ARTÍCULOS SOBRE LAS OBRAS DE LA OPC (Continuación)

12.- SECTOR DE LA ATARAZABA (PRIMERA ETAPA)

Vista aérea en la que vemos el Alcázar, y a su derecha la calle Atarazana restaurada, las Atarazanas Reales, y la calle Vicente C. Duarte. En primer plano la Puerta de la Atarazana, y tramo de muralla reconstruido. Todas la obras realizadas por la OPC.

Otro proyecto que la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC) inició en el año 1971, constituyéndose en uno de los más decisivos forjadores de la campaña iniciada en 1967, y clarinada de lo que se veía venir, fue el rescate y revalorización de ocho casas del Siglo XVI, de la entonces calle conocida como Presidente González, y rebautizada con su nombre original: Atarazana. Paso a paso las cosas se iban cumpliendo, y desarrollándose, según lo planificado.

Dos años antes de iniciado el proyecto fueron inaugurados, oficialmente, la sede de la Oficina de Patrimonio Cultural (OPC), situada en la acera de enfrente de las ocho casas de la misma calle, y los trabajos de reparación de los daños sufridos durante la Revolución de Abril en el 1965 por el Alcázar de Colón.  Motivo por el cual el Presidente Balaguer asistió a dichos actos, saliendo de su automóvil frente a la oficina, recorriéndola primero, y subiendo por la escalera del patio para pasar al Museo Virreinal, y luego al Alcázar. Cuando atravesábamos el patio para subir al segundo piso, donde se encontraba el museo, el presidente,  alarmado al ver las condiciones en que se encontraban las casas de la acera de enfrente, y la gente que las habitaba, me ordenó ejecutar un proyecto que resolviera el estado en que se encontraba el sector, que contribuiría a incrementar la atracción turística que sería una vez concluido.

En esta oportunidad explicaré, sucintamente, en lo que constituyó el proyecto. Algunas situaciones que se sucedieron antes de iniciarlo nos alertaron para que estuviéramos preparados en caso de que mis opositores se expresaran en términos negativos. Lo que, por supuesto, no sucedió.

La aparición de la verdadera imagen del histórico conjunto de la calle Atarazana fue descubierta a partir de los inicios de los trabajos de investigación arqueológica y arquitectónica. Dicha imagen totalmente camuflada con intrascendentes superposiciones llevadas a cabo a partir de finales del Siglo XIX, a las que correspondían los balcones corridos, los vanos de puertas y ventanas, los antepechos, y otros detalles menos relevantes, fue totalmente modificada, según fueron apareciendo los vestigios originales, tanto exterior como interiormente.

El principal ejemplo de nuestra responsable actuación fue el de la casa N.9, en la que el camuflaje ocultaba una fachada de piedra, posiblemente la primera de ese tipo construida en el Nuevo Mundo. Según suposiciones del Reverendo Fray Vicente Rubio su ubicación cercana al desembarcadero, la rusticidad del trabajo de piedra, y otros elementos, hacían pensar que fue esta, y no la Casa del Cordón, la que fuera construida primero.

Las demás casas construidas de mampostería de mala calidad, fueron vueltas a empañetar y encalar, según las muestras que fueron apareciendo, y que salieron a la luz durante las investigaciones correspondientes. Solo manteniendo vistos los trabajos de piedra de las arcadas en los patios, y los ladrillos de algunos arcos.

De tal manera llegó a concitar el proyecto el entusiasmo general de la población, que algunos comunicadores sociales respetables de aquellos tiempo lo expresaban en sus reportajes. En fecha 22 de enero de 1973, el destacado columnista José Ernesto García Aybar, en uno de sus TEMAS NACIONALES comentó lo siguiente: “La obra arquitectónica y artística realizada por la Oficina de Patrimonio Cultural para restituirle su primitivo aspecto al sector capitaleño conocido como La Atarazana, bien puede calificarse, sin lisonja de ninguna especie, para todos quienes intervinieron en ella, como notable y valiosa. El cambio que se ha operado en ese de los más antiguos rincones de la Ciudad Primada resulta, por su casi perfección, hasta cierto punto increíble, así como demostrativo tanto del previo y adecuado estudio acerca del estilo de arquitectura que caracterizaba  a los edificios restaurados cuando fueron construidos, como el cuidado y delicadeza con que fue realizada la labor reparadora para la obtención de tan prodigioso resultado”.

Tales expresiones de reconocimiento constituyeron para nosotros un bálsamo de satisfacción, dado lo sensato de quien lo expresara. Muy especialmente, tratándose de un hombre sumamente culto, que no tenía pelos en la lengua para decir lo que pensaba, sin tener miramientos en lo decía.

Decididos a continuar de inmediato con el proceso de rescate del todavía arrabalizado, y semi destruído sector se procedió a dar inicio, antes de haberse terminado la primera etapa, al impostergable rescate del uno de los más valiosos monumentos de cuantos han perdurado en nuestra Ciudad Colonial. Se trató de las Reales Atarazanas de Santo Domingo ubicadas, precisamente, en el corazón del sector que lleva su nombre.

Ese era el ambiente que existía en el sector, y el que el Presidente Balaguer observó cuando dió la orden de hacerlo desaparecer.

Este rancherío se encontraba en el antiguamente llamado Solar de Santa Ana, detrás de las casas de la calle Atarazana, y frente a la calle Vicente C. Duarte. Ahí se desarrolló un estacionamiento de unos cien vehículos en un solo nivel, que no ofendía la visual del sector.

Para desarrollar el estacionamiento, y liberar las Atarazanas Reales hubo necesidad de demoler las tres edificaciones de concreto. La última de las cuales fue construida justo al lado de la parte posterior del monumento.

Actualmente la Oficina Supervisora de Obras del Estado (OISOE), de triste recordación para la Ciudad Colonial, está levantando un estacionamiento de varios niveles, cuyo extremo este esta siendo pegado de las Atarzanas Reales.

Una de las entradas al monumento al desastre monumental del lado opuesto, junto a la casa No.13 de la calle Atarazana.

Sean los atentos lectores el jurado.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s