BRASIL VS. ARGENTINA

En el año 1929 Le Corbusier realiza un viaje a Sur América, arribando, el 28 de octubre a la Argentina En. Luego pasa a Brasil, y a otras naciones del continente. Con todo el empeño que puso en transformar Buenos Aires, de la que se enamoró, nada de importancia se le dio, quedando su interés y pasión solo en proyectos, y una pequeña casa en la ciudad de La Plata.

Su propuesta consistió en modificar lo existente, y construir junto a ella una nueva ciudad utilizando el río. Lo que fue desestimado por los porteños. Claro, ya que para aquella época (1929) Buenos Aires era una gran ciudad, con sus características propias, por lo que no era prudente desestimarla. Por mi parte felicito a los que se opusieron. El caso bonaerense no era igual al carioca.

BS. AS. DECADA DEL 20

barolo.preview

Continuando su gira por el Fin del Mundo, llegó a las agrestes tierras de Brasil, donde visitó la ciudad de Río de Janeiro, y aunque no llegara a sentir la pasión que le produjo Buenos Aires, logró dejar en ella, al igual que en otras ciudades brasileñas, no una huella (Casa Kuruchet), y unos planes, sino un potencial arquitectónico envidiable, del que fungió como consultor, diseñador, y planificador.

RIO (2)

RIO 1921

RIO 1922

Fue de la manera siguiente como el genial creador de la arquitectura moderna, se alzó, esta vez no dejando atrás reconocimientos y buenos amigos, sino con obras que el destino le tenía deparadas en las principales ciudades brasileñas, incluyendo su nueva capital: Brasilia.

En Brasil ya se había decidido, hacía más de un siglo, trasladar la capital; en efecto, en el acta de proclamación de la República, en 1890, un artículo de la Constitución preveía ya dicho desplazamiento a una localidad del interior, pero sin precisar el lugar. Sin embargo, no se llegó a ningún resultado concreto, y lo mismo sucedió con las comisiones nombradas en los años que siguieron. Mucho después, ya en 1953, el presidente Getulio Vagas volvió a tomar la decisión de trasladar la capital.

KubitschekJuscellino-brazil2002-brasilia

En el año1956, siendo presidente de Brasil Juscelinno Kubitschek, se convocó el concurso para el plan piloto de la nueva capital, resultando vencedor el proyecto del arquitecto Lucio Costa. La idea de Costa se basó en el esquema más antiguo que se conoce: la cruz. En efecto, creó dos direcciones principales, una urbana y otra destinada al tráfico, que marcan una clara distinción entre la zona ejecutiva y la residencial.

LUCIO COSTA BRASILIA

En un clima cultural donde todavía imperaba el academicismo ochocentista, se recogió el mensaje de Le Corbusier, adaptándolo a la realidad de su tierra, donde la relación con la naturaleza se impone con violencia. Con ello el repertorio racionalista se simplifica: pocos motivos elementales, muy característicos en su definición espacial, sustituyen el contrapunto estructural de Le Corbusier.

El choque con el sensacional paisaje brasileño se afronta con una inmediatez que lleva al Arq. Niemeyer a expresar una imagen que nace ya desnuda (mientras en Le Corbusier se llega al mismo punto de sucesivas simplificaciones). En 1936, al iniciar sus actividades, obtuvo, junto a Lucio Costa, Alfonso Reidy, y Emani Vasconcelos, el encargo para el Ministerio de Educación y Sanidad de Río. Fue entonces cuando se encontró con Le Corbusier, que había sido llamado por Costa para ser consultado: el encuentro fue un acontecimiento fundamental para la posterior producción de Niemeyer, y para toda la arquitectura brasileña.

En un serio trabajo sobre el tema que nos ocupa: “LE CORBUSIER Y EL MOVIMIENTO AMBIENTAL Y CULTURAL DE LA ARQUITECTURA EUROPEA, José Manuel Almodóvar nos comenta: “En este sentido consideramos relevante analizar el inicio del Movimiento Moderno en Brasil. Este país, partiendo a principios de siglo XX de una situación cultural y económica desfavorable, llegó a producir en la década de los 40 una arquitectura que despertó un inusitado interés internacional. De hecho, el desarrollo de los postulados modernos en Brasil ha dejado algunas realizaciones que siguen siendo un importante referente mundial en la arquitectura del siglo XX. Podemos citar el Ministerio de Educación y Salud de Rio de Janeiro, el conjunto de edificaciones de Pampulha o la nueva capital Brasilia. En este proceso jugó un papel muy importante la relación de Le Corbusier con una nueva generación de arquitectos brasileños liderados por Lucio Costa…”

Después del gobierno brasileño intentar resolver el impase para construir el edificio que alojaría Ministerio de Educación y Salud, para el que fueron creados concursos nacionales para arquitectos brasileños, entre los que figurara Oscar Niemeyer, y una serie más de intentos fallidos, el Ministro es convencido  para invitar a participar a Le Corbusier, el verdadero pionero de la modernidad arquitectónica, aprovechando la afinidad de los ideales de L’Esprit Nouveau corbusierano con los del Estado Novo brasileño.

PROPUESTA CORBUSIANA MINISTRIO EDUCACION  MINISTERIO DE EDUCACION Y SALUD

En este viaje de 1936 así como en el anterior de 1929 en el que tiene la oportunidad de sobrevolar varias ciudades latinoamericanas en una avioneta, Le Corbusier dibuja una serie de propuestas urbanas muy visionarias para la época, consistentes en autopistas elevadas y largos bloques de edificación que desafían los trazados históricos de Buenos Aires y Montevideo, y las complicadas topografías de Sao Paulo y Río de Janeiro.

Collage-DIBUJOS-lE-cORBUSIER

LE CORBUSIER EN RIO DE JANEIRO

UTOPIA BOGOTA

Utopía, Bogotá

Distinto es lo que sucede con el ministerio. Le Corbusier, en una actitud muy atrevida, centra todos sus esfuerzos en una propuesta para un solar distinto en el borde del mar, que no es aceptado por el ministro y le obliga a dibujar a toda prisa otra opción para el solar definitivo, antes de que deba regresar a Europa. Quizá por culpa de esta prisa este proyecto tampoco convence y sufre muchas modificaciones por parte del equipo carioca, particularmente introducidas por el joven Niemeyer que se destaca por su talento entre los demás, y que sigue trabajando tras su partida, y que es la que finalmente llega a construirse.

Un proyecto corbusierano de concepto, y carioca de factura, que cuenta con los elementos básicos del vocabulario racionalista formulados por el maestro, pero tratados con la sensibilidad y la adecuación al contexto de los brasileños.

En suma, el éxito del proyecto fue rotundo y su trascendencia clave para los ulteriores desarrollos de la arquitectura moderna brasileña, incorporada desde entonces a la mundial. La participación de Le Corbusier legitimó una arquitectura tremendamente innovadora en el momento y contexto brasileño, que quizá no hubiese prosperado sin su presencia, al tiempo que a él le permitió poner en práctica por primera vez a tal escala ideas visionarias que hasta ahora sólo había podido dibujar. Para los cariocas el proyecto significó la oportunidad de, no sólo conocer de cerca y poner en práctica la arquitectura racionalista, sino de esbozar las posibilidades de revisión que este lenguaje admitía, especialmente desde un contexto local tan diferente del europeo, y que los integrantes del equipo, muy especialmente Niemeyer, terminarían realizando con rotundidad en su obra posterior.

“El paso de Le Corbusier por São Paulo marcó la consagración definitiva de *Gregori Warchavchik. Cuando Le Corbusier fue invitado para dar unas conferencias en Buenos Aires, durante el viaje de regreso a Europa visitó São Paulo y Río de Janeiro. Quedó muy sorprendido al conocer la obra de Warchavchik y escribió a Giedin, secretario general de los Congresos Internacionales de Arquitectura Moderna (CIAM) para comunicarle el hecho y proponerlo como delegado para América del Sur. De esta forma la obra de Warchavchik comenzó a ser conocida y divulgada también en Europa.

Tras una breve estancia en São Paulo, viajó a Río de Janeiro. Se ha comentado a menudo que a Le Corbusier le causó una profunda impresión la exuberante topografía y vegetación de esta ciudad. Durante su visita, tuvo oportunidad de realizar una interesante propuesta urbanística. En ella trata de resolver el problema de las viviendas de Río diseñando un bloque continuo de apartamentos elevados sobre pilotes y rematados por una autopista que conecta toda la ciudad. Responde poéticamente al paisaje haciendo discurrir este elemento de forma sinuosa entre la Bahía y las montañas que rodean la capital. Este primer contacto con Brasil marcó profundamente a Le Corbusier.” Continuó redactando Almodóvar.

*Gregori Warchavchik, fue el arquitecto pionero del movimiento moderno en Brasil. Se trataba de un arquitecto de origen ruso, que llegó a Brasil en 1923, tras pasar por Italia, donde comenzó sus estudios de arquitectura en Odesa. Era un gran admirador de la obra del norteamericano Frank Lloyd Wright, conociéndolo en 1930 en una reunión que mantuvo con él y con el brasileño Lucio Costa. Fue un arquitecto adherido al futurismo, sus diseños se caracterizan por el diseño cubista, siempre con la intención de construir “máquinas para vivir”.

El conjunto residencial Alcalde Mendes de Moraes, conocido como Pedregulho, fue diseñado por el arquitecto Alfonso Eduardo Reidy en 1947. Pedregulho está orientado a satisfacer las necesidades de vivienda de los funcionarios públicos del entonces Distrito Federal de Rio de Janeiro.

La estética y los principios defendidos por Le Corbusier se podían sentir en este proyecto, tanto en el cuidado de las tecnologías aplicadas en la construcción, como en la economía de medios y las preocupaciones funcionales, que están estrechamente relacionadas con las soluciones formales: el control de la luz y la ventilación, y la facilidad de movimiento. Si la inspiración teórica y el método fueron afluentes del programa de Le Corbusier, el vocabulario artístico para los beneficios a los empleados, son reflejos de las soluciones de Oscar Niemeyer para el conjunto de Pampulha en Belo Horizonte: retomando los arcos y bóvedas, las líneas curvas y diseños ondulantes.

PEDREGULHO (2)

Y hasta aquí llego. De continuar tendría que viajar a Brasil, ponerme en contacto con la realidad, y con algunas de las obras que obedecen al genial maestro francés de la arquitectura. Algo que no veo la posibilidad de hacer.

Advertisements

EL VIEJO TORTONI

100_4837

100_4838

100_4843

100_4845

El Café Tortoni esta ubicado en el 825 de la Avenida de Mayo, en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Su nombre casi sin dudas procede del que fuera a fines de s. XIX célebre Café Tortoni de París. Durante casi un siglo el Café Tortoni porteño-argentino es el más representativo del espíritu tradicional de la dicha avenida, y es ya una leyenda de la ciudad de Buenos Aire.

La mesa de Gardel
Carlos Gardel, además de cantar dos veces en el café, fue durante un tiempo habitué del lugar. Solía ocupar –según testimonio de Enrique Cadícamo la mesa del costado derecho junto a la ventana entrando por Rivadavia, donde podía reunirse con amigos sin ser abordado por sus admiradores.
El Café Tortoni es recordado en el tango Viejo Tortoni, con letra de Héctor Negro y música de Eladia Blázquez, que ha sido cantado por Susana Rinaldi:

Se me hace que el palco llovizna recuerdos,
que allá en la avenida se asoman, tal vez,
bohemios de antaño y que están volviendo
aquellos baluartes del viejo café.

Tortoni de ahora te habita aquel tiempo.
Historia que vive en tu muda pared.
Y un eco cercano de voces que fueron,
se acoda en las mesas, cordial habitué…

EN ESTA VIDA TODO TE HA DE LLEGAR, SI INSISTES

Una mañana de un año de la década de los setenta del Siglo pasado, por supuesto, recibí una llamada de un funcionario de Palacio. Me pedía que fuera a ver al Presidente Balaguer. Sin esperar que transcurriera el siguiente minuto me dispuse a cumplir con lo solicitado. No hice más que saludar al Presidente cuando me pasó una carta que había recibido del CODIA para que la leyera. Al terminarla le dije que si ello conllevaba a que debía renunciar. Pues lo que decía la misiva  era que yo no me había graduado de arquitecto, y por tanto no cumplía con lo que decía la ley. A lo que me respondió, que ni pensarlo, que él se sentía muy complacido con mi trabajo. Después de un breve silencio me dijo que Miguel Ángel no tuvo título alguno, y fue una de los más grandes arquitectos que ha tenido la humanidad.

A lo que yo respondí diciéndole que en esa época no se estilaba tener títulos, que su trabajo era obra de su talento, al igual que otros geniales arquitectos de todos los tiempos. Y continuó diciéndome, que tampoco yo necesitaba esos papeles, que me quedara tranquilo, que mientras él fuera presidente, yo estaría donde estoy. Y así mismo fue.

He querido referirme a esta anécdota con el fin de dar a conocer, a quien no las conocen, unas expresiones del genial Le Corbusier, que me he permitido recoger en Internet, que hablan por sí solas.

“Mi hermano estaba destinado a la música: violinista desde los ocho años, un concierto a los once. La familia se concentró en él mientras yo callejeaba con mis amigos y seguía mi propio camino. Dejé la escuela a los 13 años. Tenía la manía del dibujo, entonces ingresé en una escuela de arte. Pero el primer día al volver a casa dije: “Me hacen grabar estuches de reloj” y mi padre me dijo: “Más vale eso que nada”. Pero no me gustó, no quería tallar relojes para Sudamérica.”

“Un maestro estupendo se interesó por mí, se llamaba L’Epplatenier. Un día me dijo: “Harás otra cosa, serás arquitecto”. Y yo le dije: “¡Que calamidad! Odio ese trabajo”. Pensaba en las casas que se hacían en mi ciudad, muy feas. Un día en mi escuela, había uno que quería construirse una casa, entonces le propuse hacérsela. El me dijo que yo no era arquitecto, a lo que yo le contesté: “No, pero puedo probar, es lo mismo hacer una casa que otras cosas”. Entonces le hice unos planos. Y quedó asombrado, lo convencí.”

Ahora el gran maestro nos describe la experiencia de construir una casa a los 18 años, cómo encaró el proyecto, cuáles fueron sus descubrimientos: “Me encargó su casa, y tuve mis primeros problemas graves con la opinión pública, que nunca cesaron.”

“Pero pude manejar piedras, ladrillos, y me interesé en los materiales, en su valor específico, en que construir es emplear materiales, respetar las leyes de la resistencia, inventar medios para vencer la resistencia. Y entonces me hice arquitecto, como se debe, para con Dios quizás, no oficialmente.”

“En 1918 fundé y dirigí, con Ozenfant y Dermée, la revista “L´Esprit Nouveau”. A último momento mirando las galeradas del número 1, Ozenfant me dijo: “Hay que incluir algo de arquitectura”. Entonces el sábado por la noche, hice algo. Había que entregar el texto el lunes. Escribí “Tres consejos para arquitectos”, y dije, “no los firmo Jeanneret, mi apellido, sino Le Corbusier”, y así nació el maldito Le Corbusier, con ese artículo. Este y los siguientes hicieron mucho ruido.”

Sobre la formación: “Yo no fui a la Universidad, no pude. Ví los programas y decidí que no iba a ir. Había visto el Partenón desde muy cerca, pude tocarlo con mis manos, y pensé que eso no se enseñaba en la Universidad. Pero desde el siglo XIX (antes quizás), se concibió la arquitectura como algo especializado, para pocos. Pero no es así: en arquitectura, las obras de dimensión humana son eslabones de la tradición, que está hecha de los eslabones revolucionarios del pasado.” 

Sobre la arquitectura: “La arquitectura es la puesta en orden del problema considerado. Arquitectura es una palabra reciente, antes no hacía falta. Y ahora hay tantos arquitectos, que hay que proteger su vocación. Si me pregunta dónde está la arquitectura, yo contesto: por doquier.”

“Quizás sorprenda, pero diré que nunca pretendí ser más astuto que los demás. Sí pensé por mi cuenta siempre e intenté explicitarme a mí mismo y a mis ideas en la práctica. El principio es que tengo una mente organizada. Soy un autodidacta, pero soy muy curioso, todo me interesa.”

“No tengo diploma y por eso nunca tuve que olvidar lo que estudié. Esa es la pura verdad. Tampoco fui en absoluto un profesor. Tengo un estudio en la rue de Sevres y tuve allí más de doscientos colaboradores. Trabajamos juntos, pero nunca fui profesor. Soy ‘Corbu’ y algunos vienen por eso, y porque saben que no es fácil. Dicen que tengo mal carácter, pero no es cierto. Soy simpático, aunque grité cuando hacía falta. Fue una colaboración muy fuerte, trabajamos bien, hicimos todo tipo de investigaciones.

No sé muy bien cómo, pero hice ciudades enteras y viajé por todo el mundo durante cincuenta años. Me pidieron planos, consejos, los di, me robaron, me pagaron, de todo. No tengo rencor. Así el urbanismo mundial se transformó.” 

En un extracto del reportaje, Le Corbusier también vuelve sobre las muchas críticas que recibió sobre su personalidad. “Me acusan de ser el gran teórico de la arquitectura moderna, de hacer sólo papeleo, pero la verdad es que conozco mi profesión, construí mucho. Hasta ahora mi experiencia fue en países templados. Entonces tuve que repensar los problemas, poner las cosas en el horno y no en la heladera, esa es la única diferencia.

“Los “grandes nombres del arte” querían que entrase a las Bellas Artes. Les dije que le tenía miedo al Diablo. “No. Son diablos. No me interesa. Quiero que me dejen tranquilo”. Nada de academias. En una conferencia en Buenos Aires dije: “no hay que pensar académico”. Piensen que quiere decir eso y quizás estén de acuerdo.”

“Si merezco algo de gratitud pública, no es por los palacios que hice, sino por haber abordado el problema de la arquitectura, el arte, la expresión de la sensibilidad humana. Sentí que la vivienda era el lugar de la familia, y que se podría probar algo grande por ese lado, en que hallé que había gran parte de la felicidad humana.”

Entendido? Los que todavía no han podido, si lo desean llámenme: 809 683-4492. O diríjanme un Email: medelmonteu@hotmail.com

Estoy dispuesto a decir todo lo que me interese, y le interese a mis conciudadanos. Lo que en mi país no se estila. Ya que es preferible callar.

DESDE EL FIN DEL MUNDO

LE CORBUSIER (1)

“Desde una primera visita en 1929, el gran arquitecto moderno Le Corbusier pensó en convertir a Buenos Aires en la ciudad del siglo XX. Se pasó dos décadas intentando un plan urbanístico a su medida; veinte años de idas, vueltas, intrigas, contactos, discípulos, traidores. Fue una frustración para él no poder realizarlo: hoy, ninguna obra de la ciudad lleva su firma.” RADAR, noviembre 2008.

 “He intentado la conquista de América por una razón implacable y por una gran ternura que he sentido por las cosas y por las gentes; he comprendido en la tierra de estos hermanos separados de nosotros por el silencio de un océano, los escrúpulos, las dudas, las vacilaciones y las razones que motivan el estado actual de sus manifestaciones, y tengo confianza en el futuro. Bajo semejante luz, la arquitectura nacerá.” Le Corbusier.

 “La búsqueda de los orígenes de la arquitectura moderna en la Argentina puede deparar insólitas consecuencias o resultados. El arquitecto Néstor Julio Otero, hurgando los proyectos de Le Corbusier para la Argentina, “redescubrió” uno destinado a Julián Martínez, un hombre que tuvo en suerte ser el amante de una de las mujeres argentinas más enigmáticas, y artífice de uno de los movimientos culturales más destacados de su país en el siglo XX: Victoria Ocampo. Un relato donde se entrecruza la arquitectura y una mágica historia de amor…..” RADAR, 2008.

En el puerto, lo esperaba Victoria Ocampo, a quien le había proyectado una casa que nunca se construiría. Lo habían contratado para dar diez conferencias y, con el correr de los días, percibió que la combinación entre el descomunal crecimiento de la ciudad, la relativa virginidad del sitio y la riqueza pampeana de entonces, podrían darle el espacio, y el tiempo perfecto para poner a sonar su sinfonía de ideas modernas. Así que se largó con un plan integral para Buenos Aires que lo tuvo expectante durante dos décadas con idas, vueltas, intrigas, contactos, discípulos, traidores. Fue una frustración enorme para él, al final, y no hay una sola obra aquí en Buenos Aires que lleve su firma. Pero muchas de sus ideas prendieron temprano en la ciudad y pueden verse, desperdigadas, en obras encaradas por arquitectos argentinos.

Como arquitecto sin título, al igual que lo fuera *“el arquitecto en su laberinto”, me llegó a suceder lo mismo. Por supuesto, jamás comparable con quien arribó a la capital del Plata a bordo del Massilia, en la noche del sábado 28 de octubre de 1929, con sus planes para construir algo. Sintiendo el impulso del destello visionario. “El mar unido, chato, sin límites a derecha e izquierda, arriba vuestro cielo argentino tan lleno de estrellas, y Buenos Aires, esa fenomenal línea de luz comenzando a la derecha en el infinito y esfumándose a la izquierda en el infinito, a ras del agua”.

corbu (Medium)*El arquitecto en su laberinto

*Jorge Francisco Liernur en una definición acerca de Le Corbusier expresa: “Para un público amplio podría decir que es a la arquitectura lo que fue Picasso a la pintura, a lo largo del siglo XX. Es la gran figura que encarna con más claridad, masivamente, las características de la arquitectura moderna”.  En los años ’70 y ’80, y para mucha gente todavía hoy, había dos grandes bandos: el orgánico y de derecha, que seguía a Frank Lloyd Wright, y el racionalista y de izquierda, que seguía a Le Corbusier. Pero con el tiempo el real personaje fue saliendo a la luz y lo cierto es que distaba de ser un exponente de la izquierda.

*Jorge Francisco Liernur

Arquitecto Universidad de Buenos Aires, 1973. Posgrado en Historia de la Arquitectura, Instituto Universitario de Venecia e Historia del Arte, Universidad de Bonn. Autor de diversos libros sobre Historia y Arquitectura de Argentina y Latinoamérica. Actualmente es director del Centro de Estudios de Arquitectura Contemporánea de la Universidad di Tella y de la cátedra de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires.

 Lo que me interesa tratar en esta nueva lucubración, es referirme a ese genial creador de una nueva arquitectura, quien en tan solo dos meses dejó una interesantísima impronta de Buenos Aires que, lamentablemente, se quedó en su mente creativa, y en sus planes.

PLAN BUENOS AIRES LECORBUSIER

Como seguir escribiendo sobre la enigmática figura de quien se alzó con el título más importante del Siglo XX, en términos arquitectónicos, me conduciría a donde no he tratado de dirigirme, ya que según los guruses dominicanos estiman que no tengo el “título” para hacerlo, preferiré comentar sobre algunas de las actitudes asumidas por arquitectos y arquitectura argentinos, que sin proponérselo, pienso yo, han logrado crear una de las más bellas y completas ciudades del Mundo.

OBRA DEL ARQ, VILAR

tumblr_neolol1LgI1sftimco8_1280  tumblr_nmeo8v342E1sftimco3_1280

vilar

Desde hace algún tiempo los que han estado leyendo MI PROPUESTA recordarán que en algunas de mis lucubraciones me he referido con el término Fin del Mundo a una impresionante nación que comparte, con otras, el Cono Sur del Continente Americano. Nación que he llegado a conocer suficientemente, tanto personal como virtualmente, y de cuya capital, Buenos Aires, sintiera similar admiración que el Padre de la Arquitectura Moderna, el genial arquitecto suizo, Charles Éduard Jeanneret-Gris, (Le Corbusier).

Después de varios fracasos intentando construir una obra en América del Sur, Le Corbusier mantuvo una fuerte relación sentimental con los profesionales latinoamericanos, y sostuvo una correspondencia regular con el argentino Amancio Williams (quién le encargó inicialmente la construcción de la Casa Curuchet)

casa de julian martinez

corbu-bsas2  corbu-bsas3

No cabe duda que Le Corbusier se mostró muy interesado en la construcción de esta vivienda, ya fuese por el significado de lo que podría haber sido su primer su encargo y Victoria Ocampo, mujer que había promocionado su presencia en Argentina. Este interés quedó demostrado en la correspondencia con Julián Martínez, que el arquitecto Otero obtuvo años mas tarde de la Fundación Le Corbusier ante la certeza del comitente. Se complementaron aquellos datos con cartas al arquitecto argentino Antonio Vilar, quien actuaría a modo de director de la obra en cuestión.

CASA DEL PUENTE

grupo-avb5 casadelpuente02

 Museo Casa sobre el Arroyo Casa del Puente es una casa, diseñada por Amancio Williams y  en Mar del Plata declarada de Interés Patrimonial, Cultural, Natural por parte la Municipalidad de General Pueyrredon; Monumento Histórico Artístico Nacional y Patrimonio Cultural, Histórico, Arquitectónico y Ambiental de la Provincia de Buenos Aires.

La década del 2000 fue particularmente destructiva para el conjunto. Muchas instituciones públicas y privadas, a nivel nacional e internacional, abogaron en favor de su defensa y conservación integral. El futuro de la Casa sobre el Arroyo a partir de 2012 Actualmente la Municipalidad de General Pueyrredon (Secretaría de Cultura, EMTUR, Obras y Servicios Públicos, Vialidad y Alumbrado, Educación, Medio Ambiente), acompañada por otras instituciones como el Archivo Williams, Comisión Nacional de Museos y Lugares Históricos, la Dirección nacional de Arquitectura, Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio, Centro Argentino de Arquitectos Paisajistas, ha comenzado la tarea para la restauración de todo el conjunto patrimonial. Esto implica el saneamiento de los dos edificios existentes en la propiedad, la Casa sobre el Arroyo y el Pabellón de Servicio, y el parque.

Quienes se interesen por la obra de Amancio Williams, abrir link al final del artículo.

En el año 1948, el cirujano e inventor de instrumental quirúrgico Pedro Domingo Curutchet, decidió volver a afincarse en La Plata, y le encargó los planos de una casa a Le Corbusier, quien buscaba concretar el plan urbano que había diseñado para Buenos Aires. Declarada de interés provincial, turístico y Monumento Histórico Nacional en 1987, la casa es actualmente sede del Colegio de Arquitectos de la Plata, que la alquila a los herederos de Curutchet. El 17 de diciembre de 2010, el Senado bonaerense sancionó una ley que declara al inmueble “de utilidad pública y sujeto a expropiación”, para “preservar, enriquecer y difundir el patrimonio cultural, histórico, arquitectónico y urbanístico”.

CURUCHET HOUSE (2)

100_4822  100_4824

Mojón de granito señalando el monumento. 

En la Avenida 53 Nº 320, entre 1 y 2, la Casa Curutchet es una vivienda unifamiliar diseñada por el famoso arquitecto suizo Le Corbusier construida en la ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires, en Argentina entre los años 1949 y 1953.

bannermarq ARQSPINTORES

Es uno de los pocos proyectos de Le Corbusier en Latinoamérica, y el Ministerio de Cultura y Comunicación francés con el auspicio de la República Argentina, Bélgica, Alemania, Japón y Suiza, la nominaron para integrar la Lista del Patrimonio Mundial de Bienes Culturales y Naturales de Excepcionales de la UNESCO.

http://www.penccil.com/gallery.php?p=565209239804

 

UN DÍA ESPECIAL

Villaocampo1

“Empezó antes de mi nacimiento, en 1890. Mi padre fue el arquitecto de la casa y trazó el parque, grande en esa época. Casa y parque se encuentran en las barrancas de San Isidro, a la altura de Punta Chica, a 20 kilómetros de la capital. Hoy, quedan comprendidos en el Gran Buenos Aires. La propiedad pertenecía a una de mis tías abuelas, Francisca Ocampo de Ocampo, y sólo en verano residía allí la familia.

En Villa Ocampo vivieron Albert Camus(durante su estadía en Buenos Aires) y Graham Greene tres veces. Roger Callois cuatro años más o menos, como huésped de SUR. También A.W. Lawrence (hermano del de Arabia) y el Prof. Étiemble de la Sorbonne. Waldo Frank, escritor estadounidense. María de Maeztu, directora de la Residencia de Señoritas de Madrid. Federico de Onís, director de la sección española de Columbia University (Nueva York). (Aléxis Léger), Isherwood y su amiga la modelo “Péle” Peregrina Pastorino.
En cuanto a las personas que vinieron a la casa, a pasar horas, la lista es larga: Le Corbusier, Gropius, Ortega y Gasset,Saint Exupéry, Neruda, Drieu la Rochelle (invitado por SUR), Pedro Henríquez Ureña, Maritain, Ansermet, Bathori, André Malraux e Indira Gandhi (estos últimos dos aprovecharon para almorzar en Villa Ocampo.” Victoria Ocampo

100_4766  100_4771

Ayer, un día otoñal en esta región del Fin del Mundo, más bien parecida, por las incesantes lluvias y el viento, a uno de la temporada ciclónica tropical, aprovechando las facilidades del “auto” de nuestra querida amiga Graciela, nos trasladamos hasta San Isidro con la intención, entre otras, de conocer, personalmente, la hermosa Villa. Entendía, que no podía desaprovechar esta posible última visita a la Argentina, sin visitar, y percibir las vibraciones emanadas por una mujer extraordinaria, lamentablemente, poco conocida en su propia tierra como en la mía.

Al traspasar el umbral de la mansión por donde lo hicimos nos encontramos con una habitación dedicada a ofrecer información, venta de libros y, por supuesto, de la Revista SUR, uno de cuyos ejemplares (1984) fuera dedicado a nuestro Pedro Henríquez Ureña, a propósito del centenario de su nacimiento, que tuve la oportunidad de adquirir.

100_4802

El recorrido, acompañados de una excelente anfitriona, consistió en visitar las diferentes estancias de la planta baja, en las que es posible admirar muebles, diferentes enceres, retratos de los bisabuelos y de Victoria, al igual que de algunas de las personalidades que visitaron la Villa, tal como se encontraban cuando su propietaria la donó a la UNESCO.

100_4778 ocampo2

Para concluir la visita tomamos un refrigerio en el restaurante, y nos despedimos de nuestra anfitriona, y del evocador lugar, sintiendo que habíamos sido huéspedes de la encantadora mujer, que entretuvo personajes de las más altas calificaciones culturales mundiales.

100_4782

Antes de abandonar el predio hicimos un recorrido por los bien cuidados jardines, en los qué todavía se encuentran árboles y arbustos de diversas especies, plantados en su é100_4789

LA ETERNA CRISIS ARGENTINA VS. LA DOMINICANA

Proceso de Reorganización Nacional es el nombre con el que se autodenominó la dictadura cívico-militar que gobernó la República Argentina a partir del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, (que derrocó al gobierno constitucional de la presidenta María Estela Martínez de Perón), hasta el 10 de diciembre de 1983. Siete años de una sangrienta dictadura militar.

El desorden institucional argentino, que podríamos decir se inicia a partir del incompleto segundo período (de solo dos años) del Presidente Ypólito Yrigollen UCR (1916-1922 y 1928-1930), primer presidente de la historia argentina en ser elegido por sufragio universal masculino y secreto, y primero en ser reelecto. A Yrigollen lo sucedieron otros mandatarios, ninguno de los cuales completarían su mandato, hasta los Generales Pedro Pablo Ramírez (1942-1943) y Edelmiro Julián Ferrell (1944-1946).

En estos momento entra en escena el también General Juan Domingo Perón, quien preside el gobierno durante dos períodos (1946-1952 y 1952-1958), el último de los cuales termina sin completar (1955), debido a un golpe de estado. Regresa del exilio y es vuelto a ser elegido en 1973, período que tampoco termina debido a su muerte. Y es completado, interinamente, por su viuda, la entonces vicepresidenta María Estela Martínez de Perón (1974-1976), una bailarina, o camarera, treinta años más joven, que Perón había conocido en Panamá, y a la que había aceptado a su lado, en principio, para que probara su comida.

peron_isabel_brujo (lopez riga)

Perón, Isabelita, y López Riga (el brujo)

A partir de diciembre de 1976, varios gobiernos militares se hicieron cargo de las riendas del poder, hasta 1983 cuando surge Raúl Ricardo Alfonsín (Chascomús, Provincia de Buenos Aires, 12 de marzo de 1927 – Buenos Aires, 31 de marzo de 2009) como presidente constitucional (1983-1989).

Abogado, político, estadista y promotor de los derechos humanos argentinos, concejal, diputado provincial, diputado y senador nacional, y presidente de la Nación Argentina. Se destacó como dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR). Algunos sectores lo reconocen como “el padre de la democracia moderna en Argentina”.

La gestión de Alfonsín es conocida principalmente por la realización del inicio del juicio a las juntas militares, así como también por el Tratado de paz y amistad entre Argentina y Chile, y la mejora de las relaciones con Brasil, lo que posteriormente llevó a la formación del Mercosur. Alfonsín entregó el mando a Carlos Saúl Menem en 1989 de forma anticipada, en medio de un proceso hiperinflacionario.

100_0412

Fotografía tomada por mí durante el multitudinario funeral de Alfonsín. Impresionante manifestación de duelo de un pueblo agradecido.

Carlos Saúl Menem (Anillaco, La Rioja, 2 de julio de 1930) es un político y abogado argentino, que fue el cuadragésimo cuarto presidente de la Nación Argentina, de 1989 hasta 1999. Actualmente se desempeña como Senador por la Provincia de La Rioja.

Cumplió su primer período presidencial de 1989 a 1995, luego de Raúl Alfonsín, e impulsó la reforma constitucional argentina de 1994, que disminuyó la extensión del mandato a cuatro años y habilitó una reelección presidencial inmediata. Esto le permitió presentarse como candidato y ser reelecto en 1995 para un segundo mandato, que se extendió hasta 1999.

En las dos primeras elecciones presidenciales para las cuales se presentó fue el candidato con mayor número de votos, pero la tercera vez, en 2003, en que no alcanzó el mínimo necesario para ser elegido en la primera vuelta, desistió de su candidatura al decidir no presentarse al balotaje. Resultando electo Néstor Carlos Kirchner (Río Gallegos, 25 de febrero de 1950 – El Calafate, 27 de octubre de 2010), quien fue un político y abogado argentino. Entre el 25 de mayo de 2003 y el 10 de diciembre de 2007 encabezando el Frente para la Victoria obtuvo el segundo lugar con el 22,24 % de los votos. Accedió a la presidencia luego de que su oponente Carlos Menem renunciara a la segunda vuelta electoral. En los meses siguientes buscó consenso con los partidos políticos opositores a nivel nacional.

Después de haber intervenido de forma aceptable en la grave situación económica del país, dio inicio a un período en el que fue desatado un proceso de corrupción, del cual fue iniciada una serie de comentarios, que dejaron muy mal parado a Kirchner. Quien murió de forma todavía no aclarada, y en cuyo funeral fuera velado y sepultado en un ataúd cerrado.

Durante su mandato se dedicó a coleccionar euros y dólares, para lo que utilizó los servicios de su asistente personal, Lázaro Báez, actualmente siendo juzgado por el desfalco descomunal, que presuntamente cometió como testaferro del presidente Krchner.

ex-secretario-presidencial-vendio-parte-de-su-empresa-a-lazaro-baez

Cristina Elisabet Fernández de Kirchner (La Plata, 19 de febrero de 1953) es una política y empresaria argentina, fue convertida en presidenta de la Nación Argentina desde el 10 de diciembre de 2007 hasta el 9 de diciembre de 2015. Convirtiéndose, también, en la responsable de que en sus ocho años de gobierno aumentara, considerablemente, la gran crisis política, social, y económica, que llevó a la Argentina a un lugar nunca antes sospechado. Iniciándose el proceso judicial esperado, con el enjuiciamiento de Lázaro Báez, aquel funesto testaferro de su marido, y unos cuantos más.

lazaro y kirchner

lazaro-y-cristina

Cristina, su hijo, y Lázaro Báez, salindo del mausoleo de Kirchner

Y así, entre altas y bajas, ha transcurrido alrededor de un siglo, durante el cual se ha podido comprobar que la Argentina de hoy no puede compararse con la que fue. Llegando en los actuales momentos a tener que confrontar, y tratar de solucionar, los graves problemas heredados, que han obligado al nuevo gobierno a dar un giro de 180 grados al sistema institucional del país, que la ha conducido hasta donde se encuentra al día de hoy.
Como se ha podido advertir, lo ocurrido en la que un día llegara a ocupar una de las posiciones cimeras a nivel mundial, la desgracia que la ha venido persiguiendo, con puntuales excepciones, ha llegado a convertirla en una especie de cenicienta, cada vez más distante del tan anhelado príncipe.

La asunción al poder de Mauricio Macri (Tandil, Argentina, 8 de febrero de 1959), apenas hacen unos cuatro meses, se ha convertido en la esperanza de la cenicienta en poder lograr que el príncipe la saque del maltrato de su perversa madrastra, y le depare mejor vida.

MACRI Y LAS INUNDACIONES

El Presidente Mauricio Macri inspeccionando las inundaciones ocurridas recientemente.

Al encontrarme en Buenos Aires, disfrutando de unos días otoñales, y alejado de lo que tanto ha estado mortificando a la mayoría de los dominicanos, he aprovechado el tiempo para observar, algo más de cerca, la debacle que las autoridades correspondientes han empezado a afrontar, en relación al caos institucional, y a la tremenda corrupción implantada durante los últimos doce años (2003-2015), por un funesto matrimonio, al que la justicia argentina ha decidido enfrentar judicialmente.

contando la plata

Las experiencias que la vida me ha permitido encarar durante estos días me ha dado la oportunidad de comprobar, más objetivamente, la situación por la que atraviesa mi país, a propósito de la crisis institucional creada, en gran medida, por el afán continuista, en nuestro caso, de un grupo, no de un matrimonio, que se ha adueñado del poder político desde hace 16 años, y con intenciones de continuar manipulándolo hasta que les dé la gana.

Olvidándose de que existe un pueblo que los ha venido observando, y silenciosamente está dispuesto a ponerle fin. Sacándolos del poder, investigando en detalle lo que ha estado sucediendo, y tomarles en cuenta lo que les ha costado. Y de ser posible imputar a quienes haya que imputar, y sancionarlos como corresponda.

Si los argentinos han sido capaces de hacer lo que han empezado a hacer, con lo que al parecer no terminará como anteriormente terminaban casos similares, si no como se han venido comportando, entre otros, sus vecinos brasileños, no veo como nosotros los dominicanos seamos incapaces de hacer lo mismo, aunque guardando las proporciones, y sin necesidad de copiarlos, desalojándolos de todas y cada unas de las instituciones del Estado, y devolviéndoles su autonomía. Para que puedan actuar de manera similar a como lo han empezado a hacer las actuales autoridades argentinas.

lula-preso

.LULA Y DILMA

A escasos treinta días de la celebración de las elecciones generales, los dominicanos tenemos una nueva oportunidad de escoger a quienes nos habrán de gobernar, a partir del 16 de agosto de 2016. Decididos a que se produzcan los cambios que tanto anhelamos, y reproduzcamos, sin prisa, pero sin pausa, lo que se está produciendo en la hermana República Argentina.

Así, ni más ni menos, lo esperamos quienes deseamos vivir en una sociedad libre y organizada, capaz de emular las sociedades mundiales que practican una verdadera democracia, y libre determinación. En la cual la alternabilidad gubernamental sea vuelta a implantar en nuestra Constitución, y respetar.

VICTORIA OCAMPO

380px-Victoria_Ocampo

“Debo admitir que mis viajes a Buenos Aires, capital de la República Argentina, me han proporcionado interesantes conocimientos. Y, sobre todo, han contribuido a mi enriquecimiento cultural. No tan solo en términos arquitectónicos, como ya lo he manifestado en varios de mis anteriores artículos. Si no, igualmente, mis contactos virtuales con argentinos que se destacaron en diversas ramas del saber, a finales del siglo XIX, y principios del XX. Algunos de la talla de Victoria Ocampo, personaje de leyenda, que me dieron la oportunidad de conocer talentos que desconocía.”

Con estas palabras hube de iniciar un artículo, que dediqué a la escultora argentina Lola Mora, el 28 de junio de 2014, en el que incluí algunos datos relacionados con la vida de Victoria Ocampo. Igualmente, me referí al Arq. Alejandro Bustillo, como primer arquitecto argentino en dedicar una de sus obras al Racionalismo, al genial Le Corbusier, y su participación en la Argentina. En esta oportunidad, aprovechando la ocasión de encontrarme nuevamente en Buenos Aires, me extiendo algo más en el interesante tema, acentuando sobre su vida profesional, sus importantes contactos internacionales, sus tres residencias, y la revista SUR, su obra más importante.

Sur es el nombre de una revista literaria argentina, que apareció en 1931, y también el de una editorial del mismo nombre que surgió dos años después. Ambas fueron fundadas por la escritora Victoria Ocampo. Sur se convirtió en una revista emblemática de la Argentina. La integró un consejo extranjero integrado por notorias personalidades de la literatura universal: Ernest Ansermet, Drieu La Rochelle, Leo Ferrero, Waldo Frank, Pedro Henríquez Ureña, Alfonso Reyes, Jules Supervielle y José Ortega y Gasset. Su Consejo de Redacción lo integró Jorge Luis Borges, Eduardo J. Bullrich, Oliverio Girondo, Alfredo González Garaño, Eduardo Mallea, Maria Rosa Oliver y Guillermo de Torre.

fundacion 1

En el primer número Victoria Ocampo, estableció a quiénes se dirigiría Sur:

*Waldo, en un sentido exacto, esta revista es tu revista y la de todos los que me rodean y me rodearán en lo venidero. De los que han venido a América, de los que piensan en América y de los que son de América. De los que tienen la voluntad de comprendernos, y que nos ayudan tanto a comprendernos a nosotros mismos.

 *De una próspera familia judía, fue un niño inteligente y muy precoz. Completó estudios en Lausana (Suiza) y se licenció en la Universidad de Yale en 1911. Su primera novela, The Unwelcome Man (1917), fue influida por el psicoanálisis y el Trascendentalismo norteamericano de Ralph Waldo Emerson y Walt Whitman.

WALDO FRANK Waldo Frank

El último número de la revista, el 371, se publicó en 1992, varios años después del fallecimiento de Victoria, acaecido en 1979. En los últimos veintiséis años de existencia la aparición de cada número fue cada vez más espaciada que los anteriores. De tal forma, en su apogeo, entre 1931 y 1966 se editaron 305 números de la revista, y en los siguientes 26 años se editaron solo 67 números.

Sur publicó fuertes escritos donde se discutía sobre ideología, filosofía, y política. Tuvo en su momento un claro perfil anti nazi. Sus problemas económicos paralelamente fueron en aumento debido a sus grandes inversiones en Sur, con la pérdida neta de 85,000 pesos argentinos en el 25º aniversario de su revista.

José Bianco fue secretario de redacción, entre 1938 y 1961, año en que Victoria Ocampo decide separarlo de su puesto por su visita a Cuba, donde había triunfado la Revolución Cubana, y por su participación como jurado en el Premio Casa de las Américas, al cual Ocampo no había sido invitada. La concepción de los objetivos se oponía a la labor tanto estética como ideológica de Victoria Ocampo. La revista rivalizó con Contorno, de Ismael y David Viñas, que se expresaba contra “el establishment de la oligarquía cultural de la revista Sur”.

Antiperonista, festejó el derrocamiento del gobierno de Juan Domingo Perón a manos del golpe de Estado autodenominado Revolución Libertadora en 1955.

De esta Sur tomó un claro contenido. De esta forma se expresó en el 2006 el crítico Daniel Santoro, periodista de investigación, actualmente subsecretario del diario Clarín: “Gauchos, peones rurales, mucamas, obreros bonaerenses, y morochos provincianos eran (supuestamente) una multitud dada a los excesos y a gustos no homologados, una pesada carga de la América profunda que amenazaba invertir la dirección del vector Sur, representado en la tapa de la revista que por entonces ejercía el comisariado cultural y del buen gusto. El vector en el logotipo de esta revista señalaba el sur desde el norte, mostrando simbólicamente la dirección aceptada para influencias y homologaciones. El conjunto de las novedades políticas y culturales aportadas por el peronismo conformaban un indeseable programa estético capaz de invertir la dirección del vector de influencias, lo que provocaría un reflujo contaminante hacia las activas aguas de la modernidad de posguerra.”

SUR (2)  SUR (1)

Sur fue un enlace con la intelectualidad y el pensamiento entre Argentina e Hispanoamérica, Europa, y Estados Unidos que tuvo un impacto determinante en la cultura mundial entre las décadas de 1930 y 1970. La revista intervino además fuertemente en las discusiones ideológicas y filosóficas. Sur publicó fuertes escritos donde se discutía sobre ideología, filosofía y política.

A través de su relación con Rosa Oliver, Martínez Estrada, Eduardo Mallea y José Bianco y sus trabajos en Sur (su colaboración de 1942 en la publicación de Victoria Ocampo dictamina y justifica, por primera vez, el rango único de la obra de Borges en la literatura argentina), Pedro Henríquez Ureña participa activamente en la construcción y modelado del universo cultural argentino, en los años 1930 y 1940.

PEDRO HENRIQUEZ UREÑA

Villa Ocampo es el nombre de la residencia de la casa de veraneo de la aristocrática familia Ocampo, ubicada en la localidad argentina de *Béccar, en el partido de San Isidro, Provincia de Buenos Aires, lugar que posteriormente fue la vivienda de Victoria Ocampo. Que fue visitada por grandes personalidades de la cultura del siglo XX, como Waldo Frank, Albert Camus, Jorge Luis Borges, Rabindranath Tagore e Ígor Stravinski, y el dominicano Pedro Henríquez Ureña.

*El 24 de octubre de 1580, Juan de Garay entregó a Juan Ruíz de Ocaña una gran estancia. La misma se extendía sobre el margen del río de las Conchas (actual río de la Reconquista) y abarcaba gran parte de los actuales partidos de San Fernando, San Martín y San Isidro. Incluía también las tierras donde mucho después surgiría Villa Adelina.

Inicialmente alterno su vida entre residencias de verano de familias de clase alta y pequeños campos de cultivo. Entre estas estancias podemos destacar a la casa de verano de la familia Ocampo, Villa Ocampo, residencia de la escritora Victoria Ocampo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  victoria_ocampo_juanto_a_borges_y_sumadre_seix_barrial

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  Gabriela_Mistral_3OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tagore, poeta indu

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  VICTORIA Y ORTEGA Y GASSET

Así, la obra de esta mujer tan especial, la revista y Editorial Sur, es el ruto de sus importantes relaciones intercontinentales que supo cultivar en buena parte de sus cuarenta primeros años de vida. El contacto con tantas y tantos personajes que son hoy parte de la historia cultural de la humanidad le dieron un destino. Es con gentes como estas que Victoria Ocampo construyó a su alrededor un mundo a su manera, que le sirviera a su patria, en bandeja de plata, lo mejor que pudo.

*Henry Graham Greene (Berkhamsted, Hertfordshire, 2 de octubre de 1904 – Vevey, Suiza, 3 de abri de 1991) fue un escritor, guionista, y crítico británico, cuya obra explora la confusión del hombre moderno y trata asuntos política o moralmente ambiguos en un trasfondo contemporáneo. Fue galardonado con la Orden de Mérito del Reino Unido.

Otro dato interesante es el hecho de que no cabía duda que Le Corbusier se mostró muy interesado en la construcción de la vivienda, ya fuese por el significado de lo que podría haber sido su primer obra en la ciudad de Buenos Aires, como por la relación existente entre quien realizó su encargo y Victoria Ocampo, mujer que había promocionado su presencia en Argentina. Este interés quedó demostrado en la correspondencia con Julián Martínez.

Llama la atención, sin embargo, que Victoria recurriera a quien era entonces el arquitecto de mayor prestigio y renombre en la Argentina: Alejandro Bustillo. Hombre que no respondía expresamente a los cánones de la arquitectura moderna, resolvió el diseño en sentido de adoptar el racionalismo como solución del proyecto.

La relación de Ocampo con la premio Nobel Gabriela Mistral comenzó en 1934 cuando se conocieron personalmente en Madrid por medio de María de Maeztu. Mistral aprovechó el encuentro para reprocharle irónicamente el hecho de haber nacido en «la sociedad más cosmopolita del sur», su afrancesamiento y no haber buscado un acercamiento con Alfonsina Storni. Poco después, Mistral le escribió que «ha sido descomunal mi sorpresa de hallarla a usted criolla, tan criolla como yo, aunque más fina» y agregó que «desde que leí su primer libro supe que usted entraba en la escritura literaria con cuerpo entero. Si yo creyese… que su radio de influencia no es sino un grupo de señores snobs, no perdería mi tiempo escribiéndole».

 Rabindranath Tagore  en idioma bengalí, রবীন্দ্রনাথ ঠাকুর, (Calcuta, 7 de mayo de 1861 – ibíd., 7 de agosto de 1941) fue un poeta bengalí, filósofo del movimiento Brahmo Samai (posteriormente convertido al hinduismo), artista, dramaturgo, músico, novelista y autor de canciones que fue premiado con el Premio Nobel de Literatura en1913, convirtiéndose así en el primer laureado no europeo en obtener este reconocimiento.

En su viaje hacia Perú, contrajo una enfermedad que lo obligó a hacer reposo en Argentina durante dos meses en 1924. Allí conoce a la escritora Victoria Ocampo, con quien entablaría una gran amistad. Ella le pagaría su estadía en Buenos Aires, en la quinta Miralrío, los dos meses que él estuvo en reposo. En su estadía, él escribió un poema de amor para Victoria que el bengalí títuló “Puravi”, en un volumen dedicado a “Vijaya”, como él cariñosamente la llamaba.

En 1930, se volvieron a ver, ya que Victoria Ocampo, organizó una exhibición en París, con los extraños dibujos que Tagore componía en sus manuscritos. Antes de morir, el compuso otro poema hacia ella, contando la admiración de ser una mujer transgresora para la época.

VICTORIA, PEDRO, ETC. (1)

En la casa de Victoria Ocampo en Mar del Plata, año 1924, parados de izquierda a derecha: Pedro Enriquez Ureña, el pintor Emilio Pettoruti, Rabindranath Tagore, Julio V González, Carlos Américo Amaya y Carlos Rodriguez Pintos. Sentados: Guillermo Korn, persona no identificada, Elvira Roldán de Amaya y Pedro Blake. Enviada por el Prof. Julián Mendozzi.

                                                                                                                                              VVictoria Ocampo, contó en su primera autobiografía El Archipiélago, lo siguiente:

“Empezó antes de mi nacimiento, en 1890. Mi padre fue el arquitecto de la casa y trazó el parque, grande en esa época. Casa y parque se encuentran en las barrancas de San Isidro, a la altura de Punta Chica, a 20 kilómetros de la capital. Hoy, quedan comprendidos en el Gran Buenos Aires. La propiedad pertenecía a una de mis tías abuelas, Francisca Ocampo de Ocampo, y sólo en verano residía allí la familia. Esta familia se componía de mis tías abuelas (con quienes hemos vivido siempre), mis padres, mis hermanas (cinco) a medida que llegaban al mundo, y, al principio, mi bisabuelo. Murió de mucha edad. Yo diría que la historia de la quinta empieza con él, aunque poco tiempo pudo disfrutarla. Este bisabuelo era gran amigo de Sarmiento y administraba sus escasos bienes. Sarmiento no se ocupaba de ellos, y mi bisabuelo se obstinaba en enderezar sus finanzas caseras.”

Victoria Ocampo habitó primeramente en la ciudad de Buenos Aires, siendo pionera en la arquitectura y en la decoración del racionalismo, o funcionalismo en la Argentina. Ella construyó la primera casa racionalista de Argentina en 1926, en el lujoso barrio de Palermo Chico, estilo que inmediatamente impactó en el resto de las edificaciones y residencias allí ubicadas.

CASA DE LA CULTURA CASA DE VICTORIA OCAMPO, ESCALERA (Medium)

MANUEL FRENTE A LA CASA

Heredó la residencia, hoy denominada Villa Ocampo, en 1930, y la siguió usando como casa de verano durante once años más, hasta que decidió mudarse definitivamente allí.  Redecoró la casa, en un sentido vanguardista para la época, inspirada en la obra del arquitecto francés Le Corbusier. Para1941 ese estilo era toda una vanguardia y a Victoria le encantaba estar a la última moda.

También heredó la casa de veraneo de su tía Pancha, hoy Villa Victoria, que se localiza en la ciudad de Mar del Plata. Es a partir de ese momento cuando grandes intelectuales de la época visitaron ambas propiedades. Varios de ellos, incluso, pasaron sus noches junto a Victoria en estas magníficas residencias, que les dieron una historia y espíritu único.

Villa Victoria

Villa Victoria

 “Desde que dispuse de mis quintas, fueron las de los escritores amigos. Deseo que gracias a la UNESCO conserven este destino.” Esas fueron las palabras de Victoria cuando decidió donar su casa en Beccar, Villa Ocampo, y su residencia de verano en la ciudad costera de Mar del Plata, Villa Victoria, a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, por sus siglas, Unesco. En 1973 se persuadió de hacer el importante donativo a esta organización cultural mundial, temerosa de que sus bienes y su legado no fueran correctamente administrados si se los dejaba al estado argentino, en ese entonces gobernado por el peronismo. Victoria buscó una organización internacional que fuera respetuosa, confiable y que siguiera haciendo lo que Victoria hacía en las dos casas, reunir a la cultura. Este fue el motivo por el cual donó ambas residencias a la Unesco.

Al fallecer Victoria en 1979, la Unesco se hizo cargo de Villa Ocampo, pero vendió Villa Victoria inmediatamente después, previo remate de su contenido del cual no hubiera debido disponer por legado. Esos fondos fueron a parar a París, a las arcas del organismo internacional que nunca rindió cuentas de su utilización ni acreditó intereses por su inversión.

VILLA OCAMPO

Ville Ocampo

En 1997 el gobierno argentino declaró a Villa Ocampo, Monumento Histórico Nacional, y en el año 2003, sufrió un gran incendio en sus techos, en el ala norte de la casa. Con ese incendio, se perdieron una gran cantidad de objetos patrimoniales entre libros, muebles y cartas. El hecho, ocurrió ya que la vieja instalación eléctrica estaba en mal estado y se produjo un corto circuito en los techos de madera de la casa. Frente a este acontecimiento, la Unesco creó un ente destinado a restaurarla, llamado Proyecto Villa Ocampo.

Como la casa es Monumento Histórico Nacional Argentino, las leyes argentinas mandan que solo el estado puede realizar mantenimiento edilicio a sus monumentos. Es por ello que el Ministerio de Obras Públicas de la Nación restauró el edificio y jardines, y el Proyecto Villa Ocampo, los mobiliarios y libros, para luego ellos quedarse con la administración de la casa.

En el año 2005 se inauguró la Casa de Cultura Villa Ocampo, con la apertura de solo su planta baja. La apertura de su primer piso se realizó en abril de 2008.

Villa Ocampo, hoy es administrada por la Unesco a través de un ente llamado Proyecto Villa Ocampo. Las actividades culturales que allí se realizan, son gracias al esfuerzo de la Asociación de Amigos de Villa Ocampo (AAVO). Los talleres literarios son coordinados por la Universidad de los Andes.

La casa de Victoria Ocampo en la calle Rufino de Elizalde, en Palermo, es la primera casa racionalista de Buenos Aires y uno de los ejemplos más representativos del modernismo en la Argentina. Construida por Alejandro Bustillo en 1929, la casa se basó en un proyecto que Victoria le pidió a Le Corbusier, y en el diseño de varias casas europeas construidas por el arquitecto suizo. De líneas depuradas, paredes blancas, mobiliario moderno y muy poca decoración, Victoria tuvo que soportar la oposición del vecindario que la acusó de afear el barrio.

FAMILIA OCAMPO

8435-“En Villa Victoria, Victoria Ocampo, el presidente Alvear y Regina Pacini”. Hernán Paredes

Presidente Alvear en compañía de la familia Ocampo,