CON LA ESPERANZA DE QUE NO VUELVA A SUCEDER

Casa-de-Piedra-1024x672[1]

“Una leyenda convertida en realidad fue, sin lugar a dudas, lo que se operó en la región oriental de la República Dominicana en el año 1972, cuando fue restaurada de la ruina, y un seguro colapso, la Casa de piedra de Juan Ponce de León.”

“Al acto de inauguración de dichos trabajos, celebrado una espléndida mañana de octubre de 1972, asistieron las más altas autoridades de la Nación, encabezadas por el Presidente Doctor Joaquín Balaguer, el Vicegobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, en sustitución del Gobernador, el señor don Cristóbal Colón y Carvajal, Duque de Veragua, el Cardenal, y Monseñor Juan Félix Pepen, Obispo de Higuey, quien impartió la bendición…” (A propósito del V Centenario. Listín Diario, 13 de noviembre de 1988)

scan0364 scan0384

scan0390 scan0389

38 años después, en marzo de 2010, el Ministerio de Cultura del tercer gobierno del presidente Leonel Fernández (2008-2012), efectuó unos trabajos de mantenimiento del monumento, y dejó instalada la tarja de bronce que hemos querido mostrar, a propósito de las malas artes a las que han acostumbrado al noble pueblo dominicano los políticos de turno, llamados a respetar las leyes y la Constitución de la República.

Museum-Juan-Ponce-Leon[1] (Large)

En el lugar en que fue colocada la tarja de piedra, borrada ttalmente de su lugar, he traído a la consideración del lector, la fotografía de la anterior, al igual que la de bronce que, olímpicamente, la sustituyera.

juan-ponce-de-leon-home[1]

imagesCA5586NQ (Large)

¿MUSEO FUERTE PONCE DE LEON O CASA DE PONCE DE LEON?

Pero, como en nuestro país suceden cosas que ya, por lo menos a mí no me asombran, en fecha anterior, responsables de respetar las acciones llevadas a cabo por gobiernos anteriores, otro Ministro, conjuntamente con la Dirección de Patrimonio Monumental, esta vez del gobierno del presidente Hipólito Mejía (200-2004), cometieron el mismísimo pecado. Con la diferencia, de que a mí me tocara la responsabilidad de volver a reemplazar la que hicieron desaparecer los llamados a respetar la cultura y, por demás, la memoria histórica.

A continuación podrán leer, si lo desean, varios comentarios publicados por Buena Lectura, sobre una serie de incidentes, que se suscitaron a propósito de un gran disparate.

https://buenalectura.wordpress.com/2013/05/17/la-casa-de-la-unesco/

Advertisements

DE MANSO CORDERO A UN FIERO LEÓN

Pocas veces hemos visto una metamorfosis tan pronunciada como la ocurrida a Leonel Fernández Reyna. Hasta hace poco, modesto ciudadano dominicano, que por una de esas cosas de este mundo, de niño se vio precisado a abandonar su país, en compañía de su señora madre, regresando años después hecho un hombre.

Su niñez y juventud estuvieron cargadas de precariedades económicas, y desencuentros familiares, por lo que se vio obligado a vivir en uno de los barrios marginales de Santo Domingo. En tales condiciones, y habiendo terminado sus estudios de secundaria, ingresó a la Universidad Autónoma de Santo Domingo, de donde egresó graduado de abogado.

leonelfernandezenolla[1] (Medium) foto_leo_2[1] (Medium)
Durante el transcurso de su paso por la UASD, se conectó con el recién creado Partido de la Liberación Dominicana (1973), y con su líder, el Profesor Juan Bosch. Y una vez en esta colaboró con el periódico Vanguardia del Pueblo, órgano oficial del PLD, donde se distinguió por su indiscutible talento, y su profunda concentración en lo que habría de ser su futuro.

imagesCAR6VQ2R (Medium) hqdefault[1] (Medium)

Sin que se lo propusiera llegó a convertirse en un miembro favorito del presidente el partido, quien llegó a compararlo con una “mina de oro”. De ahí, que fuera seleccionado candidato a la vicepresidencia de la República, acompañando al Profesor Bosch en las elecciones de 1994. Que aunque fracasara, resultó ser para él lo suficientemente importante para colarse en la arena nacional como una figura de ribetes políticos positivos, y capaz de llegar a convertirse en presidente de la República.

Y fue así, como en un acto sin precedentes en la política reciente, resultó ser el elegido por los dos caudillos de ese momento: Joaquín Balaguer y Juan Bosch, para ser el candidato a la presidencia de la República, en 1996, por los dos partidos representados por sus líderes.

imagesCA3KX0KN (Medium)

Al alcanzar los objetivos propuestos, el presidente Fernández inició su mandato con cierta prudencia, la que dejó una positiva aceptación en una buena parte de la ciudadanía. No obstante haber sido acremente criticado por el hecho de no priorizar planes fundamentales, como educación, salud, y otros, igualmente importantes, ampliamente requeridos por la población. Dedicando su atención, mayoritariamente, a obras costosas de relumbrón, entones conocidas como mega proyectos. Típicas de mandatarios con aspiraciones de convertirse en dictadores “con respaldo popular”, cuando no, intentar perpetuarse en el poder, indefinidamente.

scan0227

Al no serle posible, preparó, inteligente, y fríamente calculado, su proyecto reeleccionista para el 2004. Lo que no le fue difícil logar dado el desastroso comportamiento del gobierno del PRD. Iniciándose así una era nunca antes conocida, en la que el derroche llegó donde nunca antes había llegado. Endeudando al país fuera de lo permisible, se dedicó a construir obras, en su mayoría no prioritarias, las que dejaron un sabor amargo al hastiado pueblo dominicano, relegado a un segundo plano. De igual manera, propició proyectos particulares, entre los que se encuentra la torre ATIEMAR, construida con financiamiento del Banco de Reserva, por el ciudadano español Arturo del Tiempo, quien, después de casi terminada la obra, fue condenado a prisión en su patria por tráfico de droga, la que introducía camuflada en embarques de mármol dominicano.

10001312333966jpg[1] imagesCA08RI59 (Medium)Fue tal su megalomanía, que estuvo a punto de aprobar lo que fue conocida como la Isla Artificial. Y dejó inauguradas, aunque no terminadas, toda una serie de obras, algunas de las cuales lloran ante la imagen de Dios. Uno de sus proyectos favoritos consistió en la organización y construcción de la llamada Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), obra en la que se han invertido millones de pesos y dólares. Y la que le ha servido de plataforma para lanzarse a la esfera internacional, como uno de los hombres más importantes del país. Viajes cada vez más frecuentes, utilizando lujosas naves particulares, a casi todo el mundo, acompañado, la mayoría de las veces, de su esposa, la entonces Primera Dama.

imagesCAIYVVA0 (Medium)

Actualmente, iniciándose el año 2015 ha vuelto a proponerle a su partido ser seleccionado a una cuarta candidatura a la presidencia, para lo que ha iniciado una impresionante campaña publicitaria a nivel nacional. Propuesta que ha sido torpedeada por la decisión del presidente Medina de reelegirse, y la intervención del Procurador General de la República, llevando a la justicia al hombre de confianza del Dr. Fernández, el Ing. Félix Bautista, quien para intentar librarse de la misma, fue seleccionado, y apoyado por su jefe, para competir por una senaduría en las últimas elecciones congresuales. Lo que le ha proporcionado al flamante senador la tan anhelada inmunidad, tanto a él, como de paso, a su jefe.

Leonel-Fernandez-y-Felix-Bautista-en-conversacion-[1] (Medium) (Small) (2) 10001415234291jpg-700x466[1]

Así las cosas, vemos como el otrora manso cordero transita por senderos pedregosos, que lo obligan a sacar, cada vez más, los colmillos y las garras, que lo han convertido en el fiero león que, al menos, él presume aparentar.

A principios de esta semana, se dirigió a toda la nación, mediante la cual se presentó como el manso cordero del ayer, que fuera recibido por la ciudadanía como el león camuflado de cordero, cuyo intento habrá de resultarle fallido, para tranquilidad del país.

STO12. SANTO DOMINGO (REPÚBLICA DOMINICANA), 13/11/12 .- El expresidente dominicano Leonel Fernández, durante la grabación de su discurso que se emitirá esta noche en un canal privado de la televisión local, hoy, martes 13 de noviembre de 2012, en Santo Domingo (República Dominicana). Fernández, denunciado penalmente por su presunta responsabilidad en el déficit fiscal de unos 3.800 millones de dólares que tiene su país, explicará hoy a sus compatriotas por televisión el manejo que dio a la economía durante su tercer mandato (2008-2012). EFE/Orlando Barría

SANTO DOMINGO (REPÚBLICA DOMINICANA),

AUNQUE USTED NO LO CREA

Gracias a la fotografía, al Internet, y a libros antiguos, he podido responder inquietantes cuestionamientos de algunos de los que me siguen leyendo, referentes a las menciones que me he permitido hacer sobre la desaparición de una porción de lo que fuera en su momento el Hospital de San Nicolás de Bari, convertido en ruina a partir del año 1911. Y la construcción del templo dedicado a Nuestra Señora de La Altagracia, en el área obtenida.

Como lo que se escribe, en interés de dar cualquier información referente a un tema arquitectónico, escrito queda, y estará sugeto a interpretaciones, principalmente si se trata de documentos antiguos, me he permitido responder las inquietudes mencionadas mostrando algunas ilustraciones de grabados y fotografías antiguas, al igual que las que han sido tomadas recientemente.

En la primera de las fotografías, extraída de un grabado antiguo, pueden verse con claridad, tanto en la planta como en la elevación, los espacios que lo componían, indicados con letras mayúsculas.

RUINAS DE HOSPITAL DE SAN NICOLAS (4)

Empezando con la letra A, se puede advertir que el área marcada con dicha letra corresponde a la nave principal, de la que apenas quedan algunas partes de la misma (c y C), la sección posterior (D y F), y parte de la escalera (E).

En el grabado que sigue puede notarse, en el centro del mismo, la portada principal del hospital, cuyo arco apuntado enmarcado en alfiz, se constituye en una muestra perfecta del gótico español del Siglo XV. En las dos siguientes, pertenecientes a principios del Siglo XX, se puede comprobar cómo se encontraban las ruinas, y cuan posible era la conservación de lo que existía.

RUINAS DE SAN NICOLAS (3)

RUINAS DE SAN NICOLAS (13) RUINAS DE SAN NICOLAS (2)

RUINAS DE SAN NICOLAS (7)

Continuando con las letras Y, J, K, L, M, N, que pueden verse, igualmente, en la fachada marcadas con las mismas letras, y la q y la P, representan las partes que fueron demolidas, totalmente, y en cuyo espacio se construyó el templo Altagraciano.

100_4225 48212119[1]

RUINAS DE SAN NICOLAS (14)

A partir de la letra M nos encontramos con la porción (O y R), que fue inexplicablemente mantenida, usándola como la capilla que fue originalmente, y vestíbulo de entrada a la misma, y al costado del templo, que da a la calle Mercedes.

100_4222

Por último, las áreas indicadas con las letras S y V fueron demolidas, y en su lugar construido un edificio de apartamentos, y locales comerciales, conocido como Edifico Hernández.

100_3787[1] - Copy

100_4224

La construcción que aperece detrás corresponde al Edificio Hernández, construido en el terreno obtenido con la demolición de partes de las Ruinas.

Es de esperar, que no solo hayan entendido mis aclaraciones, sino que se conviertan en defensores del patrimonio, propiedad de todos los dominicanos, y quienes se sientan como tales. De haber sido así desde hace unos cuantos años, la gloriosa Ciudad Colonial de Santo Domingo hubiera conservado importantes edificaciones que se mantuvieron en pie hasta que se desatara la furia demoledora de los años cuarenta en adelante, de todo lo que fuera señalado como “Peligro Público”, o “Lesivo al Ornato”.

Imagínese lo que sería nuestro centro histórico contando con casonas coloniales como las que fueron sustituidas por edificios sin ningún valor arquitectónico, en las calles el Conde, Isabel La Católica, Arzobispo Meriño, Mercedes, entre tantas otras.

NUEVO CAPITULO DE NUESTRA HISTORIA

Antes de la intervención de la edificación conocida como Hotel Frances, llevada a cabo durante el gobierno del Dr. Balaguer (1986-1996 ), todas las vigas de los entrepisos y techos eran de caoba. ¿Por que fueron cambiadas por vigas de hormigón, si las originales estaban en perfectas condiciones? Un acerradero instalado en los predios del desalojado periódico El Carbe, hoy parte del Hostal Nicolás de Ovando, se hizo cargo de ellas. ¿Y la madra, donde está?
Obsérvese el reguerete de vidas de hormigon, que aparecen dentro de los escombros que se remueven acualmente, y que 100_4229fueran cubiertas con un cielo razo.

SOLUCIONES PROPUESTAS (I)

BOROJOL VS. CIUDAD COLONIAL

“Para que tú puedas beber vino en una copa
que se encuentra llena de té, es necesario
primero tirar el té, y entonces podrás servir
y beber el vino”. (Proverbio chino)

La serie de tres artículos que publicaré a continuación, fue publicada en Acento.com.do., en abril de 2011. Dado su interés en momentos en que se vislumbran cambios de rumbo en la conducción del gobierno, y las posibilidades de que surja un nuevo modelo, que tienda a aplicar políticas que no han sido favorecidas por la mayoría de los gobiernos que hemos tenido, creí necesario seguir tropezando con la misma piedra, hasta que todo mundo entienda lo que estamos queriendo decir, desde hace más de medio siglo.

Aunque estoy seguro que a muy pocos les interesará lo que voy a repetir, me he permitido hacerlo por aquello de que nunca es tarde… Además, de que con el próximo cambio de gobierno que está supuesto a producirse dentro de poco, quien sabe si sucede todo lo contrario a cuando hicimos un llamado espectacular, esta vez, a nombre del Comité Gestor Pro Turismo Cultural y de Ocio, llevado a cabo en un acto celebrado en el Hostal Nicolás de Ovando, el 20 de diciembre del año 2003, con la asistencia, como invitado especial, del entonces repitente candidato presidencial, Dr. Leonel Fernández Reina.

Lo que expondré a continuación, son algunas de las ideas que he propuesto a los gobiernos que han dirigido los destinos nacionales desde 1967, sobre lo que deberíamos estar supuestos a hacer para salvar el patrimonio histórico de nuestra Ciudad Colonial, y poderlo poner en función de turismo.

DSC00008-2 CASA 19 DE MARZO (8)

ARZ. MERIÑO (8)  DSC00030-2

DSC00031-2

Existiendo una ocupación ajena a los requerimientos esenciales de las destartaladas edificaciones coloniales, algunas convertidas ahora en sepulcros blanqueados, lo que constituye uno de los principales obstáculos para que se pueda llevar a cabo el ansiado turismo cultural, me aventuro a decir lo que algún día habrá de ser recordado, aunque no quieran.

Para solucionar el grave problema de tal ocupación, sin necesidad de lastimar intereses o susceptibilidades, he propuesto, que se construya, en un sector no muy alejado del centro histórico, un conjunto habitacional de interés social, con características modernas, puesto a disposición de quienes habrán de ser desalojados de las ruinosas viviendas, que actualmente ocupan, a un nuevo habitat. Quienes no deseen acogerse al plan deberán, no obstante, abandonar las edificaciones que ocupan, en un plazo dispuesto por la autoridad competente, sujeto a lo estipulado por las leyes.

Una vez resuelto este primer paso, se entregaran las edificaciones desalojadas a sus legítimos propietarios, quienes, a su vez, habrán de comprometerse a rescatarlas siguiendo las pautas trazadas por la agencia rectora del programa que, por supuesto, habrá de ser una sola. Tal y como fue en sus inicios. Cuando uno de los inmuebles desalojados no le corresponda a propietario alguno, el Estado tomará la decisión que más convenga a los intereses nacionales. En caso de que alguno de los propietarios se negase a cumplir lo dispuesto, el gobierno deberá proceder a expropiarla, compensarlo justamente, y ponerla en pública subasta.

scan0387 (Small)

Para desarrollar el proyecto he sugerido la porción de la barriada de Borojol, situada inmediatamente al norte del centro histórico, comprendida entre las calles Josefa Brea (oeste) y Rafael Atoa (este), intersección de estas dos calle con la Ravelo (sur), y Francisco Henríquez y Carvajal (norte), que además de constituir una deprimente entrada y salida, hacia y desde la Ciudad Colonial, desdice de todos nosotros. Como se podrá advertir este sector tiene a su favor varias condiciones, entre las que se destaca el hecho de permitir que las personas desalojadas no se sientan completamente desarraigadas.

showimage[1] (Medium) 33591254[1]

IMG_4772[1]

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los edificios visibles en ambas fotos son de dos casos tradicionales de vivienda social,

con diseños típicos de los años 70 y 80. (Sola como un ejemplo)

De la misma manera que se cumpliría un objetivo por largo tiempo acariciado, se transformarían las deplorables condiciones de vida del sector escogido, y se solucionarían las condiciones de vida de sus actuales ocupantes, que habrían de ser, igualmente, incluidos en los planes, previo censo del mismo. Como se podrá advertir, con la puesta en marcha de este proyecto, se matarían varios pájaros de un solo tiro.

Por otro lado, y no menos importante, seria la construcción de un complejo de galpones, dotado de las facilidades imprescindibles, que se le ofrecerían a los talleres y pequeñas impresoras que han invadido la Ciudad Colonial. Para su ubicación, se buscaría el asesoramiento necesario, y tomaría en cuenta, entre otros aspectos, las facilidades de transporte, tanto para sus usuarios como sus clientes.

naves+industriales+y+galpones+prefabricados+modernos+con+estructuras+metalicas+abel+iturralde+la+paz+bolivia__AD673E_10[1] (Medium)  techos-parabolicos-y-a-dos-aguas-estructuras-metalicas-4228-MLA2882142860_072012-F[1]

Habiendo residido, por un tiempo, en la ciudad de Miami, tuve la oportunidad de familiarizarme con este tipo de facilidades, que lejos de afectar a algunas de las pequeñas y medianas empresas, las favorece en múltiples aspectos. Y por el hecho de haber residido, en dos ocasiones, en la Ciudad Colonial, además de haber trabajado en ella por largo tiempo, pude palpar de cerca la compleja situación que constituye la ocupación irregular de la misma. A lo que habría que decir: a grades problemas, grandes soluciones. No paño con pasta.

En los próximos artículos continuaré exponiendo soluciones a lo que por largo tiempo ha venido impidiendo el verdadero rescate del casco histórico más antiguo de América, y su puesta en valor como se lo merece. Soluciones que no se resuelven con pasarle una brocha a los exteriores de sus antiguas y destartaladas edificaciones, convirtiéndolas en sepulcros blanqueados. Ni modificando el pavimento, cambiando de orientación las vías, y peatonalizándolas. Ni eliminado el espantoso cableado que teje su espacio aéreo. No obstante haber sido propuestas, e iniciadas, algunas de estas.

A la solución de los graves problemas que viene acumulando la ciudad de Santo Domingo, y que tanto afectan la Ciudad Colonial, habrá que sumársele el del histórico Rio Ozama, convertido, desde hace tiempo, en una cloaca, convirtiéndolo en el principal impedimento para la llegada de cruceros turísticos. Esta solución iría acompañada de la prolongación de la Avenida del Puerto, y la sustitución de las barriadas que bordean ambas riveras de río, por otros dos proyectos habitacionales de índole social.

Será, entonces, cuando la ciudad de Santo Domingo estará en condiciones de situarse entre las ciudades caribeñas más atractivas al turismo internacional y, por supuesto, a todos los dominicanos y extranjeros, residentes en la misma.

Viejo-San-Juan-[1]

SONY DSC

41399726392c006c080bb[1]

La ilustración con fotos del Viejo San Juan solo conlleva la intensión de mostrar las condiciones que presenta su conjunto histórico. Tales como seguridad ciudadana, orden, limpieza, y encanto, de extremo a extremo de la misma.
Los colores de las fachadas son propios de la arquitectura correspondiente a los Siglos XVIII y XIX, a los que corresponden la mayoría de sus construcciones. Que no es el caso nuestro.

MANZAN 332

1.

UNA VISITA INOLVIDABLE

En mi entrega anterior hube de referirme a mi reciente visita a La Habana, capital de Cuba.
El mismo consistió en narrar uno de los temas que más me han apasionado, la conservación y puesta en valor del patrimonio histórico y arquitectónico de la humanidad, entre los que se encuentra el de La Habana Vieja. Al igual que mi interesante reencuentro con el Doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de la ciudad de La Habana, gestor y ejecutor de las transformaciones que se llevan a cabo en la misma.

100_4055

En esta oportunidad me referiré a un tema personal. Particularmente, a mi encuentro con una rama del árbol familiar de los Del Monte, de la que no tenía conocimiento, hasta un día en que recibí un correo de WordPress.com, informándome que una persona de nombre Raúl Delmonte, se había interesado en mi blog: http://www.manueldelmonte.wordpress.com.

Al tener un primo hermano cuyo nombre es, precisamente, Raúl, quien reside en los Estados Unidos, y de quien no he sabido desde hace mucho tiempo, le dirigí un correo al que venía acompañando el aviso de WordPress.com, donde le decía lo feliz que me había sentido al saber de él, y poder contactarlo por esta vía. Pero, para mi sorpresa, recibí respuesta de otro Raúl, esta vez procedente de La Habana, Cuba, a quien no tenía el gusto de conocer. Con este cruce de comunicaciones se estableció una interesante relación, de la que han surgido muchas otras.

100_4084 100_3990

100_4081

Como desde hacía algún tiempo mantenía cierto interés en viajar a Cuba, muy particularmente, a su histórica capital, comencé a preparar mi viaje, ya no tan solo para ver lo que se estaba haciendo en La Habana Vieja, que había dejado de ver desde 1991, y empezar a gestionar un asunto de índole particular, sino, igualmente, encontrarme con ese otro Raúl, que aunque del mismo apellido que el mío, lo escribe en una sola palabra (Delmonte). Así, pues, me dirigí a La Habana, donde fue a recibirme Raúl. Al salir de migración y aduanas alcancé a ver un señor, de tez y complexión similar a la mía, aunque menor que yo, a quien reconocí inmediatamente. Pasando lo mismo con él, que aunque llevaba un cartel como señuelo, no tuvo que usarlo ya que, igualmente, me reconoció desde que me vio.

De una increíble historia que se prendó en mi alma desde un primer momento, me limitaré a comentar algunos de los pasajes de la misma, empezando por decir que, aunque sabía de la existencia de una numerosa cantidad de miembros pertenecientes a mi mismo apellido en Cuba, jamás pensé que fueran tantos y tan allegados unos a otros.

Como ya lo he referido anteriormente, el árbol genealógico (genograma) conformado por los descendientes de Pedro Pabón Del Monte y Pichardo, oriundo de Andalucía, España, y primero en establecerse en La Española, a finales del Siglo XVI, se desarrolló en esta, muy particularmente en el primer Santiago de América, desparramándose luego por algunas regiones de la Isla, hasta llegar a conformar una importante red delmontina.

Lamentablemente, para nosotros los dominicanos, una gran parte de los Del Monte, entre los que se encontraba toda una pléyade de intelectuales, y figuras de primer orden, abandonaron el país, por estar padeciendo la intromisión, convertida en invasión, de numerosas huestes haitianas, y el sometimiento a la barbarie y el caos, que culminara con el degüello de Moca, y se radicaron en países vecinos, principalmente en Cuba. Donde permanecieron, y se multiplicaron, creando una rama delmontina, cuya élite intelectual, política, militar, y social, ha sido excelentemente reconocida por la historia cubana.

Entre los que más se destacaron de los Del Monte en Cuba se encuentra Domingo María de las Nieves Del Monte y Aponte, conocido como Domingo Del Monte, quien fue un crítico y escritor cubano, hijo de Leonardo Del Monte y Medrano, Oidor de la Real Audiencia de Santiago de Cuba, y hermano de Antonio Del Monte y Medrano, progenitor de Antonio Del Monte y Tejada, otra gloria dominico cubana, padre de la historiografía dominicana.

University of Habana in Vedado© Cuba Absolutely, 2014

University of Habana in VedadO

En Cuba, la primera gran generación de pensadores y poetas, de talla continental; la de Varela, Saco y Luz Caballero, está constituida en gran parte por los descendientes de dominicanos. De Domingo Del Monte, que comparte con Luz Caballero y Saco la dirección intelectual de la época, dice Martí que fue “el más real y útil de los hombres de su tiempo”.
FOTO d delmote-d….
Gracias al primo Raúl, y a Isis, su esposa, quienes me acogieron en su hogar en calidad de huésped, además de su trato familiar, se responsabilizaron en mostrarme su ciudad de un extremo a otro, acompañado de descripciones propias de expertos guías turísticos.

habana-vieja[1] img_3247hdrpcr[1]

centro habana malecon_principios_del_xx[1] (Medium)

malecondelahabanacuba[1]

vedado[1] (Medium)

1319283086_el_vedado[1] restaurante-novotel (Medium)

museo de artes decrativas MUSEO DE ARTES DECORATIVAS (1)

quinta-avenida-1928[1] FIFTHAVEDAYR[1]

Quinta Avenida antiguamente

5ta. Avenida

Antes de que concluyera mi oportuna visita a La Habana, tuve la satisfacción de conocer la famosa playa de Varadero, aclamada por sus aguas color turquesa, su arena blanca, y una espectacular extensión, cuyo historial no ha sido superado, todavía, por ninguna otra playa de la región del Caribe.

100_4138

Si el recibimiento fue especial, y mi estadía formidable, la despedida que me ofrecieron los Delmonte se constituyo en el broche de oro. Por haber hecho comentarios de las paellas manuelinas, fui obligado hacer una, para la que aparecieron los ingredientes necesarios, incluyendo el imprescindible azafrán. A la misma vinieron otros primos de Raúl, residentes en La Habana, y en el interior. Sin yo tener una idea de lo que estaban preparando, me celebraron, por adelantado, mis ochenta cumpleaños, con un biscocho y su vela, en el que pude interpretar “El Regalo Mejor”, composición del profesor Fernando Casado Soler, que fuera interpretado por primera vez el 15 de mayo de 1960, en la cárcel de La Victoria.

100_4184 100_4189

DSCN8147

Me despedí con pena de un selecto grupo de descendientes del mismo Pedro Pabón Del Monte y Pichardo, pionero de la familia Del Monte que se radicó en América, de la cual me siento orgulloso en formar parte. Traje con migo algunos cigarros de la conocida marca Cohiba, un par de botellas de Havana Club, y el cariño de un pueblo afectuoso, y sencillo, que merece toda la dicha de este Mundo. Al que pertenece una pléyade de hombres y mujeres, que integran una de las ramas del árbol genealógico familiar que se desprendiera del árbol sembrado en La Española, en 1586, conservando los mismos genes que caracterizan a los Del Monte, donde quiera que se encuentren.

Quiero expresar por este medio mi caluroso agradecimiento a Raúl y a Isis, y a todos los demás miembros de la familia Del Monte, amigos, y relacionados, que contribuyeron a que mi visita a La Habana fuera mucho más completa de lo que me imaginé. Igualmente espero, que el principal propósito de mi viaje, que mantendré en la mayor discreción, habrá de convertirse, pronto, en un secreto a voces.

CORRECCIÓN

En mi anterior artículo “DE ARQUITECTURA Y DE ARQUITECTOS Y (IV)”, al referirme al eclecticismo puse como uno de los ejemplos el PALACIO DEL VALLE, y dije, que se encontraba en Santiago de Cuba. Lo Cierto es que se encuentra en Cienfuegos, (Villa Fernandina de Jagua) donde permanece esta joya de la arquitectura ecléctica en la isla de Cuba.

El palacio, construido en el año 1913, está localizado en la zona de Punta Gorda en la parte sur de la ciudad, íntimamente asociado con el mar. Debe su nombre al que fuera su propietario, el asturiano Acisclo del Valle Blanco, quien emigró a Cuba en 1882, a la edad de 17 años. Su construcción costó un millón y medio de pesos. En la creación de esta joya ecléctica de la arquitectura doméstica participaron artesanos franceses, italianos, árabes, y cubanos.

En la década de 1950, unos inversionistas compraron los terrenos donde está situado el palacio, el cual se pensó convertirlo en un casino de juego aledaño al Hotel Jagua. Pero el triunfo de la Revolución lo impidió.

cienfuegos-city-palacio-valle-tower[1] (Medium)

PALACIO DEL VALLE (Medium)

HOTEL FRANCÉS

HOTEL FRANCES ANTESHOTEL FRANCES AHORA

Recién llegado de La Habana, Cuba, fui sorprendido con una llamada telefónica en la que se me dio la increíble noticia del colapso de los dos niveles que componían la crujía frontal de la casona colonial ocupada por el Hotel Francés. Noticia que trajo a mi memoria recuerdos lamentables, de situaciones por los que ha atravesado nuestra Ciudad Colonial, durante el transcurso de su azarosa hisotria.

Después de haber pasado un largo tiempo sin ser utilizado en actividad alguna, abandonado a su suerte, y a la espera de que algo sucediera, el Dr. Joaquín Balaguer, de nuevo al frente del gobierno dominicano, decidió retomar una de sus anteriores actividades (1967-1978), y ordenó su restauración, para que volviera a ser utilizado como hotel. No ya como aquel que fuera antiguamente, sino como un hotel boutique, de los que se han puesto de moda en los centros históricos de todo el mundo.

El proyecto fue asignado a la Constructora Morales, S. A., relacionada con el entonces director de la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC), la que adjudicó las obras por contrato a la Arq. Ligia Calero Chavier. La misma que tuvo a su cargo la restauración de la edificación en la que se encuentra la Embajada de México, y la de la mal llamada CASA DE LA UNESCO, la que afortunadamente no llegara a terminar.

Después de varios años sin que las “flamantes” instalaciones hoteleras fueran puestas en servicio, la entonces Secretaría de Turismo subscribió un contrato con la empresa hotelera francesa ACCOR, conjuntamente con el Hostal Nicolás de Ovando, y el Hotel Comercial.

Los trabajos de acondicionamiento de las recién terminadas obras de restauración fueron encomendados al Arq. Luis Lajara Solá, quien se encontraba residiendo en Francia.

Al Arq. Lajara iniciar los trabajos, yo ejercía, por segunda vez, la dirección de la OPC, lo que me obligaba a darle seguimiento a los trabajos, que se entendía no pasarían de una sencilla inspección, y que se procedería a acomodarlas a los planes de ACCOR. Pero las cosas no sucedieron como se habían pensado.

Al iniciarse las inspecciones, lo que se encontró fue un verdadero desastre. Tanto en lo que se refiere a las distribuciones, como a las instalaciones de baños, cocina, aire acondicionado, y otros servicios no menos importantes. Lo que obligó a los encargados de las obras a tener que empeñarse a fondo para poder hacer lo que fuera más apropiado a las exigencias de ACCOR.

Igualmente, le sugerimos al Arq. Lajara, que fuera contemplada la posibilidad de devolverle a la antigua estructura su fisonomía original. Para lo que se requería eliminar el recubrimiento (pañete) que le había sido puesto por los restauradores de 1991, dejar vista la piedra, como fue originalmente, y eliminar el balcón corrido, que le añadieron durante el pasado siglo XX. Propuesta, que después de analizada financieramente, fue, inteligentemente, autorizada.

Una de las obras agregadas por el Arq. Lajara fue construir una estructura de madera forrada de tejas, que cubrirían las instalaciones de aire acondicionado dispuestas en los techos. Lo que permitía, igualmente, evitar las filtraciones que tanto afectan las construcciones del período colonial.

Inaugurado el Hotel Francés a finales de la década de los noventa, han transcurrido casi veinte años sin que ningún inconveniente se hubiera presentado. Hasta que hace menos de una semana se produjera la desgracia que ha afectado la antigua estructura, al igual que las operaciones del ya afamado Hotel Francés.

De ahí en adelante, los responsables, directa o indirectamente de lo que ha sucedido: el Ministerio de Turismo, que no tenía por qué inmiscuirse en trabajos que solo le corresponden a una agencia especializada, como lo fuera en los inicios del programa la OPC; los encargados de los trabajos que se llevan a cabo, desde hace más de dos años, en las calles de la Ciudad Colonial y, por supuesto, la Presidencia de la República, que en definitiva es la que nombra los funcionarios, aprueba los fondos, y debe preocuparle lo que se haga, en términos de cualquiera de las obras que se ejecutan, durante el ejercicio de su gobierno son, a mi juicio, los que deben de explicar lo tan lamentablemente sucedido.

aprueba los fondos, y debe preocuparle lo que se haga, en términos de cualquiera de las obras que se ejecutan, durante el ejercicio de su gobierno son, a mi juicio, los que deben de explicar lo tan lamentablemente sucedido.

LA HABANA

En el mes de mayo de 1991, es decir hace casi un cuarto de siglo, tuve la oportunidad de conocer la ciudad de La Habana. Para mí, que siempre he admirado el encanto que conservan las ciudades con el paso del tiempo y, como arquitecto, poseo la facultad de apreciar más a fondo las condiciones en que se encuentran los centros históricos, confieso, que aunque tenía una ligera idea de lo que iba a ver, no dejó de impactarme.

En aquella visita sostuve un cordial encuentro con el Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de la ciudad de La Habana, a quien había conocido en Santo Domingo, durante su visita a esta, en el año 1975, en la que me comentara que había asumido esa posición en 1967, coincidencialmente, el mismo año en el que yo asumí la Dirección de la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC) de mi país. Al finalizar nuestra entrevista encomendó a una de sus asistentes para que me acompañara a recorrer lugares de interés de La Habana Vieja, durante el cual pude constatar como esta se encontraba, y lo que se estaba haciendo para rehabilitarla.

SMD001-7mb

Como en aquel entonces ya no me encontraba laborando en el programa que hube de fundar y dirigir durante doce años, ni ocupaba posición gubernamental alguna que me permitiera compartir mis experiencias en términos de igualdad de condiciones, hube de conformarme con ver lo que me fue posible, quedándome con interés de volver.

La Habana Vieja, ciudad mucho más extensa y desarrollada que la Ciudad Colonial de Santo Domingo, durante el transcurso de sus cinco siglos de existencia, fue fundada el 16 de noviembre de 1519 por el conquistador español Diego Velázquez de Cuéllar quien salió de La Española, estableciéndose, inicialmente, en Santiago de Cuba. La Habana había resurgido en varias ocasiones de los escombros a que los piratas, y corsarios la sometieron durante la primera mitad del siglo XVI. Hasta que en 1561 la Corona española dispone que la villa sea el lugar de concentración de las naves españolas procedentes de las colonias sur americanas, desde donde la Flota de Indias cruzaba la Mar Océana. Disposición que favoreció enormemente la todavía insipiente ciudad de La Habana.

mapa-habana-1853[1] VARIAS (111)

El 20 de diciembre de 1592, Felipe II confiere a La Habana el título de ciudad, veintinueve años después de que el gobernador de la Isla trasladara a esta su residencia oficial desde Santiago de Cuba, sede hasta entonces del gobierno insular. Durante el siglo XVII La Habana empieza a engrandecerse con importantes construcciones civiles, religiosas, y militares. Y en 1728 se funda la Real y Pontificia Universidad de San Jerónimo en el convento de San Juan de Letrán.

Como pude comprobar, muy someramente, San Cristóbal de La Habana puede ser catalogada como una ciudad perteneciente a los siglos XVII y XVIII, en la que se llega a desarrollar una importante arquitectura barroca, que la convierte en exponente de ese estilo en América, muy diferente a la gótica y plateresca ciudad de Santo Domingo.

100_4036catedral-de-san-cristobal[1]

Catedral de La Habana

MTC_9220CATEDRAL DE S.D. (2)

Catedral de Santo Domingo

TEATRO TACON (BARROCO)TEATRO TACON (DETALLE)

Teatro Tacón

Durante esta última visita (abril de 2015) pude admirar, más detalladamente, tanto su desarrollo urbanístico como su composición arquitectónica. Y convencerme de su magnificencia y ventajas, no solo sobre la Ciudad Primada, sino de los demás centros históricos de la región caribeña. Igualmente, pude percatarme del gran impulso conservador recibido por parte de Eusebio Leal, con el apoyo del gobierno. Cuyos trabajos se pueden advertir en la Plaza Vieja, Plaza de Armas, de la Catedral, y otros ambientes, al igual que el famoso malecón habanero, cuyos diversos entornos han continuado siendo restaurados con riguroso apego a las normas internacionales de conservación.

habana14[1] Cuba_L'Habana_palazzo_del_governatore[1]

cathed plaz...

Me fue posible advertir el buen sentido con que algunas edificaciones particulares han sido convertidas en pequeños hoteles, bares y restaurantes (paladares), acorde a las necesidades del exigente turismo internacional. A estos hay que agregar la proliferación de museos y salas de arte, que permiten al visitante tener una idea de lo que fue La Habana en tiempos pretéritos. Ejemplos de ello son la conservación y mantenimiento de los bares y restaurantes antiguos en su mismo lugar, con sus mismos nombres y servicios, tales como El Floridita, ampliamente conocido por el Daiquiri, y las asiduas visitas del afamado escritor norteamericano Ernest Hemingway, y la Bodeguita del Medio, donde se originó el Mojito.

100_4117 Mojitos-Bodeguita-Medio-Habana-pizzeriasEFE_CLAIMA20130115_0036_14[1]

100_4102 100_4103

No puedo concluir esta reseña de mi reciente viaje a La Habana sin decir, que la situación por la que continúa atravesando, en términos urbanísticos y ambientales, la otrora hermosa Ciudad de las Columnas, es dramática, y de difícil solución. Cantidad de casas y edificios particulares de la Habana Vieja, Centro Habana, El Vedado y, por supuesto, el Malecón y su gigantesco entorno, lucen en bastante mal estado. Lo que al ritmo que llevan los trabajos habrán de tomarle un buen tiempo para recuperar.

Aunque la oficina del Historiador de La Habana ha hecho más de lo que se podía pensar, son tan dramáticas las condiciones, y la necesidad de recursos, que yo, en mi condición de arquitecto conservador de monumentos, responsable de haber dirigido un departamento similar al del Historiador de La Habana diría, que la solución solo habría de ser posible si una mayoría de estas edificaciones fueran intervenidas con la participación de la iniciativa privada, respaldada por la voluntad política del gobierno, y siempre bajo la tutela de un organismo rector, similar a los que existen en todas partes del mundo.

Observen, que lo único a lo que me he referido ha sido lo relacionado a la histórica ciudad de La Habana, a su rica arquitectura, y su potencialidad para convertirse en una meca turística importante. Y por supuesto, a lo que a mi entender habrá de ser la capital de la Perla de las Antillas, cuando sean completados los trabajos que se llevan a cabo en la Habana Vieja. Permitiendo, que se haya podido lograr lo que parecía casi imposible.

100_4093 news-el-caballero-de-paris_596x235[1] (Medium)

No me es posible terminar estas líneas sin mencionar una figura, convertida en uno de los íconos de La Habana, como es la escultura en bronce del Caballero de París, cuyo verdadero nombre fue José María López Lledín, nacido en la provincia de Lugo, España, en diciembre de 1899, y quien llegó a Cuba sin haber cumplido los quince años de edad.

Se cuenta que perdió el equilibrio mental después de haber estado en prisión, según varias versiones, por haber sido acusado de manera injusta. A partir de las primeras décadas del siglo XX, a su salida de la cárcel, comenzó a deambular por las calles de la vieja ciudad.

DESPLOME PARCIAL DE LA EDIFICACIÓN OCUPADA POR EL HOTEL FRANCÉS

100_4214  100_4216 (2)

100_4217 100_4218

100_4219 100_4220

100_4221

A quienes han requerido mi opinión sobre semejante tragedia debo decirles, que lamentablemente no me es posible complacerlos. Expertos en este tipo de accidente, (si existen), coordinados por la agencia rectora (¿existe?), además de los responsables de los trabajos que se llevan a cabo frente al preciso lugar, son los llamados a responder lo que sucedió la noche del pasado 2 de mayo.
No obstante, cosas como esta se hubieran podido evitar, si los diferentes gobiernos que hemos tenido hubieran respetado las leyes, decretos y reglamentos dictados con fines de satisfacer los requerimientos necesarios para salvaguardar el patrimonio cultural de la nación.

Reglamento No. 4195 sobre la Oficina de Patrimonio Cultural.
G.O. 9159

JOAQUIN BALAGUER
Presidente de la República Dominicana

NUMERO 4195
VISTO el artículo 14 de la Ley No.318, del 14 de junio de 1968;
En el ejercicio de las atribuciones que me confiere el artículo 55 de la Constitución de la República, dicto el siguiente

R E G L A ME N T O
Artículo 1.- La Oficina de Patrimonio Cultural tendrá como función principal la realización, coordinación y ejecución de las iniciativas y planes que se llevan a la práctica en la República Dominicana, relacionadas con el Patrimonio Monumental y el Patrimonio Artístico de la Nación, ambos definidos en la Ley No.318, del 14 de junio de 1968.

Sabemos, que todo el engranaje creado, había dado resultados positivos. Y que de intentar hacerse lo que más adelante se hizo, al crear una Secretaría de Cultura, se debía haber respetado la esencia de las intenciones originales de la OPC, manteniéndola al margen de las disposiciones creadas a tales efectos, conservando su autoridad al respecto.
De ahí deviene la desorganización del Programa, y la casi total inexistencia de la agencia.

Ni hablar de la cantidad de comisiones y organismos paralelos, que iniciados por la COMISION DE MONUMENTOS (La Comisión para la Consolidación y Ambientación de los Monumentos Históricos de la Ciudad de Santo Domingo, con funciones desde 1972, de conservar, restaurar y ambientar los monumentos históricos), no hicieron más que crear un “arroz con mango”, capaz, entre otros desaciertos, de introducir al Ministerio de Turismo en el sancocho. Manjar que fuera modificado en el año 1997, y desaparecido después de la aparición del Ministerio de Cultura.

DECRETO No. 276-97
QUE DA UNA NUEVA INTEGRACIÓN A LA COMISIÓN PARA LA CONSOLIDACIÓN Y AMBIENTACIÓN DE LOS MONUMENTOS DE SANTO DOMINGO
NUMERO: 276-97
En ejercicio de las atribuciones que me confiere el Artículo 55 de la Constitución de la República, dicto el siguiente
DECRETO

Artículo 1.- En lo adelante, la Comisión para la Consolidación y ambientación de los Monumentos de Santo Domingo estará integrada por el Director de la Oficina de Patrimonio Cultural, quien la presidirá; el Director Nacional de Parques; el Síndico del Distrito Nacional ; el Presidente del Patronato de la Ciudad Colonial de Santo Domingo; el Presidente del Comité Dominicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS); y los señores Fray Vicente Rubio, Luis Chanlatte Baik, Ing. Leonte Bernard, Arq. William Reid Cabral y Juan Rafael López.
Artículo 2.- El señor Juan Rafael López actuará como Secretario y Director Ejecutivo de la Comisión.
Artículo 3.- El presente Decreto deroga y deja sin efecto cualquier otro que le sea contrario.
DADO en Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, a los doce (12) días del mes de junio del año mil novecientos noventa y siete, años 154º de la Independencia y 134º de la Restauración.

LEONEL FERNANDEZ

Con este Decreto se intentó empezar a desguazar el monstruo creado en aproximadamente treinta años. Pero, una vez más, la política criolla, capaz de deshacer con los pies, lo que hace con las manos, dio marcha atrás, propiciando lo que hemos visto suceder, de 1997 a la fecha.

De lo antes expuesto se deduce, que la política, y los gobernantes que hemos tenido a partir del Dr. Joaquín Balaguer hasta el Ldo. Danilo Medina, han sido los responsables de todo lo sucedido (bueno y malo) de 1973 hasta la fecha. Incluido el desastre del Hotel Francés, la noche del 2 de mayo del presente año 2015.