GESTIONES PARALELAS

No bien habían transcurrido unos meses de haberse iniciado el programa de Patrimonio Cultural (Junio/67), y de yo haber iniciado la restauración de mi primera casa colonial (calle Padre Billini 15), Oscar de la Renta vino a visitarme a la oficina, y me manifestó su interés en  adquirir la casa de alado, que da el frente a la Plaza Padre Billini.

Sin pérdida de tiempo fuimos a verla. Y a seguidas me dijo que le interesaba, y que haría una oferta de RD$40,000.00, que en aquel entonces eran casi equivalentes a dólares.

Las dos cartas que muestro a la consideración de mis lectores hablan por sí solas.

Siempre lamenté que vendedor y comprador no se pusieran de acuerdo, ya que hay que imaginarse lo que hubiera sido contar con Oscar de La Renta entre los pioneros en  regresar a la Ciudad Colonial, restaurar esa casa, y contribuir a dar a conocer, internacionalmente, lo que el gobierno dominicano, y un reducido grupo de ciudadanos dominicanos, se proponía.

Cosas de la vida, que resultan desafortunadas. Especialmente, cuando hubimos de entender que dicha negociación se pudo haber materializado.

011 (Medium)

004 (3)

005 (3)

006 (2)

012 (Medium)

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s