntas”, y decidí entrar, después de pedirle permiso a la joven que se encontraba allí.

Mi camarita, que me ha regalado centenares de excelentes fotos, por algo que no pude entender, se negó a complacerme como acostumbra, impidiéndome que pudiera sacar otras fotos mejore, además de trancarse cuando proseguía. ¿Un duende? A lo mejor. Lo cierto es que por ahí no vuelvo a pasar yo, ni se lo recomiendo a nadie.

 

 

ANTECEDENTES DEL PRIMER PALACIO CONCISTORIAL DEL NUEVO MUNDO

Como lo he venido diciendo, la Ciudad Primada se conservó como nos la dejaron, entre otras desgracias, la soldadesca inglesa al mando de Francis Drake (1586), los huracanes, terremotos, y el inexplicable abandono de la corona española, además de una que otra desafortunada intervención de sus cuasi sempiternos y descuidados ciudadanos, hasta finalizar el Siglo XIX.

FRANCIS DRAKE

La falta de criterio y de interés por el patrimonio heredado, de parte de una mayoría del pueblo dominicano, acompañado de  políticos y gobernantes ignorantes, y oportunistas, motivaron que esa imagen sufriera considerables e innecesarias transformaciones.

CASA DEL CORDON (3) (Medium)

Vista desde el techo del antiguo Palacio del Contador, demolido para construir en su lugar el moderno Banco de Reservas. En primer plano el antiguo mercado, y en frente la Casa del Cordón, antes de que le adosaran el balcón corrido. Al fondo, sobresale la espadaña del la Iglesia de Santa Bárbara.

CALLE EL CONDE (28) CALLE EL CONDE (21)

 

Intersección de las calles El Conde y Hostos, en cuya esquina  suroeste se encontraba una de las regias casonas coloniales, que ocupaba el Club Unión. Demolida para construir en su lugar el moderno Hotel Comercial. 

Una importante muestra de mi aseveración sobre lo ocurrido a la Ciudad Colonial la tenemos en el primer Palacio Consistorial que se construyera en el Nuevo Mundo. De no haber sido por las causas mencionadas, el centro histórico que hemos llamado Ciudad Colonial  de Santo Domingo hubiera permanecido más o menos como era. Solo ligeramente modificado por los aportes de épocas posteriores. Sin necesidad de hacer desaparecer lo mejor de su época gloriosa. Y ese palacio se conservaría de manera similar a como se han conservado la casi totalidad de los cabildos de Sur América, y el Caribe.

CABILDO SAN JUAN PTO. R AYUNTAMIENT DE LA HABANA (Medium)

Cabildo de San Juan, Puerto Rico             Cabildo de La Habana

AYNTAMIENTO DE LA HABANA (Medium)

Cabildo de La Habana

Ayuntamiento-de-Santiago-de-Cuba  ALCALDIA CARTAGENA

Cabildo de Santiago de Cuba                             Cabildo de Cartagena de Indias

AYUNTAMIENTO DE LIMA

Cabildo de Lima, Perú

Antiguo_Ayuntamiento_de_la_Ciudad_de_México_DF Cabildo de México D.F.

BS. AS.

Cabildo de Buenos Aires, a principios del Siglo XX

Cabildo-Plaza-HDR

Cabildo de Buenos Aires, actualmente, después de haber sufrido recortes a ambos lados, para darle paso a dos importanes avenidas.

001

En la gráfica superior del panel se puede apreciar cómo se conservaba el cabildo capitaleño hasta la década de 1880. La del centro corresponde a la misma época de la anterior, pero ya habiendo sido objeto de algunas modificaciones. Al menos en su fachada. Y en la inferior, se pueden ver mejor las transformaciones de la década de 1880, en la que aparece una especie de entrada sobresaliendo del ritmo de fachada.

Pero cuando las cosas cambiaron radicalmente, dejando atrás los recuerdos de un modesto pasado, para concederle un muy poco interesante presente, fue durante las transformaciones a que fue sometido el monumento en su totalidad. La obra del Ing. Osvaldo Báez realizada entre 1906 y 1911, el mismo responsable de la destrucción parcial del antiguo Hospital de San Nicolás para construir la Iglesia de Nuestra Señora de la Altagracia, y otras caprichosas iniciativas, fue concebida como una edificación de estilo Ecléctico tanto exterior como interiormente.

Palacio_consistorial_San_Domingo-Cumbre-Prensa-Turismo (Medium)

GALERIA DE CABILDO ANTIGO

La galería corrida de concreto sustituyó la doble arcada de piedra, típica de las edificaciones del Siglo XVI.

Para la celebración del Centenario de la República (1944), se hicieron trabajos de ambientación en sus interiores, que estuvieron a cargo del arquitecto español Tomás Auñón. El pintor, igualmente de origen español, José Vela Zaneti, realizó unos murales en el gran salón que hizo las veces de Sala Capitular.

ZANETI

jose_vela_zanetti  velazanettionu

 

 

 

 

 

 

ARQUITECTOS JOAQUIN ORTIZ Y TOMÁS AUÑÓN

JOAQUIN ORTIZ

JOAQUIN ORTIZ

Joaquín Ortiz, arquitecto de origen vizcaíno, pero nacido en Valladolid, recaló en 1929 en Llanes, Principado de Astrias, como primer arquitecto municipal que tuvo la villa asturiana, donde ejerció su cargo de manera ininterrumpida (salvo los dieciocho meses que pasó refugiado en la capital francesa por su participación en la Revolución de Octubre de 1934) hasta la toma de Asturias por el bando franquista, en septiembre de 1937, fecha en la que, a través de Francia, pasó a la Cataluña republicana y de allí, finalmente, tras la derrota definitiva, al exilio en Francia. Después, en 1939, viaja a la República Dominicana donde se asiló (1940-1945) y finalmente a Venezuela (1945-1977), países en los que ejerció con notable éxito su profesión. Casado con una llanisca, Regina Tamés Gavito, regresó a Asturias en 1977 y falleció en Ribadesella en 1983.

Casi desconocido, y desconocida su obra en Santo Domingo, he querido contribuir a rescatar del cajón del olvido a quien conjuntamente con el también arquitecto español Tomás Auñón, realizó algunas obras que, aunque no muy destacadas, dejaron una huella de sus personalidades y obras en la Ciudad Primada, y me complace ofrecerle un merecido, aunque modesto, reconocimiento.

Lamentablemente, no he logrado conseguir la biografía y fotografía del Arq. Auñon, por lo que espero, de alguno que las sepa, tenga la amabilidad de hacérmelas llegar.

Los arquitectos republicanos españoles Joaquín Ortiz y Tomás Auñón, arribaron a Ciudad Trujillo en 1940 en el buque Cuba, laboraron juntos, al igual que de manera individual.  Auñón, cuya obra es más conocida, remodeló el Café Ariete en El Conde con 19 de Marzo, propiedad del peninsular Higinio Llames Martínez, que reabrió como el primero con aire acondicionado, famoso por sus bailables de fin de semana. Remozó el Café Paliza y el Palacio Municipal para el Centenario.

EL ARIETE  LA CAFETERA

Las edificaciones en las que se encontraba el Ariete, y todavía ocupa La Caferetra son coloniales. A la primera se le impartió un estilo modernista en su interior, y a la segunda se le agregaron los balcones.

PALACIO CONSISTORIAL

Los interiores del antiguo Palacio Consistorial fueron intervenidos por el Arq. Auñón, realizando trabajos de ambientacióncon motivo del Centenario de la República.

Diseñó el Monumento a la Independencia Financiera (Trujillo-Hull) u Obelisco Hembra y el Instituto Escuela de don Babá Henríquez, en la Deligne con Santiago, todo en 1944.

TRUJILLO HULL  instituto escuela (Medium)

Ortiz ideó la fuente del Parque Abreu de San Carlos, como homenaje de los republicanos al Centenario, donada por un comité encabezado por don Constancio Bernaldo de Quirós, ilustre jurisconsulto abuelo de Roberto, Constancio y Beatriz Cassá BdQ. Ambos diseñaron el Edificio Santos, una casa-almacén de tres niveles en la Pina.

En el plano residencial Ortiz-Auñón aparecen como artífices de las casas de Ernesto Vitienes, de la familia Molinari en la Benito Monción con Santiago –finalmente utilizada como depósito de cable por Codetel y demolida para edificar apartamentos-, de Jesús Armenteros en la George Washington, así como de Felix Benítez Rexach en la Penson.

Escalera Molinari

CASA BENITEZ REXACH

CASA BRNITEZ REXACH

Joaquín Ortiz, autocalificando su estilo un “retoño del barroco español”, fue responsable del Almacén Barceló de la Avenida Puente Ozama y del Edificio de Antonio Roselló frente al Parque Colón, hoy Hotel Conde de Peñalba (Palacio de la Esquizofrenia). En Jarabacoa ambos levantaron residencias veraniegas que combinaron “estructuras de mampostería, ladrillo, paramentos de piedra de río, madera oscura y formas modernas”.

HOTEL CONDE DE PEÑALVA

HOTEL CONDE DE PAÑALVA