AÑO 1971

He querido dar inicio al resumen  de lo acontecido en relación al patrimonio cultural dominicano, correspondiente al año 1971, para dar a conocer cuáles eran y continuaron siendo nuestros propósitos, mostrando cada caso, dentro de lo posible, tal como lo informaba la prensa local. Entiendo que es un poco extenso, pero con solo ver los titulares, las imágenes y mis apuntes, será suficiente.

El 11de junio de 1971, año que se había iniciado con magníficas perspectivas, ocurrió lo inesperado. Un terremoto de una magnitud de 8.1 grados en la escala Richter sacudió la ciudad de Santo Domingo, superando el del 4 de agosto de 1946.

TERREMOTO 1946 (Medium)Gracias a la existencia de una agencia especializada en el tema que nos ocupa, dedicada a cuidar sus monumentos y valores patrimoniales donde quiera se encontrasen, se logró hacer lo más urgente. Esa misma mañana, en que mi esposa atendía a la recién nacida, tercera de nuestra prole, la dejé al cuidado  de su madre y nuestro servicio y me dirigí a Palacio. Allí me vi con el Secretario Administrativo de la Presidencia, Rafael Bello Andino, a quien le plateé lo ocurrido, y la solución que teníamos que procurar.

De inmediato nos comunicamos con el presidente Balaguer, quien todavía se encontraba recluido en su residencia, y en pocas palabras le comentamos la situación, y las necesidades más urgentes. La orden, que no se hizo esperar, consistió en un oficio en el que ordenaba que se nos entregara todo el material necesario para iniciar el apuntalamiento de todos los monumentos afectados. Actividad  que se inició tan pronto fueron reclutados los carpinteros y ayudantes necesarios, y empezaran a llegar los materiales. Trabajo que impidió que algunos de los monumentos afectados sufrieran más de lo qué habían sufrido. Y así, de esa manera, la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC) puso, nuevamente, de manifiesto su importancia y su necesidad.

016 (5)  017 (4)Pasados estos desafortunados acontecimientos, uno de los primeros reconocimientos, que tuvieron efecto en el área cultural, fue una inesperada sorpresa para mí. El Ateneo de Santo Domingo me concedió el honor de designarme As Intelectual de 1971. Honor que no estaba esperando y que agradecí enormemente. Es bien sabido que el ser humano, consciente de sus debilidades y grandezas, agradece cualquier reconocimiento por la labor rendida en su trabajo. Muy particularmente, si ese trabajo consiste en proteger el patrimonio cultural que tiene a su cargo, y ha demostrado que lo ha acometido con entereza y responsabilidad.

005 (3)

Mientras proseguía con nuestro rutinario compromiso con mi país, en el mes de febrero el gobierno decidió pasar la Oficina de Patrimonio Cultural de la Dirección General de Turismo a la Presidencia de la República. Esa decisión calló como anillo al dedo. Aunque nuestro paso por Turismo pudo ser catalogado como interesante, entre otros motivos gracias a las habilidades de Ángel Miolán, su Director, de quien obtuve alguna experiencia administrativa , y otros detalles similares, a la vez que conocer y tratar como colegas a importantes funcionarios del gobierno, cuyas experiencias me sirvieron de gran ayuda para poder ejercer mi trabajo lo mejor posible.

002032 (2)

El traspaso a la Presidencia no pudo ser más positivo. La Dirección de Turismo no tenía las disponibilidades suficientes para ayudarnos. Más bien, muchas fueron las veces que Patrimonio tuvo que meter sus manos para ayudar a resolver los problemas de índoles  económicos  a la Dirección General de Turismo. Y de esta nueva modalidad para nosotros poder ejercer nuestras obligaciones, las cosas empezaron a caminar con la facilidad requerida.

Prosiguiendo con la campaña que hube de iniciar, tendente a llamar la atención de la ciudadanía dominicana, en términos de que se comprendiera lo que estábamos haciendo, y lo que estaba en juego por delante. De nada hubiera servido  el interés de un grupo de arquitectos, apoyados por el gobierno, y unas cuantas personas más, sin el concurso de la ciudadanía. Que solo es posible obtener después de que cada ciudadano se dé por enterado del significado del asunto en qué estábamos metidos, en sentido general.

El caso que me ocupa a continuación trata una actividad social organizada por los miembros locales de la Sociedad Interamericana de Prensa, que tuvo efecto en el Alcázar, consistente en un espectáculo de moda, producido por nuestro Oscar de la Renta. Fue admirable como el gran salón de la primera planta, la galería, y los jardines del Palacio Virreinal, se vieron copados por la miembros de la sociedad dominicana e internacional, y del empresariado, acompañados de funcionarios gubernamentales y el Cuerpo Diplomático, como si fuera la corte virreinal y la alta jerarquía de la colonia, disfrutando la música de su época, ejecutada por los Caballeros Montecarlo, y del banquete preparado para alagar la concurrencia.

001Pero resulta, que el propósito fundamental de la celebración de aquella noche no tenía como principal objetivo utilizar el Alcázar como epicentro de una fiesta, que en este caso era para disfrutar de un espectáculo de la alta costura, acompañado de ricos licores y alta cocina. La idea consistía en continuar aprovechando nuestro patrimonio cultural de manera que se siguieran abriendo las puertas de la Ciudad Colonial, que había sido abandonada a su suerte, desde los años sesenta.

Mientras el centro histórico más antiguo de América se prestaba para socializar y entretenerse sanamente, el reducido staff de la OPC continuaba con su afán de producir obras de restauración en Puerto Plata, Higuey, Montecristi, además de Santo Domingo. Procurábamos mejorar la ambientación de la Ciudad de Ovando, con el propósito de transformarla de lo que estuvo a punto de convertirse en un arrabal, en el atractivo turístico número uno de nuestro país. Sumando varios proyectos, entre los cuales un grupo de damas se disponía a embellecerlo colocando platas decorativas en las paredes de la Plazoleta de los Curas y otros ambientes, igualmente evocadores. Pero, esto no podía continuar. El dominicano no tiene el don de apegarse a su patrimonio. Lo menciona, a veces, con extraña indiferencia. Y así no se puede, ni se podrá.

004 (2)

No obstante, llegó a existir un reducido número de compatriotas que empezó a ver la cosa de diferente manera. El empeño espontáneo de esos ciudadanos no se conformaba con disfrutar lo que hacía el gobierno. También se sumaron a los afanes conservacionistas personas que se acercaban a la sede de la OPC con el propósito de buscar ayuda para proyectos que empezaban a surgir animados con lo que se estaba produciendo en la “zona”, tanto convirtiendo sus casas para volverlas a ocupar, como para instalar comercios de diversa índole.

Y para convertirme en pionero adquirí una casa del Siglo XVI en la calle Padre Billini, que hace patio con patio con las casas de la Plazoleta de los Curas, adonde residí con mi familia por más de diez años.

CASA CALLE PADE BILLINI No (1)

CASA CALLE PADE BILLINI No (2)Inaugurada la primera etapa del Sector de la Atarazana, consistente en unas diez casas del Siglo XVI, las que unidas por sus patios, adornados con fuentes y jardines, se convirtió en una especie de centro comercial turístico. Que resultó otro éxito, convirtiéndose en el paseo tanto diurno como nocturno para los dominicanos como para el turismo. No puedo dejar de mencionar el hecho indeseable del abandono que se observa en algunas de las casas, permaneciendo como única joya el Restaurante Fonda de La Atarazana.

007

Y ni que decir de la segunda etapa, consistente en quince casas, la mayoría del Siglo XVII, que abrió sus puertas en el año 1978 como una zona franca, que no llegó a cumplir dos años, afectada por su entorno, compuesto, principalmente, por el arrabal, todavía existente, conocido como el Solar de La Piedra. Y mucho peor que la etapa anterior esta convertida en un desastre de arriba abajo.

Antes de suceder lo que acabo de narrar con respecto al sector la Atarazan, se dio comienzo y terminó la restauración de las monumentales Atarazanas Reales, a la que no se le ha asignado ninguna función, hasta estos momentos, que parece abrirá sus puertas, sabrá Dios cuando.

006010 (2)012 (6)

016

014 (2)

SECTOR LA ATARAZANA (3)Mientras nosotros despejamos la parte de atrás de la monumental estructura conservando el nivel superior que se convertiría en un estacionamiento, los nuevos encargados de resolver los problemas del centro histórico, la Oficina Supervisora de Obras del Estado (OISOE), que no tienen los conocimientos ni la sensibilidad de cómo tratar situaciones como esta, construyeron un estacionamiento, que prefiero no opinar.   

Continuando con el programa cultural se presentaron varios conciertos en el Alcázar. Siendo los mejores evaluados los dos de piano, que estuvieron a cargo de las geniales concertistas Floralba Del Monte y Miriam Ariza. Traída desde New York presentamos a la soprano dominicana Teresita Montes de Oca, cuya voz penetró en el ambiente circunvecino, dejando un gran recuerdo entre los amantes de la música culta, tanto por aceptar nuestra invitación, como por dejar sentir su maravillosa voz. Teresita estuvo acompañada por el pianista Vicente Grisolía y el violinista Jacinto Gimbernard.

004Como la idea de mi proyecto para crear la OPC no se circunscribía al patrimonio colonial, exclusivamente, desde el mismo inicio de estar al frente del organismo rector, aprovechando una de las crisis económicas que padecíamos, decidimos tomar el toro por los cuernos, y empezamos a trabajar con el mismo empuje, ocupándonos del patrimonio prehispánico.

016 (4)

 

003 (8)001 (2)

007 (3)

006 (3)009Para concluir presentaré algo de lo que salió en la prensa con respecto a los nuevos proyectos y actividades.

LA ISABELA

020

023 (2)

011 (2)

021 (5)

040

017 (3)

FORTALEZA SAN FELIPE DE PUERTO PLATA

008 (4)

019

032

029

035

036

CONVENTO SAN PEDRO  APOSTOL PUERTO PLATA

SAN PEDRO APOSTOL PTO. PLATA (Medium)

Contadas deben se la personas que estan enteradas de la existencia de este convento. Y sabrá Dios lo que saldría de un proyecto de rescate de estos remanentes monumentales.

CASA DE LA MONEDA

020 (4)

003 (9)007 (5)

023006 (5)

CASA DEL CORDÓN

025

028

CASA DE TOSTADO

002 (2)

BUSCAR CASA DE TOSTADO (1)

BUSCAR CASA DE TOSTADO (2)

ALGUNOS COMENTARIO Y NOTICIAS

011

021

009 (5)

029

 

018 (2)

024

032

002 (3)

003 (8)

DECRETOS DE EXPROPIACION

018 (5)

019 (4)

020 (5)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

2 thoughts on “AÑO 1971

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s