LA CASA DE PONCE DE LEON

PONCELEON ESCUDO

Una leyenda convertida en realidad fue lo que se operó en el año 1972 con la restauración y su conversión en museo de la casa de piedra de Juan Pone de León, que había llegado hasta nuestros días, irresponsablemente, convertida en ruina.

Construida en (c.1505) por el valiente capitán castellano en un lejano paraje de la región oriental de La Española, llamado San Rafael de Yuma, perteneciente a la actual provincia La Altagracia, donde el gobernador Frey Nicolás de Ovando lo envió a luchar contra los aborígenes, a los que sometió definitivamente. Controlada la situación a favor de su gente, Ponce decidió permanecer en la región, desde donde planificó y produjo la expedición de la conquista de Puerto Rico.

Es oportuno decir  que el descubrimiento de La Florida no se produjo durante aquella expedición que el Conquistador organizó, y salió desde el territorio de La Española. Esa hazaña fue producto de otra expedición, que salió desde San Germán, Puerto Rico. El párrafo que sigue a continuación lo extraje de Wikipedia, Internet.

“Ponce de León fue a Salvaleón, donde equipó dos embarcaciones, poniendo  la más grande en manos de Juan Bono de Quejo, y la más pequeña a manos de un timonel llamado Antón de Alaminos, que había participado en el Cuarto Viaje de Colón, y que era el que mejor conocía el Caribe. Las dos naves parten hacia San Germán, donde alistan el buque insignia, la carabela San Cristóbal de Juan. En 1513 partieron las tres naves desde San Germán y navegaron por las Bahamas, llegando a la isla de San Salvador.”

“Juan Ponce de León decidió invertir gran parte de sus ganancias en explorar las tierras al norte de Puerto Rico. Armó tres navíos, bien provistos de gente y marineros y partió del puerto de San Germán el 3 de marzo de 1513. El 27 de marzo avistó La Florida por primera vez.”

“Tras sufrir graves problemas económicos que le exigieron hipotecar toda su fortuna, partió desde Puerto Rico con dos carabelas, cincuenta caballos, doscientos hombres y algunos religiosos.”

BOCA DE YUMA

Boca de Yuma. Ensenada desde donde partió Ponce de León  a la conquista de Puerto Rico.

Entre los primeros visitantes a la casa a mediados del Siglo XX fueron el historiador alemán Erwin Walter Palm y Emile de Boyrie Moya, pionero de la arqueología en el país, fundador del Instituyo de Investigaciones Antropológicas (INDIA) 1947, y autor de la obra “Casa de Piedra de Ponce de León en Higuey” (1964). A Boyrie de Moya se deben las fotografías de la casa en ruinas que aparecen en este trabajo.

CASA DE PONCE DE LEON (12)

CASA DE PONCE DE LEON (16)

OBRA DE BOYRIE DE mOYA

No pasó mucho tiempo de haberme hecho cargo de la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC) sin que estas ruinas fueran  objeto de nuestra especial atención. Debido a la suerte que seguía corriendo el monumento, que de manera casi milagrosa se había conservado “in the meddle of nowhere”. Casi de inmediato ordenamos los trabajos de levantamiento y composición de un proyecto de restauración, que fuera encargado a darle seguimiento al Arq. Rafael Ricart Nouel. Responsabilidad que fuera traspasada  a Juan Fidelio Guzmán Ramos, a quien le dábamos vuelta a menudo a supervisar las obras.

CASA DE PONCE DE LEON (18)

CASA DE PONCE DE LEON (8).jpgDadas mis relaciones de compañerismo con el director del Instituto de Cultura Puertorriqueña, nuestro recordado amigo y asesor, Ricardo Alegría, le solicitamos su colaboración en lo relativo a la historia del conquistador de la isla hermana. Y al arqueólogo dominicano, entonces residente en Puerto Rico, Luís Chanlatte Baik, que tuvo a su cargo los trabajos de arqueología.

CASA PONCE DE LEON VISITA ALEGRIA

008 (2)Un lamentable inconveniente se suscitó a raíz del inicio de los trabajos. Primero he de relatar la anécdota de la asignación de los proyectos del Sector de la Atarazana, la Casa de Ponce de León, y la Fortaleza de Puerto Plata, por parte del presidente Balaguer. Resultó que al llevarle los tres proyectos al presidente, este ordenó que me fueran asignados por contrato. De esa forma querría retribuirme con algunos recursos extras dado lo miserable de mi remuneración como Director de la OPC. En cambio, yo decidí compartir estas responsabilidades  y sus beneficios, entregándole al Arq. Ricart Nouel el correspondiente a Ponce de León, y al Arq. Virgilio Dalamu el de la Fortaleza de Puerto Plata. Resultando que después de haber subscrito el contrato con el gobierno Ricart Nouel decidió viajar al extranjero a trabajar con la UNESCO. Por lo que fue necesario encargar la obra al compañero Juan F. Guzmán Ramos que, aunque no era arquitecto, tenía más que suficiente experiencia en el manejo de las obras de restauración y de los obreros, que había adquirido durante los trabajos de restauración del Alcázar de Colón (1965). En el que llegó a ocupar un puesto importante como asistente del director de las obras que el arquitecto Javier Barroso había dejado a cargo de la obra. Culminado los trabajos de Higuey muy satisfactoriamente, y a tiempo.

Para poder desarrollar los trabajos fue necesario obtener un permiso de corte de madera de caoba que se necesitaría para las vigas y alfajías, entrepiso, escalera, y el portaje. Para la cubierta fueron ordenadas las tejas a un taller en La Vega. Y para dejar identificado el gobierno que propició se hicieran las cosas como se debían hacer, se instaló una modesta tarja de piedra grabada rústicamente. En cambio esta fue sustituida algún tiempo después por disposición de la Secretaría de Cultura, de la que, lamentablemente, había empezado a depender la Oficina de Patrimonio Cultural, teniendo que actuar a raíz de un huracán que asoló esa zona, y le hizo algunos daños a la cubierta. Tarja que no era prudente sustituir, dado el valor histórico de la misma, como recuerdo de las obras de restauración, no de mantenimiento, como fue el caso.

Un pequeño y modesto mueso fue instalando en una vitrina conteniendo piezas encontradas en las excavaciones arqueológicas, y varios muebles tomados prestados del Alcázar de Colón, y otros fabricados en el taller Artes de Santo Domingo, de nuestra propiedad.

CASA PONCE DE LEON INTERIOR (Medium)Al concluirse los trabajos fue organizada una regia inauguración a la que asistieron, además del presidente Balaguer, don Cristóbal Colón y Carvajal,  Duque de Veragua y Sra., el Vicegobernador de Puerto Rico, Sr. Fernando Chardón, en representación del Gobernador, y una nutrida delegación del cuerpo diplomático, y del gobierno. Además, la Señora Eugenia Santiago de Delgado, quien donó un busto del Conquistador, réplica del que se encuentra en el Viejo San Juan. La bendición de los trabajos  estuvo a cargo del Obispo de Higuey, Monseñor Juan Félix Pepén.

INAUGURACION CASA DE PONCE DE LEON (3)

BUSTO

No me es posible concluir este emotivo relato sin mostrar dos fotografías del lugar donde construyó su casa, en la que se conservan los arranque de los muros, en un asentamiento  que llamaron Caparra.

RUINAS DE CAPARA (2)

https://www.youtube.com/watch?time_continue=36&v=_8WKnQkzj34

“Es el lugar en el que se estableció la primera población española en Puerto Rico. Aquí Juan Ponce de León edificó su casa. En cuyo lugar el Instituto de Cultura Puertorriqueña instaló un museo que nos pone en contacto con el mundo de la conquista, y la historia de la colonización.

En 1935 Adolfo de Hostos excavó el lugar en el que fueron encontraron artefactos y vasijas que usó Ponce de León y los primeros colonizadores. Posteriormente, en 1956 el Instituto de Cultura continuó las excavaciones al mando del Dr. Ricardo Alegría, su Director. Se encontraron azulejos, monedas de la época, jarras de barro, adornos y otros objetos.

Cita de Juan Ponce de León: “Fice una casa mediana con su terrado, e perfil, e almenas, e su barrera delante de la puerta, e toda encalada de dentro a fuera, del alto de siete tapias con el pretil e almenas”.   

En cuanto a la ciudad de San Agustín debo señalar que no tuvo nada que ver con Juan Ponce de León. Su permanencia en La Florida fue relativamente corta. Fundada en septiembre de 1565 por el explorador y almirante asturiano Pedro Menéndez de Avilés, San Agustín es la ciudad de origen europeo más antigua del territorio de Estados Unidos habitada de forma permanente.

FIRMA DE PONCE DE LEON

Firma de Juan Ponce de León.

 

JUAN PONCE DE LEON

JUAN PONCE DE LEON

Me voy a tomar un receso de unas dos semanas antes de continuar mis comentarios anuales sobre la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC). Que van por el año 1970.

El presente fue uno de los primeros que publiqué en mi blog (6 de agosto de 2014). Dado su interés histórico para nuestro país, así como su importancia para el desarrollo de nuestro turismo, frente a la indiferencia dominicana, decidí publicarlo nuevamente, editado con algunas observaciones.

Juan Ponce de León y Figueroa (Santervás de Campos, Valladolid, 8 de abril de 1460 – La Habana, Cuba, julio de 1521), adelantado de ascendencia noble fue paje en la corte de Fernando el Católico, y combatió en la conquista de Granada. Fue un exitoso conquistador español, que dominó a las huestes del cacicazgo de Higuey, y construyo su casa en el mismo lugar. Conquistador y primer gobernador de la isla de Puerto Rico, además de descubridor de la península de La Florida, hecho ocurrido un domingo de Pascua de Resurrección, el 27 de marzo de 1513. Como la Pascua de Resurrección también se conoce como Pascua Florida, Y se celebra como la fiesta de las flores, a la península se la llamó La Florida.

Existen dos versiones de la llegada de Ponce de León a La Española. Una refiere que hizo su primer viaje a América con Cristóbal Colón en su Segundo Viaje en 1493, mientras la otra se asume que lo hizo con Nicolás de Ovando en 1502, y colaboró con este para frenar una rebelión de los taínos en la zona oriental de La Española.

Por dicha actuación fue recompensado con el cargo de gobernador de la recién creada provincia de Higüey. En ese cargo, alquilaba indios para buscar oro y los que no, trabajaban en los abundantes cultivos de yuca. Ponce de León se hizo rico sirviendo como gobernador, sobre todo gracias a ese cultivo. El puerto de Higüey, en el Paso (Canal) de la Mona, era parada obligada para los barcos españoles que regresaban a Europa, ya que el pan que se hacía con la yuca se conservaba bien con la humedad, era nutritivo y sabía muy bien. Debido a esta prosperidad, Ponce construyó una casa en un lugar que llamado San Rafael de Yuma, en la provincia de Higüey, que llamó Salvaleón, y mandó traer a su esposa e hijos.

INAUGURACION CASA DE PONCE DE LEON (1)

INAUGURACION CASA DE PONCE DE LEON (3)INAUGURACION CASA DE PONCE DE LEON (4)INAUGURACION CASA PONCE DE LEON (2) (Medium)

Durante su estadía en Higüey, construyo una casa de piedra, de dos niveles (c.1505), en la que vivió en compañía de su familia. Se conserva, restaurada por la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC) en el año 1972, y convertida en museo. Escuchó las historias de las riquezas existentes en Borinquén, la Isla de San Juan. A partir de ese momento, concentró todos sus empeños en poder acudir a ese sitio, siéndole concedido el permiso necesario. El 12 de agosto de 1508, es decir, ocho años después de haber llegado a La Española, Ponce de León parte de una ensenada en Boca de Yuma, Higüey, para explorar Borinquen. Dio órdenes de plantar yuca en el caso de que las misiones de exploración en busca de oro fueran fracasando.

BAHIA BOCA DE YUMA

Bahía Boca de Yuma. Hermosa ensenada en la que se podría hacer cualquier atractivo turístico.

Ponce de León llegó con sus hombres y fundó la villa de Caparra, primer asentamiento europeo en Puerto Rico, cercano a la actual ciudad de San Juan. Fue amistosamente recibido por el principal cacique de la isla, Agüeybaná, que según cuentan los cronistas creí­a que los españoles tení­an origen divino. Como era habitual al llegar a cualquier región al cacique se le preguntaba por los lugares donde podrí­a encontrarse oro y éste los condujo a dos rí­os, el Manatuabón y al Cebuco, en donde encontraron abundantes cantidades del deseado mineral.

ENCUENTRO DE PONCE CON CACIQUE PUERTORIQUEÑO

Ponce rápidamente volvió a Santo Domingo con las pruebas recogidas y obtuvo la gobernación de Borinquen instaurando el régimen de la encomienda ya conocida en La Española, por la que los nativos tení­an que trabajar y pagar tributo a cambio de recibir educación y protección.

Como era de esperarse los nativos no pudieron aguantar mucho esta situación y comenzaron, al igual que en la Española, los problemas y las rebeliones. Agüeybaná habí­a sido muy condescendiente con los españoles, colaborando activamente con ellos pero a su fallecimiento fue sustituido por su sobrino

Agüeybaná II, mucho más belicoso y valiente que su tí­o. Se levantó en la rebelión taína de 1511 y unió a gran parte de los caciques que no querían continuar con la nueva situación.

La respuesta de Ponce de León no se hizo esperar, buscó, capturó y ejecutó a todos los caciques rebeldes aplastando así­ la rebelión taí­na. Algunos nativos consiguieron huir a los montes, uniéndose a los caribes, para desde allí, seguir hostigando a los europeos.

Diversos acontecimientos negativos se sucedieron durante su estadía en Borinquen. Quizá animado por el éxito que había tenido Hernán Cortés en México en 1519, Ponce de León organizó en 1521 una expedición para colonizar La Florida con dos barcos que transportaban aproximadamente 200 hombres, incluyendo a sacerdotes, agricultores y artesanos, 50 caballos y otros animales domésticos además de instrumentos de labranza.

Ponce de Leon en San Juan Mausoleo

Estatua y Mausleo de Poce de León en San Juan, Puerto Rico.

La expedición recorrió la costa suroeste de Florida, en alguna parte de los alrededores del Caloosahatchee  River o Charlotte Harbor. Cerca de un gran campamento indígena en Bahía Espero comenzó a construir una colonia. Durante 5 meses todo marchó adecuadamente, pero los colonos pronto fueron atacados por los calusa, y Ponce de León fue herido por una flecha envenenada en el hombro. Otras fuentes apuntan a que realmente fue una herida de flecha en la pierna, que se le gangrenó.

Estatua-Ponce-de-Leon en San Agustin

Estatua del Conquistador en San Agustpin, Florida

Después de este ataque, él y los colonos fueron en barco a La Habana, donde pronto murió a causa de la herida. Su tumba está en la catedral del Viejo San Juan, Puerto Rico, en un monumento erigido y costeado por el Casino Español de San Juan. Los restos habían sido exhumados el 18 de junio de 1907 de la Iglesia de San José en San Juan y se custodiaron allí, en espera de la construcción de un mausoleo en la Catedral.

Después de haber estado metido en las profundidades de una familia noble de España me ha venido a la mente la idea de comunicarle al Ayuntamiento de Higuey instalar un monumento de Ponce de León. Honrar honra. Además de haber sido un personaje atractivo, y una historia intrigante.

A propósito de la restauración del monumento no puedo dejar de aclarar el affair de las dos tarjas que se colocaron en la fachada. Una hecha en piedra del lugar, bastante rudimentaria, colocada por la OPC, provisionalmente, con motivo de la inauguración, y otra colocada por otra de las direcciones de la OPC, y de otro gobierno, a propósito de unos trabajos de reparación a consecuencia de un mal tiempo que azotó la zona. Quienes se tomaron la falta de ética profesional y política para eliminar la que estaba, y colocar la nueva, hecha en bronce.

TARJA CASA PONCE DE LEON (2)

RESTAURADO POR EL GOBIERNO CONSTITUCIONAL 1972

TARJA CASA PONCE DE LEON (3)

Bregar con asuntos tan sagrados como el Patrimonio Cultural de una nación no es para jugar a la política salvaje. Respetémosnos, y actuemos como ciudadanos civilizados.

 

 

AÑO 1970

Quiero advertir que el recorrido por el año 1970 resultó bastante extenso. Por lo que me vi obligado a suprimir algunos recortes menos relevantes.

001

Si el año 1969 lo podemos considerar importante en realizaciones, tanto en obras de restauración, como en contactos nacionales e internacionales, y la continuación de la campaña de relaciones públicas, tanto a nivel nacional como internacional, el año 1970 fue un período durante el cual se produjeron realizaciones, que al través de lo que podrás observar en la presente lucubración, la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC), que había nacido no hacía más de tres años, se impuso a nivel nacional, y de algunos organismos y personalidades internacionales, como si se hubiera tratado de una agencia con muchos años de servicio en la administración pública.

026

027

El Editorial de fecha 1 de julio de 1970 refiere con claridad meridiana lo que yo me he atrevido asegurar. Y nuestras aseveraciones sobre polémicas en las que participábamos fueron apoyadas por una mayoría de los que opinaron. Es uno de casos el color que debían llevar las fachadas de las casas a las que se les intervenían las fachadas. Borrando las diferentes barbaridades a que fueron sometidas durante el largo período de incuria en el que vivió el pueblo dominicano.

009 (2)

006 (2)

007 (2)

008 (3)

014 (3)

013 (4)

017

 

018 (3)

012 (5)

010 (5)

011 (4)

Con este descubrimiento no había necesidad de inventar para reconstruir los otros tres lados del claustro.

012 (3)

Esta publicación se refiere a lo que fue el reinicio del turismo en Santo Domingo.

Para nadie que tenga algún conocimiento del movimiento turístico en nuestro país, y muy particularmente en Santo Domingo, le será extraño ignorarlo. Había llegado a su mínima expresión a partir de la Revolución de 1965. Era muy raro encontrar un turista caminado por las calle de la capital. Con los trabajos de reparación y limpieza de la Ciudad Colonial ejecutados por la Comisión de Ornato Cívico, que fue para lo que se creó, y los de remodelación de algunas fachadas deterioradas, las agencias de viajes se animaron y comenzaron a traer algunos curiosos.

003 (7)El Dr. Manuel Mañón Arredondo, uno de los fieles amantes y defensores del patrimonio cultural dominicano, le puso la tapa al pomo en sus declaraciones. Como persona respetuosa que era no quiso dar nombres, como se acostumbra en círculos de intelectuales. Pero, conociendo de lo que se trataba, en la entrevista es posible que los individuos que pertenecían a las diversas comisiones, o se mantenían merodeando los diferentes círculos interesados en el tema, caigan en cuenta de quienes nos referimos.
A mí me parece mentira, que en 1970 alguien fuera capaz de producir esta denuncia, hecha con elegancia y discreción. De todo ello me permito pedirles que lean al Dr. Mañón detenidamente y, de serle posible, compárenlo con las mías.

020 (2)

El interés de la ciudadanía llegó a constituirse en algo tan importante, que las invitaciones para diversas actividades nos llegaban frecuentemente. Lo mismo para una reunión de empresarios de una de las casas de ron, como para una charla en la Cámara Americana de Comercio, y en otras tatas actividades. Siempre he pensado que solo bastaron tres años de trabajo continuo para que la OPC o su director, fueran tomados en cuenta, impresionados por lo que estaban viendo o leyendo en los diarios, y más adelante en la televisión. Y de esa manera continuó aquel romance entre la gente y lo que hacía la OPC, hasta que llegó el momento del cambio de gobierno y una de sus agencias favoritas.

025(2)El Arq. Del Monte fue invitado a dictar una charla en una de las cenas de la Cámara Americana de Comercio. Espacio que estaba reservado para temas de economía, banca, comercvio, etc.

El entusiasmo llegó a calar en la población de tal manera, que uno de los bancos extranjeros que prestan servicio en el país se acercó a nosotros para que le diseñáramos un ambiente colonial en la sucursal que estaba a punto de abrir en la Avenida Independencia casi a esquina Benito Monción.

021 (3)

1969 (II) (21)

010 (3)

Uno de los principales monumentos históricos con que cuenta nuestro país es sin duda alguna la Fortaleza de San Felipe de Puerto Plata. Abandonada, y parcialmente destruida, como casi todo nuestra riqueza monumental, donde quiera se encuentre, la OPC asumió la responsabilidad de su restauración. Le tocó su turno conjuntamente con dos proyectos más. El de la calle Atarazana, y la Casa de Ponce de León, en San Rafael de Yuma, provincia La Altagracia. La responsabilidad de dirigir los trabajos de la fortaleza recayó sobre el arquitecto Virgilio Dalmau, quien tuvo que abandonarlos, temporalmente, por tener que viajar al exterior a cumplir compromisos personales. Y fueron confiados al arquitecto Teódulo Blanchard.

De las intervenciones realizadas por la Comisión de Ornato Cívico, puedo asegurar que la construcción de un pasaje peatonal entre las calles Isabel La Católica y Las Damas no contó con mi anuencia. Ni como miembro de la Comisión, ni como Director de la OPC. En uno de mis artículos me referí a las dos casas del Siglo XVI de la calle Las Damas, que fueron demolidas para darle paso al pasaje peatonal. Ahora completo la idea señalando la demolición de otras dos casas que se encontraban en la Isabel La Católica para que fuera posible completar el pasaje de ese lado.

002 (6)

Se puede asegurar, con la responsabilidad que ameritan estos comentarios, que intervenciones como esta son totalmente desestimadas en todas partes de mundo. En la ciudad del Siglo XVI y la que llegó hasta avanzado el caprichoso Siglo XX no existía este pasaje, y no existía motivo alguno que permitiera a la Comisión de Ornato Cívico modificar el trazado de la zona más importante y más antigua de la Ciudad Colonial. Que fue de lo primero que surgió en la ciudad concebida por su fundador y gobernador Nicolás de Ovando. Y lo primero en construirse en el llamado Nuevo Mundo.

021 (4)

Detalle de una de las esquinas de la segunda planta del claustro del Convento Mercedario tal como se conservó. Pudiendo servir de modelo para su continuación.

003 (6)

004

Un proyecto que nos entusiasmó mientras estábamos resolviendo el desastre en que se encontraba la Capilla de la Soledad, que perteneció al Convento Mercedario, y fuera separada de la misma forma que otra porción del mismo para que fuera ocupada por una logia, preparábamos el proyecto de rescate de la Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes.

Mientras terminábamos con la Capilla de la Soledad se utilizaron unos recursos que la OPC conservaba, para iniciar algunos trabajos de bajo costo, en lo que se nos aprobaba el presupuesto general del conjunto monumental. Entre estos trabajos se resolvió rescatar el ábside, corregir filtraciones en la bóveda, y desperfectos en la torre campanario. Y restaurar la linterna sobre la cúpula, entre otros.

Igualmente se iniciaron los trabajos de acondicionamiento y limpieza del lado del claustro junto a la iglesia. Apareciendo todas las columnas y los arcos que lo integran. Quedando terminado, esperando los recursos solicitados para continuar con el conjunto monumental en sentido general, pero que nunca pudimos.

Así como lo están leyendo, el resto de tan importante trabajo restauración fue continuado por la Comisión de Ornato Cívico, que entre lo que pudieron resolver eliminaron el recubrimiento (cal) de las paredes, columnas y arcos interiores, y completaron los otros tres lados del claustro, que en vez de copiar el lado auténtico, descubierto, utilizando la totalidad de los sillares que permanecían regados por doquier, y completando el faltante como le pareciera a los restauradores, reconstruyeron cada lado de manera diferente. Dilema que para poder explicarlo en un artículo como este me tomaría más de lo que me permiten estos trabajos.

Un detalle que no fue tomado en consideración para la reconstrucción de la arcada de la segunda planta que mira hacia este fue de la manera como se hizo, aún teniendo la muestra en la esquina que se ve en la foto.

Para concluir con los trabajos ejecutados por la Comisión de Ornato en el Convento Mercedario solo me resta agregar la demolición del anexo que arropaba todo el exterior del ábside. Que daba una visión muy diferente a la que tuvo durante muchos años.

O21(1) ANEXO IGLESIA LAS MERCEDES (Medium)No puedo pasar la página correspondiente al Convento Mercedario sin dejar bien claro que las obras del claustro quedaron pendientes. Y que la Capilla de la Soledad fue ocupada como almacén y taller de carpintería. En conclusión, espero que algún día se decida entrarle a dos manos a lo que daría como resultado el más importante conjunto monumental de Santo Domingo.

Antes de cocluir el año 1970 nos dispusimos a organizar una exposición de piezas de arte prehispánico, importantizándolas de manera similar a las de arte colonial.

014 (5)

015 (4)

016 (3)017 (2)

018 (4)

En estos recortes periodísticos se puede apreciar lo que la OPC tenía en mente desde el principio de su gestión. Ocuparse del patrimonio arqueológico prehispánico, tan olvidado como el colonial y el republicano. A tales efectos decidimos hacer algo similar a la presentación, en el mismo lugar, de la colección de arte sagrado colonial. Todo un éxito, que conllevó al presidente Balaguer a decidir construir el Museo del Hombre. Lo que condujo a una nueva desintegración de lo que debió haber sido la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Nación.

022 (4)

Mientras tanto, continuábamos en contacto con promotores culturales y turísticos, al igual que con personas particulares que deseaban la ayuda de la OPC. De esa política surgieron muchas actividades, como la que presentamos a continuación, en la que la señora Leonor Porcella de Brea quien puso en circulación una de sus últimas obras en los salones de la misma.

006 (3)

008 (4)Otro paso que continuamos dando durante aquellos afanes por resolver los problemas de lo que se nos había encomendado, y lo que no, fue el de trabajar en la restauración de obras de arte, o de objetos ligados a estos. En este caso vitrales. Lo que fue posible gracias al envió, de nuestra parte, de un técnico autodidacta, al Centro de Restauro de Churubusco, México, en el que se hizo restaurador de verdad.

014 (4)

015 (3)Disponiendo de unos recursos que nos fueron autorizados por el propio presidente Balaguer, y por la Comisión de Ornato Cívico, nos pusimos en la delicada tarea de apuntalar los monumentos que sufrieron deterioro a raíz del terremoto que acudió la ciudad.

007 (3)Una muestra de las condiciones en que se encontraba la Ciudad Colonial, hasta algo avanzados los trabajos de restauración de las casas de Ovando (1974) para dedicarlas a un hostal.

016 (2)

009 (4)

004 (5)

003 (7)

Es importante dar a conocer que la llamada Comisión Ejecutivo no era más que una especie de consejo de administración, para que respaldara las desiciones tomadas por la OPC, y contribuir con lo programado por esta. No boicotearla como se empezó hacer.

004 (6)

007 (4)

020 (3)

011 (3)

019 (3)

024 (2)

005 (4)

022 (3)

028 (2)

009 (5)

013 (7)

009 (3)

Lamentablemente la oferta del Banco Central no prosperó. La casa fue restaurada
Y dejada en standby, hasta que la Sociedad Filatélica la ocupó. Manteniéndola muy por debajo de lo que se merece el monumento. Cosas que suceden en nuestro país. En cualquier otra parte la tendrían como lo que es, una joya histórica.

022

Concluyo con esta lucubración mostrando una fotografía y la primera parte del reportaje de la periodista María Ugarte sobre uno de los monumentos más importantes de España. El convento de San Marcos es una de las grandes joyas de la arquitectura de la ciudad española de León junto con la catedral, la basílica de San Isidoro y la Casa Botines. Se encuentra hoy convertido en parador de turismo de España, además de iglesia consagrada y Museo de León, siendo uno de los monumentos más importantes del Renacimiento español.

Me complace, sobre manera, tratar sobre este lugar, en el que tuve la satisfacción de hospedarme, al igual que en de los Reyes Católicos, en Santiago de Compostela, gracias a una invitación del Gobierno español, como consecuencia de mis propósitos de copiar la idea de convertir monumentos importantes en paradores y hostales turísticos. De la que salió, triunfante, el Hostal Nicolás de Ovando, que después de 45 años se conserva en magníficas condiciones, no obstante haber sido víctima del mal trato y saqueo durante una de sus administraciones.

parador_san_marcos_leon_t2400514 (Medium)

Aquellos que criticaron el que se instalara un hostal en la que fuera la casa del Gobernador Frey Nicolás de Ovando, porque entendían que se cometía una degradación, y que se convertiría en una casa de putas, le decimos que no llegó a ser ni una cosa ni la otra. Y que ha resultado ser un éxito, exceptuando los años en que fue administrado por Dimargo Tour, propiedad de Diógenes Marino Gómez. No obstante, lo que sucedió fue concederle un gran prestigio a la hostelería dominicana y, particularmente, a la Ciudad Colonial de Santo Domingo.

Cuando nosotros propusimos la idea al presidente Balaguer, este la entendió de inmediato, otorgando su anuencia y su compromiso de financiamiento.

En España el gobierno dio luz verde para que se restauraran y utilizaran para convertir en hostales y paradores una cantidad de palacios, hospitales, conventos, y todo lo que pudiera ser útil para contribuir al crecimiento de su industria turística, y a nadie se le ocurrió oponerse alegando estupideces propias de pueblos con mentalidades atrasadas. Como ejemplo cabe citar el Hostal de Los Reyes Católicos en Santiago de Compostela, y el San Marcos en León. Dos joyas de la arquitectura plateresca española. En los que tuve la satisfacción de ser hospedado, gracias a una invitación del el gobierno español.

 

RECORTES TRASPAPELADOS (Procedentes de 1967)

Tratando de organizar los recortes correspondientes al año 1971, me topé con unos cuantos de 1967 y 1968. Y como los he considerado importantes, dentro del propósito de este esfuerzo, decidí agregar los que tenían más importancia.

Empezando por uno de fecha 16 de febrero de 1967, titulado “Tesoros Coloniales”, de un autor llamado Hatuey, que nos revela un affair que ha permanecido sin la aclaración correspondiente. Y como a todo en esta vida le llega su hora, aquí lo presento.

Como habrán visto, la fecha de aquella reunión fue febrero de 1967, y la creación de la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC) el 15 de junio del mismo año. Es decir, cuatro meses de diferencia. ¿Qué fue lo que sucedió, entonces?

Lo que se puede inferir de lo que dice “Tesoros Coloniales”, lo sucedido entonces se parecía a una carrera de galgos que tuvo un vencedor. Que según mí punto de vista se debió a que mientras unos estaban siendo patrocinados por una empresa multinacional, los otros se guarecieron bajo el manto gubernamental, al igual que de un organismo internacional, la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se involucró a sugerencias de sus representantes en nuestro país, con la colaboración del arquitecto Vinicio Báez Berg, que trabajaba, en aquel entonces, en un programa del gobierno patrocinado por el mismo organismo.  Iniciándose una discreta disputa entre los dos grupos.

003

004 (2)

BALAGUERMomentos en que el presidente Balaguer, acompañado del ingeniero Bienvenido Martínez Brea, observa, con notable satisfacción una perspectiva del proyecto Hostal Nicolás de Ovando, explicada por el arquitecto Del Monte, durante una reunión llevada a cabo junto al Alcázar de Colón. Encuentro que fuera solicitado por el mandatario para que de manera pública se entendiera qué el proyecto contaba con su anuencia. Y dejaba zanjada la disputa que había surgido entre los proponentes (OPC), y unos  arquitectos encabezados por Pérez Montas, quien aparece en la foto detrás del presidente. Y yo me pregunto, ¿Qué hacía este señor allí? ¿Quién lo invitó?

Una anécdota que no puedo dejar de narrar en esta oportunidad es la siguiente:

Ya finalizado el encuentro el presidente le ordena al Director de la OPC que empiece, y se ponga de acuerdo con el Ing. Martínez Brea. A seguidas el arquitecto Del Monte le contesta al Dr. Balaguer que no le es posible empezar, que el arquitecto Pérez Montas tiene ocupadas las casas a ser intervenidas por nosotros. El presidente pregunta, que si el arquitecto Pérez Montas no se encontraba por ahí. A lo que el arquitecto se presenta frente al presidente para oír la sentencia: “entregue lo antes posible, que la OPC va a comenzar el proyecto del hostal.”  

Después de darle lectura al texto firmado por HATUEY, si es que verdaderamente le interesa, refiriéndose al tema del Estudio para la Revalorización de la Zona Histórica….., conocido como Proyecto Esso. De hecho fue, más bien, el proyecto Pérez Montas. Con el que pretendían llevar a cabo lo que yo tuve la dicha de emprender, y desarrollar durante casi doce años.

011

OFICINA DE PATRIMONIO CULTURALDos fotos de carácter histórico, que muestran los primeros momentos de trabajo     recién creada la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC). Ambas fueron tomadas en una de las habitaciones del Alcázar de Colón, en la que fue instalada, provicionalmen

Recuerdos de los primeros pasos dados por el Gobierno y la OEA para consumar loa deseos de implementar un mecanismo oficial tendente a proteger y rescatar nuestro patrimonio cultural.

012

014

015

016

017 (3)

El turismo se convirtió en la meca por lograr de la República Dominicana. Disponemos de suficientes atractivos para atraer visitantes de todas partes. Pero todos estos (playas, pueblos, patrimonio histórico y arquitectónico) se encontraban en condiciones deplorables. De ahí que varios organismos gubernamentales de diferentes atribuciones decidieran reunirse, dirigidos por la Dirección General de Turismo, para buscarle solución al problema. Y es entonces cuando arranca el turismo en el país.

No obstante nuestro criterio en priorizar el patrimonio colonial, estábamos conscientes de la importancia del patrimonio prehispánico. De ahí las visitas a regiones cargadas de diferentes demostraciones del mismo. En este caso las que se encuentran en Chacuey, provincia de Dajabón, adonde asistió un grupo de personas ligadas al tema, y a los organismos que tenían la responsabilidad de ponerlas en valor, y explotar.

A este recorrido por la frontera dominico haitiana en busca de lugares cargados de manifestaciones aborígenes, como el Corral de los Indios, en San Juan de la Maguana, asistieron Ángel Miolán, Director General de Turismo, la Gobernadora de Dajabón, el Dr. José Lacret, de la OEA, y señora, mi esposa Urania, nuestro arqueólogo, Luis Chanlatte, y otras personas.

CHACUEY, DAJABON

Chacuey, Dajabón

 

 

AÑO 1969 y (II)

037El Gobernador de Puerto Rico, Don Maurice Ferré, acompañado del Director de la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC), Arq. Manuel E. Del Monte Urraca, y el Dr. Eudoro Sánchez y Sánchez, Secretario de la Presidencia, observan una pintura del Siglo XV, expuesta en el Alcázar de Colón.

Quienes hayan leído mis anteriores lucubraciones se habrán percatado de lo que he querido decir al haberme entregado en cuerpo y alma a una misión que valía la pena envolverse en ella. Y no solo fue así por aquello de lo que representa un juguete nuevo para un imberbe, que cuando crece y se da cuenta de la existencia de otros juguetes deja de interesarse en el que empezó. No. Ya podrán haberse dado cuenta, a medida que he ido progresando, que por el contrario cada año ese mismo juguete se fue transformando en otro más sofisticado, y mi pasión se fue incrementando, conjuntamente, con él.

Al llegar a los años postreros, en los que la mayoría de las personas deciden retirarse de sus ocupaciones, yo decidí permanecer rondando con las mismas intenciones. Practicando las mismas travesuras que esclavizaron la mayor parte de mi vida. Con la diferencia, de que por razones políticas fui alejado de lo más importante, las intervenciones.

Al examinar el álbum de recortes periodísticos correspondiente al año 1969 me fui percatando de la enorme cantidad de estos que debía escanear. De ahí que decidiera modificar el proceso con el que empecé a dar a conocer la manera que seleccioné para dejar en blanco y negro una gran parte de lo que hice y dejé de hacer. Para que las futuras generaciones, que espero les resulten más interesantes que a las pasadas y presentes, comprendan lo que estuvimos haciendo algunos dominicanos de las actuales. Al igual que la indiferencia con que la han tratado la mayoría de políticos, intelectuales, y académicos, entre los cuales hay que sacarle su comida aparte al Presidente Joaquín Balaguer.

¿Que para lograrlo fuera necesario tener que mencionarme y mostrarme gráficamente en las publicaciones, hasta el punto de llegar a molestar a unos cuantos? Por supuesto, que por varias razones, entre las que se destaca el hecho de haber podido hacer todo lo que hice sin colgar un diploma de arquitecto, me resultó propicio para sacar y desplegar todo lo que tenía adentro, que no está calificado por documento alguo, y poder demostrarlo con humildad, y sin arrogancia.

040

A continuación algunas muestras de mi interés en proteger y rescatar lo poco de importancia que queda del patrimonio arquitectónico de los Siglos XIX y XX. Pero, si dedicarle recursos y atención al tesoro proveniente del Siglo XVI fue una tarea titánica, que no podía ser con lo menos importante que heredamos de épocas más reciente. Entre los centros históricos favorecidos con nuestra atención, se encontraban el de Puerto Plata, Santiago, San Pedro de Macorís, y Montecristi, entre los principales.  No obstante, algo se pudo lograr.

001002003010 (2)

005 (2)  007  004 (2)

021003 (2)Recepción ofrecida por el Alcalde de Santo Domingo, Guarionex Lluberes, en los jardines del Alcázar de Colón dedicada a los asistentes al Congreso de COTAL. Encuentros como este se repetían con frecuencia. De esa manera se contribuía a traer el público nacional y extranjero a la Ciudad Colonial. Pasando de uno de los más grandes dolores de cabeza al principal atractivo de la ciudad capital.

Continuando con la fiebre de dar a conocer lo que hacíamos, a la vez que mostrar las obras que iban saliendo del vientre de la madre patrimonial, ofrecíamos el Alcázar y el patio de la sede de la OPC para todo tipo de encuentros culturales y sociales. En el interín íbamos terminando obras. Poco a poco fueron saliendo del vientre la Capilla de la Soledad (Academia Dominicana de la Historia), la Capilla del Santísimo de la Catedral, la del Rosario, del otro lado del río, la Calle Atarazana, la Casa de Tostado, y la de la Moneda, y nos preparábamos para continuar modificando la estructura que lo dirigía todo.

 

005

008  009010

023019018015

013 (2)

014   013

He de decir, que no estoy siguiendo secuencia alguna. A medida que voy viendo los recortes los voy colocando donde más o menos pienso que le corresponde.

038  039 031028En el exterior de la casa de la esquina Isabel La Católica y Restauración, fue donde se descubrió el túnel, que después fue intervenido y preparado para el turismo. Supe, algún tiempo después, que presentaba problemas de inundaciones para el sector, y particularmente para el Restaurante Fonda de la Atarazana, en cuyo patio existe una entrada.

035Una de las intervenciones que he caracterizado como de excelente, fue la restauración de la Capilla del Santísimo de la Catedral. Gracias a que la OPC contaba con los servicios de un restaurador de obras de arte fue posible rescatar la pintura de la bóveda, en la que aparecieron figuras de alta calidad. Lo mismo sucedió con el hermoso calado gótico en piedra sobre el arco de entrada a la capilla. El interesante proyecto de rescate fue posible gracias al aporte económico del Ing. Virgilio Pérez Bernal, convirtiéndose, de esa manera, en el primer patrocinador privado de origen nacional.

 A continuación tenemos un caso de los pocos que se presentaron durante el transcurso de nuestra dirección. Se trató de una audacia propiciada por la señora Rosita Meléndez de Peña Gómez, que se sentía apoyada.  Aunque el caso tuvo que ir a los tribunales, nada positivo a favor de nuestra posición se logró.025No obstante la participación de manos vandálicas, como la que han existido siempre, la OPC protegida por el presidente Balaguer, y estimulada por un sector de la sociedad dominicana, continuaba su tarea. Las fotografías que continúo mostrando corresponden a aspectos institucionales salpicados de actividades sociales.

021 (2)024032014 (2)011020La idea original fue crear un organismo que se encargara de todo el area patrimonial. En el caso del patrimonio subacuático, que fuera una sección a cargo de la OPC, o como se llamaría entonces. Pero lejos de lograr ese sueño, la decisión fue desintegrarlo, con “jefes” en cada una de la secciones. Y, valla usted a ver como andan las cosas.

022Con este reportage de María Ugarte se quiso demostrar a los que se oponían al Hostal Nicolás de Ovando, “invadiendo” la que fuera morada del Gobernador. Edificación que no se puede comparar con la Hospedería de San Marcos, covertida en Hostal.

008 (2)

002 (2) 006Ni las licoreras se excusaron. Todos querían colaborar con algo. Y que mejor que la publicidad, tan necesaria para la creación de conciencia en la población.

016En este caso, estuvimos a punto de rescatar la campana, que se encontraba en poder de una familia amiga, y vecina nuestra. Pero la burocracia dominicana nos lo impidió. Después no supimos más.

Concluyendo el año 1969, pletórico de éxitos en todos los sentidos para nosotros, nos asombramos con lo que le hicieron a la sencilla tarja grabada en piedra caliza que, de manera provisional, fue colocada junto a la puerta de entrada a las sede de la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC). Lo que más nos sorprendió fue el hecho de que la mutilación consistió en borrar el nombre de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Lo que implica algún resentimiento o animadversión de los que ejecutaron el acto vandálico con la organización regional, que se convirtió en una especie de piedra angular para nuestro proyecto. Piedra sin la cual no hubiera sido posible emprender y continuar lo que gracias a la OEA fue posible.

012Con este recorte concluyo la segunda parte corespondiente al año 1969. Como el mismo  resultó algo extenso, les pido a quienes se arriesguen a entrerarse de parte de lo que pasó ese año, en términos de la batalla por rescatar nuestro patrimonio histórico, no sólo a familiarizarse con el tema, sino hacéselo llagar a sus contactos, amigos y relacionados.

HASTA EL AÑO 1971