TEATRO DE AGUA Y LUZ

SHOW CUBANO

De la penosa historia de este maravilloso exponente de la arquitectura, combinado con el uso de agua y de luz ya se ha dicho lo suficiente como para no continuar patinando en las nubes. No obstante, incluiré la breve mención que del mismo encontré en Internet.

“El teatro Agua y Luz Angelita, mejor conocido como el Agua y Luz, fue un teatro construido en 1955 en Santo Domingo, República Dominicana, (llamada en ese entonces Ciudad Trujillo) en plena inauguración de la Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre (hoy Centro de los Héroes) en donde se construyeron una serie de edificios.
La idea surgió en Barcelona cuando el dictador dominicano realizó un viaje para visitar a Francisco Franco y vio unas fuentes que lo dejaron sorprendido. Decidió que Santo Domingo debía tener una igual, por lo que contactó al arquitecto Carles Buigas, responsable del diseño y la dirección de la fuente.
Los 355 chorros de agua bailaban al ritmo de valses, mientras cuatro mil bombillas de diversos colores le daban tono y vivacidad a los movimientos.”

En días pasados recibí un PPS conteniendo esta maravilla del arte español. Al volver a ver tanta belleza de la Fuente Mágica de Montjuic, en Barcelona, no pude menos que reflexionar sobre la otra gran obra del mismo arquitecto luminotécnico español.

imagesCAEY7IAB (Medium) FuenteMontjuic1[1]

En el entendido que las comparaciones son odiosas, especialmente cuando se trata de obras diseñadas por la mismo arquitecto, aunque en diferentes tiempo, lugar, y ambiente, me he visto impulsado a recordar la Fuente del Teatro de Agua y Luz con pesar. La deslumbrante obra de la ciudad de Barcelona, construida antes que la de Santo Domingo, se conserva como el primer día. Emplazada en un área espectacular, teniendo de fondo al Museo de Arte, no le permite competir con ninguna otra.

No obstante, la fuente que fuera encerrada en una edificación circular, ubicada en lo que fuera la Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre, tuvo múltiples encantos. Habiendo sido construida en una ciudad de medianas dimensiones, en un excelente recinto, donde no se podía contar con técnicos capacitados para su mantenimiento, que depende de la expresa voluntad del gobierno de turno, que en su mayoría no ha tenido ni idea de lo que se trata, o no les ha interesado hacer algo por salvarla, ha tenida en contra una beligerante oposición, por aquello de estar considerada una de las principales obras de la dictadura de Rafael L. Trujillo.

TEATRO AGUA LUZ VISTA AEREA (Medium) 10649609_753384924696880_8396105410575867108_n[1]

3860396744_7d42e99a11_b[1]

Transcurridos ochenta y seis años de erigida (inaugurada el 29 de mayo de 1929), la Fuente Mágica de Montjuic ha sido conservada como el primer día, convirtiéndose en una de las principales atracciones de la Ciudad Condal. En cambio, la Fuente de Agua y Luz, inaugurada el 20 de diciembre de 1955, 26 años después, no tengo palabras con que describir el estado de abandono y destrucción en que se encuentra desde la misma caída de la dictadura (1961).

En visita que realicé hace algunos días, fui objeto de un fuerte choque emocional, no solo por el abandono total de las estructuras, que hasta ha dado paso el crecimiento de una especie de bosque en la casi totalidad del recinto interior, sino por un insoportable mal olor, al igual que el uso que se le ha venido dando, de cuanto es posible imaginar, que me obligó a desistir de mi inquietud en poder realizar una visita mayor. Choque emocional que me trajo a la mente el show del Lido de París, traído directamente desde la capital francesa, que tuve la dicha de presenciar, y guardar en mi memoria para siempre.

Espectáculo-en-el-Teatro-Agua-y-Luz-ANGELITA-en-Santo-Domingo-Ciudad-Trujillo-años-50[1] (Medium)

aguayluz[1] (Medium)

DEL CIELO AL INFIERNO

TEATRO AGUA Y LUZ (1) 100_3922 (2)

f86a0b1fccdaf8d8197f0b700d10eb94_large[1]

AGUA LUZ TEATRO AGUA Y LUZ (5)

TEATRO AGUA Y LUZ (6) TEATRO AGUA Y LUZ (7)

agua 4[1]

Aunque ya los dominicanos estamos acostumbrados a sufrir choques similares, cuando no peores, no puedo dejar de preguntar, ¿Qué es lo que nos pasa? ¿Por qué actuamos de esa manera? Particularmente, existiendo planes de transformar la ciudad capital de la República en un importante polo de atracción turística.

De haber sido por el desprecio engendrado en la ciudadanía dominicana por actitudes políticas abominables, cuantas obras hubieran desaparecido de la faz de la Tierra. El Valle de los Caídos, en España, las obras emblemáticas de la Alemania de Hitler, de la Italia de Mussolini, y qué no decir de de la Francia de los Luises, la Rusia de los Zares, etc. etc.

valle-de-los-caidos-b440f52b-8b05-4a8c-862c-5e48917576e7[1] imagesCAPMZGIU

reichstag-berlin-1[1] Reichstag-1945[1]

Reichstagsgebäude (Berlin) kurz vor herbstlichem Sonnenuntergang

El Reichstag en Berlin antes de la II Guerra Mundial, durante la guera, y después.

Arqfascista[1] Palazzo_della_Civilta_Italiana_12[1]

1024px-Versailles_Tapis_vert_(1)[1]800px-Chateau_Versailles_Galerie_des_Glaces[1]

Pero, por suerte, los ciudadanos de esos países, actuando con su acostumbrada sensatez, y exentos de esos engendrados desprecios, producto de odios y rencores ya trasnochados, no lo han permitido. Y ahí se encuentran esos monumentos europeos, contribuyendo a crear riqueza, y aumentar el prestigio de esas naciones. Algo que nos hace mucha falta a los dominicanos.

LA CASA DE DUARTE

Juan Pablo Duarte y Díez (Santo Domingo, República Dominicana; 26 de enero de 1813 – Caracas, Venezuela; 15 de julio de 1876), político y activista liberal dominicano. Está considerado, junto a Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez, como uno de los Padres Fundadores de la República Dominicana. Ideó y presidió la sociedad secreta La Trinitaria, creada para luchar contra la invasión haitiana y por la independencia de su nación.

El Museo Casa de Duarte, representa el hogar en el que vivió el prócer de la patria Juan Pablo Duarte, y en honor a él, fue convertida en Museo de Historia de la Vida del Prócer. La Casa se encuentra en la calle Isabel La Católica 308 de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, capital de la República Dominicana. Fue construida durante la década de los años de 1760, y contaba con sala de recibo, comedor, 4 dormitorios, y otras dependencias.

imagesCA9LZD92 (Medium)

Recuerdo la casa cuando todavía no se sabía que la Jabonería Colibrí, propiedad del industrial dominicano Manuel de Jesús Barruos (Don Chuchú) ocupaba la casa que perteneció a la familia Duarte. Acudía a la misma cuando joven acompañado de Marino Barruos Miniño, uno de sus hijos. Jamás pude imaginarme, entonces, que en dicho solar, lo que quedaba de la casa, había sido la morada de Juan Pablo Duarte y Diez, Padre de la Patria de la República Dominicana.

De la misma solo se conservaban las dos crujías frontales, ya que las demás partes habían sido demolidas para construir un galpón en el que fue instalada la industria jabonera. Quedando de estos espacios, después de la demolición del galpón, los arranques de los muros del martillo, donde debieron encontrarse las habitaciones que componían el hogar, que junto a las dos crujías que se mantuvieron conformaban la edificación de mediados del siglo XVIII. Por las razones que fueran, el proyecto de reconstrucción dirigido por los arquitectos Víctor Bisonó Pichardo y Edgardo Vega, no contempló una restauración propiamente dicha de lo existente, ni la reconstrucción de las áreas demolidas, cuyos remanentes, consistentes en estructuras de tapia, todavía se encuentran a nivel del terreno. Aunque cubiertas recientemente con madera. Lo que evita que se puedan ver, como se veían no hace mucho tiempo.

scan0355 scan0354

100_3914 100_3917

Las obras de reconstrucción y adecuación para instalar el Museo Duartiano fueron ejecutadas en el año 1962. Época en que no se cumplían las normas que fueran redactadas en la Carta de Venecia (1964). De ahí, que es posible observar las cornisas de los muros correspondientes a las dos fachadas, para las que se utilizó concreto en vez de ladrillo. En la pared que da al patio, se modificó, innecesariamente, el estilo original del dintel de la puerta.

SALA CASA DE DUARTE (Medium).

image_thumb2[1]

scan0353

100_3916

En la primera foto (blanco y negro) puede observarse el arco de ladrillo rebajado del vano (puerta) que da al patio,  presentaba el arrabá que lo bordea, mientras en la segunda (color) el mismo vano con dintel plano (moderno), y eliminado el arrabá.

En vista de que he considerado la posibilidad de revertir algunos elementos por los que se usaron originalmente, idea que tuve la oportunidad de comunicárselas al presidente de la institución, hace algún tiempo, el momento no podía ser más propicio, dado el estado en que se encuentra actualmente todo el conjunto histórico. Consistentes estas en levantar los muros que fueron demolidos, tanto los exteriores como los interiores, techar utilizando el sistema que se usó en su época, y amueblar sus espacios, recreando los dormitorios, y las demás dependencias que debió haber contenido como hogar, propiedad de una familia acomodada de su época.

Además de lo antes señalado, he pensado, igualmente, en la necesidad de estudiar, e intervenir la fachada, y los interiores de la estructura existente, cambiando, por ejemplo, las losas de travertino colocadas en los pisos, por otro material más acorde a la usanza del siglo XVIII en l
Para completar lo poco prudente al que han llevado el interior, los pisos de travertino fueron recubiertos con un material sintético, que causa disgusto y horror al más ignorante de los mortales.

De cumplirse esta sugerencia, la estructura ocupada por la Casa de Duarte se ennoblecería, y haría mucho más aceptable la idea que se ha querido transmitir, similar a lo que se ha logrado en otros países del mundo que han querido honrar la memoria del lugar en que vivieron sus héroes nacionales.

Habitación_de_Simón_Bolívar_en_la_Quinta_de_Bolívar._Bogotá.[1] COCINA CASA DE BOLIVAR

Las gráficas corresponden a la Casa Museo del prócer suramericano Simón Bolívar que se encuentra en la ciudad de Bogotá, Colombia.

A PROPÓSITO DEL FACHADISMO

A mediados del 1970, apenas pocos años después de haber sido creada la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC), el presidente Balaguer se sintió presionado por un grupo de arquitectos, y un señor que le merecía gran respeto, y sin pensarlo dos veces decidió violentar la legislación que él mismo había promulgado, y cuyo reglamento había sido redactado con sumo cuidado, con el propósito de evitar situaciones como la que referiré a continuación.

A principios de ese mismo año, el gobierno creó una comisión, integrada mayoritariamente por arquitectos, y que presidió ese señor, con el propósito de ejecutar algunas acciones tendentes a mejorar la imagen que presentaba la ciudad capital, que había quedado muy deteriorada con posterioridad a la Revolución de Abril de 1965.

Aunque la misión de la Comisión Temporal de Ornato Cívico, como fue llamada, no contemplaba inmiscuirse en el sector que había sido declarado Ciudad Colonial, cuya responsabilidad recaía en la OPC, el mismo grupo de arquitectos logró convencer al presidente de la Comisión para que se incluyeran algunos proyectos del centro histórico santodominguense. En vista de ello, por insinuación del presidente Balaguer tuve que ser incluido yo, como Director de la OPC, conjuntamente con dos de los arquitectos que laboraban en la misma, para participar en el proyecto en calidad de contratistas. Lo que es decir, funcionarios gubernamentales fungiendo, a su vez, como contratistas.

Entre las obras a realizar en la Ciudad Colonial se incluyeron la remodelación de sus plazas principales, el tramo de la calle Arz. Nouel comprendido entre las calles Arz. Meriño e Isabel La Católica, que fuera llamada Plazoleta de los Curas, la demolición del anexo de principios del siglo XX al ábside de la Catedral Primada, y la intervención en varias fachadas de casas coloniales, que se encontraban en pésimas condiciones.

Como director de la agencia rectora, no estuve de acuerdo con la idea de intervenir las fachadas, ya que las mismas forman parte de un todo, y tratar de devolverles su fisonomía original no era posible, sin que el total del inmueble fuera, igualmente, intervenido. Se podía caer en improvisaciones fraudulentas, diferentes a como lucían originalmente.

La determinación de que se llevaran a cabo fue aprobada por la mayoría, lo que hizo posible que la misma fuera incluida en los presupuestos que le fueran sometidos a la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID), financiadora del proyecto. Para dar un ejemplo de lo que estoy tratando de explicar, presentaré un caso, que por la importancia que revestía, y la posibilidad de que dicha edificación fuera incluida en un proyecto que teníamos en estudio para ser presentado a la consideración del Presidente Balaguer, nos opusimos tajantemente. Lo que fue para mí y mis compañeros de la OPC otra derrota.

Se trataba de la casa No. 15 de la calle Las Damas, que perteneció a Francisco Dávila, y la que conjuntamente con la Capilla de los Remedios, situada a su lado, y el Fuerte Invencible, ubicado detrás, constituyó el Mayorazgo de Dávila*. Y, por supuesto, una de las edificaciones más importantes de la Ciudad Colonial de Santo Domingo.

El asunto fue, que se iniciaron los trabajos, desprendiéndole toda la careta con que había sido camuflada la fachada de la edificación, cuando fuera brutalmente intervenida durante la década de los años veinte del siglo XX. Como los vanos que fueron abiertos en aquella época no coincidían con los originales, los interventores decidieron mantener algunos abiertos, y cerrar otros. Lo que provocó que los mismos no fueran vueltos a ser como debieron haber sido, sino como mejor les pereció a los responsables de los trabajos. De ahí que algunos de los vanos de la planta alta fueron mantenidos como ventanas, mientras otros fueron convertidos en puertas, a las que se les añadieron barandas, tipo balcón, jamás empleados en la época en que fue construida. Lo que debieron saber los responsables de la intervención.

scan0352

Calle La Damas, después del Siclón de San Zenón. A la izquierda,

en primer plano, la Casa de Dávila, ya camuflada.

SMD002  SMD003 SMD004

DSC07559-CasaFcoDávila-HotelSofitel

De izquierda a derecha la casa de Dávila como se encontraba. Le sigue la que muestra su estado durante la investigación de la fachada. Luego aparece la fachada restaurada por los responsables del trabajo de entonces. Y finalmente, abajo,  tal como quedo después de una correcta intervención.
Nótese la diferencia entre las dos últimas, debido a una intervención con fines fachadística la primera, y a la que se logró finalmente cuando fue restaurada para la instalación del Hostal Nicolás de Ovando.
¿Se dan cuenta de lo que sucede cuando las cosas no se hacen como se debe?

En la planta baja fue encontrado, bastante desfigurado, un escudo nobiliario esculpido en piedra, que se supuso fuera de los Dávila. Para completar una de las primeras muestras de “fachadismo” dominicano, al escudo le fueron completados con perrilla algunos de los componentes que habían sido desfigurados por los haitianos.

100_3895  100_3894

Del escudo de Dávila solo se encontró una silueta, de la que se distinguían algunos de sus elementos, que permitieron a los encargados de la restauración de la fachada completarlos, haciendo que se viera como debió haber sido, originalmente. Tanto en la fotografía como en la realidad pueden comprobarse, sin dificultad, tales agregados.

Años después de pasada esta etapa improvisadora, sucedió lo que esperábamos. El proyecto de hostal sometido a la consideración del Presidente fue aprobado, e iniciada las obras del conjunto de edificaciones compuesto por esta, la vecina del lado norte, y las casas de Nicolás de Ovando, del lado sur. Teniendo que volver a ser restaurada la fachada de la casa de Dávila según lo permitieron los elementos encontrados en una investigación más profunda.

La experiencia vivida ha permitido que tengamos que oponernos al fachadismo que se ha vuelto a implementar. Pero, como en nuestro país ha de imponerse la voluntad del que ostenta el poder, aunque quien lo ostente no tenga la menor idea de lo que se trate, pero convencido por lo que planificaron los ejecutantes, en este caso con la autorización del Ministerio de Turismo, es ya un hecho cumplido.
*Francisco Dávila nació en Santo Domingo de Silos (Burgos), en el año 1488. Casó con Beatriz del Arroyo. Fueron sus hijos: Pedro, Aldonza, y Francisca Dávila. Arribó en la isla de Santo Domingo en el año 1509. Contaba con unos 22 años de edad. El 20 de octubre de 1520 fundó Hato Mayor del Rey, como una porción de tierra que se dedicaba a la ganadería y la agricultura. Los primeros pobladores de Hato Mayor fueron negros esclavos traídos del continente africano por Dávila.
Llegó a tener los cargos de Oidor de la Real Audiencia de Santo Domingo en 1538, Tesorero Real en 1547 por varios años, y por ende el poseedor de una de las tres llaves necesarias para abrir la Caja Real; las dos restantes estaban en manos del Gobernador y del Factor de la Isla. Fue además Regidor Perpetuo y Capitán de la muy noble y leal ciudad de Santo Domingo, de la isla Española, de las Indias del Mar Océano. Dávila construyó su residencia en la calle Las Damas, frente al Convento de los Jesuitas, lo que hoy en día es el Panteón Nacional, la que correspondió a una de las mejores edificaciones de la época y a la que hizo edificar contiguo a ella a fines del siglo XVI su capilla particular, conocida como de los Dávila o de los Remedios. Por el Norte de las tierras de Hato Mayor del Rey, en los terrenos de El Valle de Hicagua, en Sabana de la Mar, Francisco proyectaba instalar un ingenio de azúcar, pero esto no se llevó a concretar.
Instituyó el Mayorazgo de Dávila el 14 de diciembre del año 1541, fundando el Mayorazgo de Dávila en la ciudad de Santo Domingo el día 23 de agosto del año 1554, con la facultad real en derecho necesaria, a favor de su sobrino Gaspar Dávila, ya que este por no haber contraído matrimonio, decidió testar el Mayorazgo a favor de Gaspar Dávila, desheredando así a sus hijos naturales, ante el escribano de su majestad Diego de Herrera.
Manda que el diez por ciento del oro de Cotuí sea para su iglesia de la infancia dedicada al culto de Nuestra Señora de las Viñas, cerca de la villa de Aranda de Duero, España. Exige que su cuerpo descanse en la Capilla de los Remedios o Dávila, definiendo los ceremoniales, los componentes y los invitados a su funeral. Destina contribuciones a iglesias y a conventos de la ciudad colonial; entre otros tantos deseos. El 6 de octubre de 1554 fue modificado el Testamento que don Francisco efectuara, lo que a decir de algunos parientes sucedió en estado de locura. Murió en la ciudad de Santo Domingo el 22 de diciembre de 1554, siendo sepultado en Capilla de los Remedios.

ZAPATOS, SOMBREROS, O TOCADOS, Y VESTIDOS, NUEVOS…

No le servirían de mucho a una persona si el cuerpo al que han querido embellecer está corrompido interiormente, y necesitando a gritos una intervención quirúrgica de primera magnitud. Para mí eso es lo que le estará sucediendo a nuestra Ciudad Colonial, cuyos trabajos de actualización parcial vienen siendo realizados desde hace más de un año.

100_3381 100_3739

100_3910

Calles y aceras renovadas con un adecuado pavimento, que hubiera sido la envidia de Nicolás de Ovando. Diseñadas siguiendo patrones a la nueva usanza, como se ha hacho en algunos centros históricos de Europa, o no tan históricos como los del micro centro de la ciudad de Buenos Aires. Pero en el que entre otros inconvenientes no será posible estacionar ni una bicicleta. Resulta, que esos centros históricos europeos, y el de la capital argentina, cuentan con suficientes estacionamientos públicos de manera equidistantes, con los cuales se evita el caos que ocasionarían las modificaciones. En la Ciudad Colonial de Santo Domingo apenas existen dos estacionamientos, pero por la distancia en que se encuentran de la mayoría de los usuarios, o visitantes, no convencen a nadie más que a los vecinos cercanos.

CALLE DE BS. AS. (1) CALLE DE BS. AS. (2)

14382009597_993477556e_b[1] BARES EN BS. AS. Buenos Aires

CALLE ALCALA DE HENARES CALLE DE OPORTO (2)Alcalá, y Oporto

La eliminación de las horripilantes redes alámbricas, que se comenzaron a instalar a raíz de la llegada de la modernidad, convertirán las vías del centro histórico más antiguo de América en un verdadero encanto.

Un tercer elemento de los trabajos de acondicionamiento es el que corresponde al tan reprochable “fachadismo” que, sin consultar a nadie, se ha acometido en varias propiedades particulares, tratando de aplicar la metáfora empleada por Jesús, según el Evangelio de San Mateo, cuando llama “sepulcros blanqueados” a los fariseos. Entre otros motivos cuando se refería al ocultamiento de la corrupción. En nuestro caso, de víctimas de la indolencia oficial.

Como ejemplo de lo que procede hacer para evitar el fachadismo me permito citar las casas Nos. 15 de la calle Padre Billini, y 263 de la calle Arzobispo Meriño, que hube de restaurar para ocuparlas como vivienda familiar, lo que evitó lo que hubieran hecho con las mismas de haber permanecido como estaban cuando las adquirí.

scan0349 scan0348Padre Billini No.15

scan0321 MERIÑO 263 CASA DE ALONSO DE OJEDA (Medium) Meriño 263

100_3898 100_3899 100_3900

100_3908 100_3909 100_3911

100_3907

Ya, en vías de conclusión de los trabajos antes señalados, una parte de la Ciudad Colonial estará en condiciones de mostrar una parte de su infraestructura vial rescatada y revalorizada. Al igual que despojada del alambrado que la cruzaba de un extremo a otro. Lo que a mi entender contribuirá, por otro lado, a enfatizar lo desastroso en que se encuentran los interiores de los “sepulcros”.

Es incomprensible, que el gobierno haya tenido que endeudarse en más de mil cuatrocientos millones de pesos para ser empleados, exclusivamente, en el mejoramiento de las vías, en la eliminación del cableado aéreo, y en blanquear unas cuantas edificaciones particulares en ruina, dejando igual al más grave de los problemas, la proliferación de centenares de familias que viven en condiciones infrahumanas, y de peligro, al igual que una cantidad de talleres, de impresoras, y de otros tipos, ocupando una cantidad de edificaciones coloniales, la mayoría de las cuales se encuentran en vías de desplome.

DSC00008-2 DSC00020-1

DSC00023-1 DSC00031-2

DSC00044-2 DSC00041-2

Pero, como si lo dicho antes fuera el único problema que padeciera el casco histórico donde todo comenzó en el Nuevo Mundo, ya eliminados dos de los más acuciantes, convendría saber que tienen en mente hacer los “expertos” en conservación con el eje principal del mismo, la peatonal calle El Conde, después de haber sido abandonada por sus principales ocupantes, y permaneciendo en avanzado estado ruinoso los mejores exponente arquitectónicos de principios del siglo XX, tales como los Edificios Baquero, Diez, y Cerame, entre otros, a los que hay que agregar los que fueron erigidos durante la Era de Trujillo, entre los que se destaca el Edifico Copello.

EDIFICIO BAQUERO

100_3902 100_3904

EDIFICIO DIEZ

100_3905 100_3906

EDIFICIO CERAME EDIFICIO CERAME DETALLE (Small)

EDIFICIO calle el conde EDIFICIO COPELLO

Lo de la carencia de estacionamientos, usos indebidos de espacios públicos, ventas ambulantes sin control alguno, y descuido de las autoridades en mantener el orden y el civismo, al igual que el aumento de la inseguridad, y el mal ejemplo de algunos de sus residentes, y habituales visitantes, son temas, que no obstante haber sido tratados eficientemente, en el año 1996, por un grupo de ciudadanos sin compromiso político, constituidos en el COMITÉ GESTOR PRO TURISMO CULTURAL Y DE OCIO, que dejó como herencia un documento sustancioso, se vio compelido a desistir de su empeño por falta de interés y apoyo gubernamental.

Ciudad Colonial

DSC02830

Acto inaugural celebrado en APEC.

DSC02884 DSC02882

DSC02881 DSC02886

Es sabido que una antigua empresa familiar, propietaria de una cantidad apreciable de edificaciones coloniales, está prestando un loable interés en rescatar algunas de estas, y que varios inversores extranjeros han emprendido trabajos de restauración, en su totalidad para instalar pequeños hoteles, apartoteles, bares, restaurantes, y afines, a las exigencias del turismo que se está esperando. Pero, ¿es que la Ciudad de Ovando habrá de convertirse en una especie de parque temático para el único disfrute de los turistas, y de uno que otro lugareño amante de sus reliquias históricas? Atractivo sector en el que no habrán de participar ciudadanos de diversos estatus sociales y económicos, como los que dieron animación y vida a la ciudad, durante siglos, y la mayoría de oficinas particulares y gubernamentales, colegios, tiendas, y librerías, pulperías dulcerías, y todo tipo de comercio a fin a las necesidades del público en general.

De ser así lo que se está esperando, cumplo con advertir a los responsables de llevar a cabo tales proyectos, que se han propuesto copiar lo que se ha hecho mal en otros centros históricos vecinos. Ninguno de los cuales se ha llegado a parcializar, como lo están queriendo hacer los dominicanos. Lugares, en los que la historia, las tradiciones, y las costumbres de un pueblo, habrán de ser sustituidos por recreación y acomodación de visitantes trashumantes, como dijera en una ocasión un eminente ciudadano capitaleño.

El tiempo, inexorable como siempre, que lo destruye todo, bueno o malo, habrá de decirnos quien tuvo la razón. Esperemos.

LA CORRUPCIÓN

EL TRAGO MÁS AMARGO.

Si abrimos periódicos, de la modalidad que sean; prendemos el televisor, o la radio; si nos reunimos con familiares o amigos, o nos comunicamos por teléfono, o Internet, con alguien; el primer tema que habrá de suscitarse, es el relacionado con la corrupción. Y como dominicanos, el que más sobresale es el relacionado con la corrupción de nuestro país. Lamentablemente, de ahí no pasamos. Si le diéramos el seguimiento que merece, podríamos llegar hasta donde quisiéramos.

A muy pocos dominicanos les importa lo que ha estado aconteciendo en otras partes del mundo. Apenas si llegan a enterarse ligeramente. Después de todo, el mal es endémico en todos los países civilizados. Y ya, hasta en los bárbaros, que todavía existen, han sido inoculados con el fatal virus. La situación ha llegado a tales extremos, que el Papa Francisco, que Dios ha enviado a rescatar su Iglesia, se ha referido a la corrupción como algo pecaminoso, e insoportable.

En el Viejo Continente, donde la civilización y el bienestar colectivo ha alcanzado lugares nunca antes logrado, donde la mayoría de las naciones han llegado a ponerse de acuerdo hasta en congregarse en una Unión, nunca antes lograda, y tratar de convivir en condiciones más o menos igualitarias, sin necesidad de caer en el desastroso sistema comunista, aunque sí de manera socialista, se han estado ventilando casos de corrupción que deberían avergonzar sus conciudadanos.

España, la más vinculada a los dominicanos de las naciones europeas, y una de las más complicadas en términos organizacionales, en la que de una antigua monarquía se pasó a una cuestionable república, y después de dar tumbos, y ser víctima de una larga dictadura, vuelve a convertirse en algo similar la que fue, aunque con diferente conceptualización, está siendo víctima, en los momentos actuales, de una corrupción sin precedentes, de características inimaginables. Que ha suscitado la más grande perturbación en su población, y una abrupta decisión de su estamento judicial de ponerle coto, cueste lo que cueste, y caiga quien caiga.

Hemos visto como figuras de la política, la alta sociedad, la cultura, y el deporte, han sido llevados al banquillo, y a la cárcel, sin que nada ni nadie haya intentado imponer su poder para frenar. Donde la impunidad, el borrón y cuenta nueva han sido enterrados, y donde una hija, primero, y hermana, después, del Rey de España, ha padecido los mismos tratos que una famosa cupletista, no obstante haberle dado a su patria todo el embrujo de su talento.

Jordi Pujol, un cuasi padre de la patria catalana, su señora esposa, y varios de sus hijos, están pasando las de Caín en su patria chica por el hecho de haber convertido el patrimonio catalán en suyo. Creándole serios problemas al disparate separatista de su sucesor, precisamente en momentos determinantes para la decisión de su gente.

En la Italia de siempre, en la que el desorden político e institucional se ha enseñoreado, indefinidamente, se vio algo que nadie hubiera podido creer. Uno de sus principales líderes, el multifacético y multimillonario Cavalieri, ha tenido que pagar sus fechorías con penas públicas. A quien hemos visto fotografiado barriendo las calles de Roma.

Otros países, en otros continentes, han sido víctimas de similares fechorías a las de España e Italia. Ahí tenemos los casos de China y Corea del Norte en Asia, en África, y en países como Argentina y Venezuela, por solo mencionar dos de los más sobresalientes, en nuestra América continental. En lo que se refiere a la Patria de Bolívar, prefiero no comentar nada. Es un caso eminentemente sui generis, donde se han roto todos los parámetros de lo que es una nación. Argentina, que he venido conociendo a fondo durante los últimos 25 años, nación de naciones, símbolo digno de ser imitado, como paradigma de educación y cultura, pero desgraciada en cuanto a política se refiere, ha venido padeciendo de una rampante corrupción, difícilmente igualada en el Nuevo Mundo. Donde algunos de los medios escritos y televisivos han dicho de todo, y de todos, y no ha pasado nada. Donde la impunidad se graduó con notas Suma Cum Laude, y el borrón y cuenta nueva se ha pretendido implantar sin éxito, todavía. Y donde nadie sabe en qué parará todo aquello.

De mi país, República Dominicana, es donde más tela tengo para cortar. Desde sus inicios como república libre y democrática, la patria de Duarte, Sánchez y Mella, ha sido usufructuada como un negocio privado. Los sucesivos gobernantes, con rarísimas excepciones, se “embolsillaron” cuanto pudieron, hasta dejar sus arcas vacías, y sus necesidades resueltas a base de empréstitos, llegando a niveles tales, que provocaron una intervención extranjera.

Ya liberada de la odiosa ocupación, y cobrada una buena parte de la deuda con los ingresos aduanales, cuyas instalaciones fueron, igualmente, ocupadas por los extranjeros, gobernó la nueva patria un militar, de manos firmes que, además de saldar la deuda, fue capaz de que se generara una riqueza de tal magnitud, que permitió que su responsable, el Generalísimo Trujillo se enriqueciera como ninguno de sus antecesores.

Concluida la Era, llegaron al Palacio Nacional, en calidad de presidentes, una variopinta gama de ejemplares, la mayoría de los cuales por la vía constitucional, que volvieron a repetir, unos más que otros, aunque jamás como antes, la desgraciada corrupción.

Y así transcurrieron unos cuantos años, hasta llegar a la más alta jefatura del estado, un representante aventajado de una agrupación política, que suponía ser la más avanzada en términos institucionales, y morales, proveniente del liderazgo de un hombre de condiciones intachables, pero, la que se inició sacando las garras tan aceleradamente, que sorprendió hasta el más cauto de los dominicanos. Tratando de enamorar al pueblo con obras de relumbrón, aunque no necesariamente imprescindibles, que por su magnitud en términos económicos dieron pie a que se empezaran a crear nuevos millonarios, entre los que se encuentra el propio presidente del partido.

Convertido en un líder indiscutible, no solo para los miembros de su partido, el PLD, sino para una gran parte de la ciudadanía, Leonel Fernández Reyna volvió al poder, y con él su misma gente. Y fue entonces cuando se reinició una verdadera danza millonaria, de la que una mayoría de sus compañeros de partido se hicieron poderosamente ricos de la noche a la mañana.

Si en la madre patria, y en Italia, y otros países, fue implantada la justicia como nunca antes, se abolió la impunidad, y se empezó a hacer “lo que nunca se había hecho”, en Argentina, Venezuela y, por supuesto en República Dominicana, un velo de misterio pende sobre las patrias de San Martín, Bolívar, y Duarte, como si nada estuviera pasando. Velo de misterio que si los responsables de dirigir los gobiernos correspondientes dieran una explicación convincente, sabría Dios lo que pasaría, pero al menos se saldría de esos velos.

En el país del fin del mundo, la situación se presenta calva. La re reelección impide la continuación de los que están, pudiendo proporcionárseles la implantación de medidas como las implantadas en Europa. En el del pajarito, y en el que cantan en sabroso merengue, todo está por verse, todavía.

http://acento.com.do/2015/actualidad/8212214-como-se-castiga-la-corrupcion-fuera-de-republica-dominicana/
© 2015 Microsoft
Términos
Privacidad y cookies
Desarrolladores
Español

PARQUE DUERTE EN LA CIUDAD COLONIAL DE SANTO DOMINGO

Tenía un tiempo que no entraba a la Ciudad Colonial por la ruta que acostumbraba, que va por toda la calle Padre Billini hasta llegar a la calle Las Damas. El pasado día 7 del corriente mes de enero se me ocurrió hacerlo, y cual no sería mi sorpresa al ver las condiciones en que se encuentra la placita dedicada al Padre de la Patria, en la que se encuentra instalado, desde finales del siglo XIX, el monumento que fuera erigido en su honor.

PARQUE DUARTE

100_3896

Pero la parte estética no es solamente lo que llama la atención, particularmente de los que hemos venido frecuentándola desde nuestra niñez, que hacen unos cuantos años. Lo más grave consiste en el uso que se le ha venido dando desde hace algún tiempo, entre los cuales debe resaltarse el hecho de usar dicho sagrado espacio público para convertirlo en un lugar de “cherchas” juvenilea, hasta llegar al colmo a ser usada para celebrar bodas gays.

imagesCACOLI2T 0001609741[1]

LA VEGA VIEJA

Ayer, día 7 de enero de 2015, leyendo el Diario Libre, me topé con un artículo del Lic. Edwin Espinal Hernández, sobre la Vega Vieja, primera de las dos fundaciones de Concepción de La Vega*, y navegando en Internet encontré la noticia, de la que transcribo parte de la misma.

*“Lo primero que mandó a construir el almirante en 1494 fue el Fuerte de Concepción, la edificación hecha de ladrillos se concluyó ocho años más tarde. El fuerte estaba ubicado en un lugar estratégico y ofrecía una vista panorámica de la zona.
Se componía de dos plantas físicas. Además de su uso militar, servía también de casa de administración. La casa de guardia estaba arriba. Abajo la casa de administración.
Alrededor de esta fortaleza se levantó entonces una villa llamada también La Concepción y que más tarde se conoció como La Vega
En el lugar se levantó también una iglesia y unas 48 casas de cantería, en base a piedras, ladrillos y argamasa. Además se construyeron alrededor de 300 casas menores, de madera y cana.
En La Vega se instaló el primer trapiche, la primera casa de alfarería, una de las primeras catedrales, la primera casa de fundición de metal y la primera casa de acuñar monedas en toda América.
La ciudad alcanzó su clímax de prosperidad en 1516. Entre los años 1521 y 1525 se registró una mortandad que acabó con gran parte de los indios. A partir de1543 se inició una decadencia progresiva de la ciudad”

LA VEGA VIEJA (Medium)

Como podrán ver, el Ministerio de Turismo ha resuelto inmiscuirse en algo del que solo le compete su promoción, y contribuir con lo que se haga, bajo la dirección de la agencia oficial, para hacer realidad lo que propone.

Ya hemos visto actuar dicho Ministerio, y de qué manera, en nuestra Ciudad Colonial. Ahora, con el respaldo político con que cuenta la cabeza del mismo, ha continuado entusiasmándose, y le piensan entrar a las ruinas que he llamado la Pompeya de América. Y no se trata de que dicho ministerio se mantenga alejado del patrimonio cultural. Por el contrario he dicho y escrito, que Patrimonio y Turismo debe ser un binomio de desarrollo. Cada cual en lo suyo.

En los párrafos que me he permitido transcribir se hace mención de la creación de un comité gestor, en el cual no se menciona la entidad rectora del patrimonio cultural de la Nación. A lo que yo me pregunto, ¿y qué es lo que está pasando aquí?

Hace unos cuantos años una institución norteamericana emprendió unos trabajos de excavación en las ruinas de La Vega Vieja, sin que los mismos estuvieran respaldados por la entonces OPC. Recuero, que en aquel entonces escribí unos artículos relacionando tales actuaciones con lo que procede hacerse en casos como estos, en cualquier parte del mundo. Los trabajos fueron detenidos, sin que supiéramos por qué, ni a donde fueron a parar las reliquias arqueológicas encontradas, que yo sepa, ni informe alguno.

Aunque lo difundido por SECTUR, actualmente “MITUR”, no hemos visto continuación alguna, es de preguntarse, si es que han hecho algo sin que se quiera que se sepa, o qué.

Deseo dejar constancia, que a mí no me interesa nada que no sea la preservación de las históricas ruinas como están, hasta tanto se proceda a hacer lo que mandan las reglas internacionales en conservación de monumentos y sitios, o lo que una agencia oficial, como es el caso de la hoy ONPM, detente la responsabilidad, con conocimientos de causa, de todo lo que la autoridad política ordene en este caso.

El respeto al derecho “de todos” es la Paz.

“Sectur anuncia que convertirá La Vega en destino de turismo histórico-cultural
Fecha de Actualización: 30 de Octubre del 2009.
La Secretaría de Estado de Turismo (Sectur) anunció que convertirá la ciudad de La Vega en un destino turístico histórico y cultural, con la ejecución del “Plan de Acción La Vega 2010”, que rescatará los principales atractivos de la antigua ciudad fundada por los colonizadores españoles.
El proyecto lo dio a conocer el secretario de Turismo, Francisco Javier García, en una reunión con las principales autoridades de la provincia, miembros de la Dirección de Planificación y Proyectos (DPP), de la Sectur, representantes de la iglesia y la sociedad civil, informa la Dirección de Prensa y Comunicaciones de la Sectur.
García Fernández explicó que el plan turístico para La Vega abarcará la construcción del Museo Catedral, la restauración del Museo de Medicina, construcción de un centro de investigación e información turística, el rescate de los restos de La Vega Vieja y la conformación de La Ruta de la Fe.
El funcionario dijo que “aunque La Vega carece de playas, puede explotar las cualidades que posee, de alto contenido histórico-cultural, además de la interesante oferta ecoturística que ofrece en los municipios de Constanza y Jarabacoa”.
“En esta provincia contamos con extraordinarios atractivos turísticos como son La Vega Vieja, con más de 500 años de historia, pero además, de eso La Vega tiene el 27 % de su territorio como área protegida, que abarca el Pico Duarte, el más alto de la región del Caribe, y un sin número de atractivos en los municipios de Constanza y Jarabacoa, que la convierte en el mejor complemento que tiene el destino República Dominicana para ofrecer a los más de cuatro millones de turistas que nos visita cada año”, continuó.
Dijo que para darle seguimiento a todos los trabajos se creará un organismo gestor integrado por la Iglesia Católica, la sociedad civil, el gobierno local y la Secretaría de Turismo, a fin de facilitar los procesos, al tiempo que invitó a otras organizaciones con el interés de facilitar el proyecto.
Es tiempo de que se sepa, que la OPC, bajo mi dirección contempló, y preparo un proyecto con fines de rescatar y poner en valor las ruinas de La Vega Vieja, al igual que las de Jacagua, el primer Santiago de América. Y si no se llegó a nada fue por motivos presupuestales. Al presidente Balaguer le hubiera encantado llevar a cabo el proyecto, pero la situación económica de entonces no lo permitía. Y así pasó el tiempo, y permanecieron las ruinas en condiciones peores que en aquel entonces.”

scan0343

scan0344

scan0345

scan0346

EJEMPLAR RESTAURACIÓN DE UNA CASA COLONIAL (TERCERA Y ÚLTIMA PARTE)

El aprovechamiento de los antiguos espacios de que dispusimos en la casa de la calle Arzobispo Meriño No. 263 no pudo ser más interesante. La adecuación de los mismos para ubicar los diferentes ambientes con fines de crear un acogedor lugar donde vivir (salas, comedor, y cocina), compartiendo una misma zona en la primera planta, con el zaguán de entrada, la logia doble*, y la escalera, al igual que los dormitorios, cada uno con su baño, conjuntamente con el estudio, ubicados en la segunda planta, no pudo ser más efectivo. Todo ello combinado con el confort necesario, propio de estos tiempos modernos.

*La logia (también escrito loggia, italiano loggia [‘lɔdʤa]) es un elemento arquitectónico, utilizado sobre todo en la arquitectura italiana del siglo XV y siglo XVI. Funciona a modo de galería o pórtico y está abierto íntegramente por al menos uno de sus lados y sostenido por columnas y arcos. Normalmente se encuentra a nivel del suelo aunque también puede encontrarse en niveles más elevados sobre otro al nivel del suelo. En este caso se denomina logia doble.

IMG_0792-A IMG_0789-A (Medium)

IMG_0803-A

IMG_0830

IMG_0954 IMG_0961

IMG_0841 (Medium) IMG_0842

DSCF0598 DSCF0577

IMG_0964DSCF0579

Continuando con la primera planta tenemos el patio central, la sala de estar doble, con medio baño para visitas, así como la escalera interior, ubicados en el cuerpo posterior, comunicado con el principal por medio de un balcón volado, que va desde dos puertas recién descubiertas a cada lado del patio, y el recoleto ambiente del traspatio, se conjugan para crear una exquisita y acogedora residencia.

IMG_0853

IMG_0982 IMG_0943

IMG_0935

El patio central, de generoso tamaño, fue conservado como lo encontramos, conjuntamente con el descubierto pozo artesiano, y el aljibe. Para aumentar los encantos del mismo añadí una fuente de piedra, que traje por piezas desde Bogotá, Colombia, donde me encontraba ejerciendo el cargo de Embajador.

scan0329 DSCF0552

La fuente no fue el único elemento que traje desde Colombia para contribuir con los encantos que nos propusimos crear. Visitando lugares donde venden objetos provenientes de demoliciones antiguas, en el interior de ese país, adquirimos puertas y ventanas dotadas de sus postigos, cristales biselados, y sus herrajes originales, que fueron adaptadas a la perfección a los vanos en los que se instalaron.

Para aprovechar la excelente calidad de la carpintería y ebanistería colombianas, ordené la ejecución de los gabinetes de cocina, para lo que llevé el plano del área correspondiente, y el diseño para esta.

La obligación de tener que estacionar los automóviles a cierta distancia de la casa, para lo que nos fue posible encontrar dos espacios en el estacionamiento del Bando de Reservas, así como la carencia de estacionamientos en su entorno, particularmente después de los trabaos que se vienen llevando a cabo en las calles y aceras de casi todo el sector colonial constituyen dos de los más insoportables obstáculos que se presentan cuando se decide residir en la Ciudad Colonial. Lo que agravado con la inseguridad, incrementada en los últimos tiempos, y las molestias ocasionadas por un sinnúmero de impresoras, y de otros talleres, al igual que por ocupantes de diversa índole, impiden el disfrute de una verdadera calidad de vida. Que fue, en realidad, lo que lamentablemente provocara que empezáramos a buscar donde trasladarnos para vivir los últimos años que nos quedan de vida.

Muy penoso, y preocupante, es el hecho de no estar dándosele prioridad al sostenimiento de la vivienda familiar en una buena proporción de los inmuebles existentes, acompañada de los servicios afines a la cotidianidad. Estoy seguro que el parque temático que quieren crear en el centro histórico de Santo Domingo, tratando de atraer un turismo de masas, no habrá de ser la solución para que se logre salvar, y ponerlo en valor para que continúe existiendo mucho mejor de lo que fue.

Una cosa es el patrimonio cultural en función de turismo, del que hemos hablado desde que iniciamos el programa, y otra es la de querer usar esta expresión sin que se tenga presente que lo más importante del mismo es su riqueza monumental, las tradiciones y costumbres. Que pueden resultar apropiadas para atraer visitantes extranjeros. Y que no sea el destructor turismo de masas, como está sucediendo, actualmente, en lugares como Venecia, Italia, para solo citar un ejemplo.

EL VALOR DEL PATRIMONIO
Por David Kilburn

Nuestro patrimonio es un legado de nuestro pasado. Es algo que vivimos en el presente y, con suerte, algo que podremos pasar a las generaciones futuras. En todos los países, el patrimonio cultural es a la vez un registro de la vida y la historia, y también una fuente insustituible de creatividad e inspiración. Nuestro patrimonio cultural, como nuestro ADN, determina lo que somos, nos da identidad y los valores que guiarán nuestras vidas en un mundo cambiante.
Sin embargo, a pesar de su importancia, nunca hay una garantía de que el patrimonio vaya a sobrevivir, y pasar a las siguientes generaciones. Esto ha sido así a lo largo de la historia y es aún más cierto hoy. Por esta razón, y en los últimos años, un número creciente de países han puesto en marcha iniciativas destinadas a proteger y preservar su patrimonio cultural. Y cuidarlo de los políticos, de los restauradores improvisados y, por qué no, de los turistas.

En 1964 tras una conferencia en Venecia, Italia, representantes de varias naciones pusieron sus experiencias para escribir una declaración de cómo abordar la cuestión de la protección y conservación del patrimonio. Lo más significativo que la Carta de Venecia estableció fue que el patrimonio incluye mucho más que los famosos edificios y obras de arte: (http://www.icomos.org/venice_charter.html).

ARTÍCULO 1. El concepto de monumento histórico comprende no sólo la obra arquitectónica, sino también el entorno urbano o rural en el que se encuentra la evidencia de una civilización en particular, un desarrollo significativo o un acontecimiento histórico. Esto se aplica no sólo a las grandes obras de arte, sino también a trabajos más modestos del pasado que han adquirido importancia cultural con el paso del tiempo.