ARTÍCULOS PUBLICADOS EN FACEBOOK (III)

5.- PLAZAS COLONIALES
La OPC continuaba a ritmo de merengue desarrollando el programa que se comprometió cumplir con el Gobierno, cuando se involucró en 1969 en los trabajos de rescate de la Plaza de Colón, Plazoletas de los Curas, y Padre Billini. Ejecutando lo que la OPC pensó era lo que procedía.
La de Colón fue despejada de una especie de pequeño bosque, que a “algunos” ciudadanos no los complació, trasplantados otros de los árboles en mejores condiciones, y mantenidos en su lagar los cuatro de las esquinas. Toda la plaza fue pavimentada de nuevo, y se remodelaron las dos albercas. Fue dotada de nuevas luminarias y bancos. La plazoleta de los Curas, que se había convertido en una extensión de la calle Arz. Nouel, fue transformada en una plazoleta ajardinada. Y las fachadas de las casas que la bordean fueron intervenidas con el cuidado requerido en casos de “fachadismo”. De lo que hemos hablado más de la cuenta.
Una de las casas que forman esquina con el Callejón de los Curas fue restaurada y habilitada para ser ocupada por Monseñor Hugo E. Polanco Brito. Y el callejón fue pavimentado al igual que la plazoleta, y reparadas las paredes que lo bordean.
A la placita Padre Billini solo se le cambió el pavimento, y se intervinieron las fachadas de las dos casas que la borden, teniendo en cuenta, igualmente, lo del “mal de fachadismo”.

Tarjeta postal de principios del Siglo XX

En la No.4 se aprecia el árbol que fue transplantado. 

Plazoleta de los curas, cuando todavía se usaba como vía pública. Frente al lado sur de la Catedral Primada.

Plazoleta de los curas como quedó despues de los trabajos de ambientación.

   

Callejón de los curas antes y despues de intervenido.-

 

6.-   CASA DEL MANIFIESTO

Mientras resolvíamos lo de la Capilla del Santísimo de la Catedral, y adelantábamos varios importantes proyectos para ser presentados al gobierno, vino a verme una comisión de ciudadanos cubanos residentes en Santo Domingo, quienes me expusieron su interés de aportar los recursos necesarios para restaurar la Casa del Manifiesto. Es decir, la casa donde vivió Máximo Gómez en la ciudad de Montecristi. Allí fue donde el prócer dominicano y el libertador de Cuba subscribieron el Manifiesto de la Independencia de la Isla hermana.

Dicho y hecho emprendimos los estudios correspondientes antes de iniciar las obras de restauración, que fueron inauguradas con la asistencia del Presidente Balaguer y miembros de la directiva de la asociación.

Con esta obra prosiguió la colaboración de la ciudadanía, que sentía una efectiva seguridad en la OPC, y un entusiasmo jamás conocido en nuestro país, en términos de la puesta en valor de nuestro patrimonio histórico.

A continuación una de esas cosas que se acostumbran hacer en nuestro país.

Lo mismo sucedió con la Casa de Ponce de León, en Higuey, y la mal llamada Casa de la Unesco, en la Ciudad Colonial

La República lunes 16 de enero de 2017

Ricardo Santana

Montecristi
Remodelan la casa donde se firmó el pacto Martí-Góm

La casa donde el generalísimo Máximo Gómez y el apóstol José Martí firmaron en esta ciudad el “Manifiesto de Monte Cristi” el 25 de marzo de 1895, fue remodelada por el Ministerio de Cultura, pero conservando su estructura original.

Bustos de José Martí y Máximo Gómez en los jardines de la casa.

Fotografá antigua de la casa.

El monumento restaurado, luciendo los colores encontrados en las investigaciones.

Colores aplicados por el Ministerio de Cultura en enero de 2017.

El Presidente Joaquin Balaguer en compañia de la Gobernadors de Montecrisi, y uno de los compnentes del comité gestor de la Asociación de ciudadnos cubanos en R. D.

 

7.- PUERTAS DEL PANTEÓN NACIONAL Y OTRAS MÁS

Con el doble propósito de contribuir de manera particular con los planes de la recién creada OPC, y de complementar mis ingresos, puse en marcha, con la colaboración en el año 1969 del Arq. Enrique Reyes Rissi, de una empresa que se llamó Artes de Santo Domingo. La misma fue dotada de un taller de ebanistería capaz de reproducir cualquier mueble antiguo, portaje estilo colonial, y ortos detalles relacionados con las obras que ejecutaba la OPC.

El primero de los compromisos que hubimos de cumplir consistió en la elaboración con madera de caoba centenaria de las tres puertas de la fachada del Panteón Nacional. Este había sido restaurado en el año 1955, pero había permanecido disponiendo de sendas puertas provisionales.

Algo más adelante el taller en cuestión elaboró, igualmente, las dos puertas de las monumentales Atarazanas Reales, y otras particulares.

Una de las tres puertas del Panteón Nacional.

Puerta de la Casa del Cordón.

Una de las dos puertas de las Atarazanas Reales.

Puerta de la casa de la calle Arzobispo Meriño No.263. Segunda de las casas coloniales restauradas por mi para conertirlas en mi residencia.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s