COINCIDENCIAS DEL DESTINO

Transcurría el año 1994 cuando una tarde recibí una llamada del Profesor Juan Bosch. Nos habíamos conocido y tratado en el transcurso de una tertulia a la que acudía semanalmente en casa de Natacha Sánchez. Y cuya relación llegó a ser más profunda de lo que nadie podía imaginarse, entre dos intelectuales.

El motivo de la llamada fue para decirme que quería hablar con migo. Deseo que hice efectivo esa misma tarde. Después de saludarnos, afectuosamente, Don Juan me dijo que él sabía que mi padre Nandito Del Monte no había participado en política. Que ni siquiera se había inscrito en el Partido Dominicano, y que tenía un concepto de mí similar al de mi padre.

No obstante ello, él quería invitarme a participar en un movimiento que el PLD estaba formando para apoyar su candidatura presidencial para las elecciones de 1994. Que se denominaría CAMBIO´ 94, y la membrecía estaría compuesta por personas como yo, alejadas de actividades de índole partidista. Y que mi participación, él estaba seguro que sería muy positiva.

No bien terminó de hablar Don Juan yo le respondí que podía contar con migo. Después de agradecer mi aceptación me dispuse a despedirme, a lo que el Profesor me pidió que aguara un momento, que tenía algo más que decirme. Y a seguidas me pidió que lo ayudara a dar a conocer la mina de oro. Al yo preguntarle qué era eso, me dijo textualmente: “Manuel, no te hagas el pendejo, tú debes saber que yo he comparado al Dr. Leonel Fernández con una mina de oro. Y ha sido escogido por mí para acompañarme en la boleta.”

     Después de aceptar esta última petición me dirigí a conocer al Dr. Fernández, y comentarle lo que había sucedido. Quedando yo muy complacido con el trato que me dispensara. Y dispuesto a hacer lo que pudiera para lograr su triunfo. Que no podía ser mucho, dada mi falta de experiencia en las lides políticas.

En aquellos momentos había dedicado algo de mi tiempo a publicar artículos de índole cultural en el periódico HOY. Y había conocido algunos de los periodistas que laboraban en él. Entre los cuales se encontraba un joven abogado, llamado Francisco Antonio Ortega Polanco, de quien me había hecho un magnífico concepto personal de hombre joven discreto y amable.

En una oportunidad nos encontramos en el periódico, y le traté la idea de que invitara a Leonel Fernández, ya candidato a la vicepresidencia de la República, acompañando al Profesor Juan Bosch. Su respuesta, inmediata y determinante fue que lamentaba no complacerme, pero que la Esquina Joven de HOY no tenía mucho tiempo, y que, por el momento, pensaba invitar a personas ampliamente conocidas. Que sería en otro momento que invitaría el Dr. Fernández.

Conociéndome como soy, le refuté su criterio, y le pedí que por favor me complaciera, que algún día me agradecería haber introducido a un personaje  que haría historia en el país. Su respuesta fue, que lo pensaría, y me avisaría. Lo que sucedió, afirmativamente, casi de inmediato.

Recuerdo aquella presentación, en cuya entrevista el futuro presidente de la República dejó pasmado a su entrevistador, y al escasísimo público que asistió. Entre el cual no hizo acto de presencia, absolutamente, ningún miembro de sus compañeros de partido. Lo que es posible observar en las dos fotografía anexas. Correspondientes a publicaciones de HOY del tercer y cuarto aniversario de La Esquina Joven.

Hoy, 27 de mayo de 2017 me acabo de enterar en el Diario Libre de una noticia que me ha complacido, enormemente. Conservo los mejores conceptos de aquel joven e inquieto periodista, que espero siga siendo el mismo de la Esquina Joven, de quien no he tenido oportunidad de seguirle sus pasos. Ya no como periodista, sino como profesional del derecho, y juez. A partir de estos momentos, en el Juez escogido por la Suprema Corte de Justicia para lidiar en el funesto caso de ODEBRECHT.

No puedo concluir esta lucubración sin decir que me ha extrañado que el periódico HOY de hoy sábado día 27 de mayo no saliera publicada tan importante noticia, si recordamos que en él fue donde el Dr. Francisco Ortega Polanco fue en el que se distinguió como periodista, y director de una de sus mejores series semanales. ¿Qué pasó señor director?     

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s