ARQUITECTURA CIVIL VS MILITAR

alcazar-de-colon-4

Al Palacio Virreinal, al uerte de San Diego, y a la muralla que los bordeaba, solo los separaban de río Ozama el acantilado y una estrecha franja de area.

Un monumento arquitectónico que no llegó a ser imitado por ningún otro entre la  cantidad de edificaciones civiles que se levantaban a propósito del descubrimiento y colonización del Nuevo Mundo es el llamado Alcázar de Colón. Palacio estilo gótico, acompañado de características renacentistas, que se eleva, al igual que la Torre del Homenaje de la Fortaleza Ozama , al borde de los acantilados, que hasta las reformas de principios del Siglo XX, estuvieran bañados  por las aguas del legendario río Ozama.   

Si las diferencias de todo tipo entre la Torre que Nicolás de Ovando ordenó construir en 1502, en la ciudad de Santo Domingo, y las fortificaciones que se sucedieron con posterioridad en otras de las ciudades de la región del Caribe fueron abismales a favor de estas últimas, tal como lo expusiera en mi artículo anterior, las correspondientes a las edificaciones civiles, siguieron el mismo patrón. Pero esta vez a favor de la capital de La Española.

Veamos. Es cierto que los recursos con los que contaba el gobierno de La Española fueron exiguos. Y que jamás se compararon con los que se sacaban de ella. Empeorándose cada vez más tan pronto empezó a escasear el oro extraído de sus minas. Y por otro lado, el que debía ser trasbordado desde los imperios incaico y maya hasta Cartagena de Indias y La Habana con rumbo a la Metrópolis.

Mientras Santo Domingo dejaba de ser la favorita de la Corona, para convertirse en un simple rosario de recuerdos de tiempos gloriosos, otras tierras circunvecinas, descubiertas, colonizadas y pobladas, posteriormente, por colonos establecidos en esta, la fueron sustituyendo. La decadencia de la que fue víctima en términos del abandono en que cayeran sus poblaciones, y la paralización en torno a lo que significara algún progreso, dieron  paso a momentos en que apenas un solo barco arribaba al puerto de Santo Domingo.

Pero, los tiempos durante los cuales las actividades en La Española empezaran a decaer, y comenzara a convertirse en un territorio en el que cualquier cosa era posible, desde la destrucción de su gloriosa capital, por las huestes invasoras del corsario inglés Francis Drake, pasando por las imperdonables “Devastaciones”, de Osorio, y su posterior cumplimiento del Tratado de Basilea, mediante el cual España entrega el territorio a Francia, hasta las invasiones haitianas del Siglo XIX, fueron insuficientes para borrar todo lo que quedaba en pie de la que fuera su deslumbrante ciudad del Siglo XVI.

Ciudad en la que desde su fundación en el 1502 se empezaran a construir imponentes edificaciones, tales como las casas del Gobernador Frey Nicolás de Ovando, del Regidor Francisco Dávila, y la de Bastidas, en la calle Las Damas. La llamada Casa Del Cordón, propiedad de Francisco de Garay, la de Tostado, de la Moneda, y muchas otras que todavía se conservan, al igual que otras, no menos importantes, que  cayeran  víctimas de la piqueta. Seguidas del Palacio de Diego Colón, quien sustituyó como gobernador al Comendador Ovando en 1509, los palacios de la Capitanía General y la Gobernación, el Palacio Consistorial, imperdonablemente transformado a principios del Siglo XX, el Hospital de San Nicolás, Palacio Arzobispal (Demolido y convertido en plaza), y las Atarazanas Reales, entre otras.

casa-de-ovando

Palacio de Nicolás de Ovando

Patio distibuant les chambres

Casa de Dávila

casa-de-bastidas

casa-del-cordon-16

Casa del Cordón

 

casa-de-la-moneda-001 casa-de-la-moneda-002

Casa de la Moneda o de los 5 Medallones (Antes y después)

palacio-arzobispal

Patio del antiguo Palacio Arzobispal. Demolido y sustiruido por una plaza

casa-calle-arz-merino-263

casa-calle-arz-merino-263-39

Casa calle Arzobispo Meriño (Antes y después)

Seguidas de cerca por un impresionante conjunto de iglesias, y conventos o monasterios, habiendo sido algunos de estos convertidos en ruinas, o totalmente destruidos.

A continación un album de fotografías de las catedrales de Santo Domingo, La Habana, Cartagena de Indias y San Juan de Puerto Rico, en la que se evidencian las épocas en que fueron cnstridas.

catedral-de-s-d-3

Fachada de la Catedral de Santo Domingo, antes de que colocaran sendas imágenes de bulto en las hornacinas, sustituyendo unas antiguas pinturas murales, y se colocara un águila bicéfala sobre la columna central, bordeando lo que sería un escudo.

catedral-de-s-d-2

catedral-de-la-habana-1

Fachada de la Catedral de La Habana, Cuba. Fotografía bastante vieja en la que se observan unas imágenes de bulto, colcadas en las dos hornacinas del primer nivel, y que no existen hoy día.

catedral_de_la_virgen_maria_de_la_concepcion_inmaculada_de_la_habana_5980619251

Interior de la Catedral de La Habana.

catedral_de_san_juan_bautista_de_puerto_rico_-_dsc06869

Catedral de San Juan de Puerdto Rico.

catedral-de-san-juan

catedral-de-cartegena-medium

Catedral de Cartagena de Indias

catedraldesantacatalinadealejandria_6_incartagenaguide

Con lo escuetamente narrado hemos de imaginarnos lo que debió haber sido la primitiva capital de La Española (1502), unos cuantos años antes de que las villas de San Juan (1521), La Habana (1514-1519) y Cartagena (1533), llegaran a ser convertidas en ciudades similares a la Primada, aunque concebidas con estilos arquitectónicos diferentes, dadas las fechas durante las cuales se desarrllaron una y las otras.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s