De *Bentham a Le Corbusier: Vigilancia y disciplina en la vivienda social moderna latinoamericana. El Complejo habitacional Pedregulho, Río de Janeiro, Brasil (1947-1958)

*Jeremy Bentham (Londres, 15 de febrero/ 26 de febrero de 1748. — Londres, 6 de junio de 1832) fue un, economista, pensador y escritor inglés, padre del utilitarismo.

PEDREGUHLOComplejo Habitacional Pedregulho  (Arq. Affonso E. Reidy)  

“Este ensayo explora la relación entre las instituciones de poder que encargaron los primeros proyectos de vivienda social moderna en Latinoamérica, su arquitectura y sus habitantes. Como caso de estudio se escoge el Complejo Habitacional Pedregulho construido entre 1947 y 1952, en Brasil. La arquitectura de las nuevas viviendas modernas en Latinoamérica se concibió como el vehículo para la “transformación social”. La relación entre la arquitectura, sus ocupantes y el poder se plantea como “panóptica”, ya que podemos hallar referencias a formas de “encarcelamiento” propuestas desde la Ilustración estudiadas por el filósofo francés Michel Foucault (como el Panopticon del filósofo inglés Jeremy Bentham), y que hacen eco en las ideas del urbanismo moderno propuestas por el arquitecto y urbanista Le Corbusier.

EL PLANEAMIENTO urbano en América Latina desde inicios del siglo XX frecuentemente derivó de la necesidad de erradicar focos de insalubridad que han afectado adversamente la salud de la comunidad (Violich, 1944, p. 47). Para el arquitecto francosuizo Le Corbu-sier -uno de los pensadores más influyentes de la disciplina urbana de entonces-, la supervivencia de la ciudad moderna radicaba en garantizar la asepsia del nuevo paisaje urbano, lo que a su vez repercutiría en la buena salud de la arquitectura moderna y de sus habitantes:

(…) hay que suprimir el cinturón piojoso de los arrabales, trasladar éstos más lejos y, en su lugar, constituir, poco a poco, una zona de protección libre que, en su día, dará una libertad perfecta de movimientos y permitirá constituir a bajo precio un capital cuyo valor se duplicará y hasta centuplicará (Le Corbusier, 2003, p. 69).

Arquitectos como Le Corbusier concentraron entonces sus esfuerzos en captar la atención de la élite cultural e industrial y entes privados que estuvieran dispuestos a financiar la construcción de nuevos tipos de vivienda social. Es en este contexto que surge la estrecha colaboración entre el Ejército de Salvación de Francia y Le Corbusier.

Ubicada sobre la Rue Cantagruel en París, la Ciudad Refugio consta de un gran bloque, construido en hormigón armado con fachada hermética de curtain wall —en décadas posteriores el curtain wall fue sustituido por ventanas precedidas por brise soleils multicolores; el acceso desde la calle es marcado por un gran atrio cúbico abierto que conduce a una rotonda donde se ubica la recepción de los servicios sociales del Ejército de Salvación. La Ciudad Refugio fue concebida para alojar pordioseros, vagabundos, ex-convictos, madres solteras y desempleados, siendo receptáculo y depósito de individuos “indeseables” que debían ser regenerados.

Ciudad del FuturoCiudad del Futuro

Las iniciativas de vivienda social como Pedregulho, ejecutadas en la década de los cuarenta en Brasil, tienen en común un factor clave: ser símbolos de una promesa de progreso, de la expectativa de que la arquitectura sería un vehículo de transformación social a través de la “domesticación” de los escogidos para ocupar los nuevos apartamentos; la solución que pondría fin a las favelas y las viviendas precarias. Pedregulho se planteó como un nuevo modelo de vivienda en Brasil, accesible para aquellos trabajadores cuyos salarios no fueran lo suficientemente altos para comprar o alquilar un apartamento en la ciudad. La propuesta tiene claras referencias a las ideas y proyectos de Le Corbusier, así como a los preceptos de los CIAM (Congreso Internacional de Arquitectura Moderna) sobre desarrollos urbanos de alta densidad.

PEDREGUHLO CORREDOR

Pedreguhlo Corredor

DE LA MISERIA A LA MODERNIDAD: DISCIPLINA Y CONTROL PARA CIVILIZAR A LA CLASE OBRERA

La arquitectura de Pedregulho es absolutamente moderna. Construido en las afueras de Río de Janeiro, en el distrito industrial de São Cristovão, la monumentalidad de Pedregulho es introvertida; el complejo de viviendas funciona como una comunidad autosuficiente y aislada del contexto urbano, contando con todo tipo de servicios para sus inquilinos. El proyecto fue muy alabado por críticos de arquitectura en Brasil y el mundo (entre ellos Walter Gropius); ganó el primer premio en la Primera Bienal de São Paulo en 1953 con un jurado presidido por el historiador y crítico de arquitectura y secretario perpetuo de los CIAM, Sigfried Giedion.

El modelo de organización social al que eran sometidos los inquilinos de Pedregulho era fundamentalmente paternalista; éstos eran controlados por las autoridades bajo elaborados contratos de alquiler que incluían en sus cláusulas inspecciones periódicas a la propiedad por oficiales del Departamento de Habitación Popular (Fraser, 2000, p. 198). En concordancia con la aséptica y blanca estética moderna del conjunto arquitectónico, los inquilinos tenían el deber de mantenerse pulcros, a este fin se incluyó en el programa una lavandería comunal. Para incentivar su uso, la municipalidad obsequiaba a cada inquilino dos kilogramos anuales de detergente. Junto con la higiene física se controlaba la higiene moral, los trabajadores sociales se encargaban de verificar la veracidad de la información provista por cada inquilino, aquellos que mintieran o no cumplieran con las normas podían ser expulsados permanentemente de sus viviendas (Jovanovic y Von Fischer, 2002).

La relación de control y poder que se establece entre la administración pública de Río de Janeiro, Pedregulho y sus habitantes evoca el concepto de vigilancia derivado del Panopticón, modelo para una “casa de inspección” propuesta por el filósofo y reformista social inglés Jeremy Bentham a finales del siglo XVIII, momento en el cual el creciente desarrollo industrial británico produce no sólo una nueva clase proletaria urbana, sino también grupos de “desviados” que debían ser controlados y reformados. Tal y como se puede leer en el prefacio de su Panopticon Writings (Jeremy Bentham editado por Bozovic, 1995, p. 31):

Morales reformadas – Salud preservada – industria revitalizada- instrucción difuminada – cargas públicas aligeradas- Economía basada, si así fuese, sobre una roca – el nudo Gordiano de las Leyes Pobres no están cortados, pero desamarrados – todo por una simple idea de Arquitectura! (traducción de Penélope Plaza)*

PANOPTICON

Pero no todo fue color de rosa. Los políticos en Brasil, como los de toda Latinoamérica, hicieron de las suyas. Se olvidaron de lo que constituyó para el Brasil Pedregulho, permitiendo que sucediera lo que nunca debió haber sucedido. Es de imaginarse, que el que está leyendo este resumen estará enterado de lo que está ocurriendo, actualmente, en ese país.”

Sección de Teoría e Historia de la Arquitectura, Departamento de Diseño, Arquitectura y Artes Plásticas, Universidad Simón Bolívar. Caracas, Venezuela. E-mail: pplaza@usb.ve

El resumen del documento extraído de las páginas del Internet, tiene como principal objetivo servir de idea al próximo gobierno dominicano, de manera que como se dice por ahí: “No hay nada nuevo bajo el Sol”. Y, no obstante haber pasado más de medio siglo, pueda servir de referencia para lo mucho que tenemos que hacer los dominicanos, en un área que lo que se ha hecho no ha llenado los propósitos deseados. No obstante haberse llevado a cabo uno que otro intento habitacional de índole social, como fueron los barrios de mejoramiento social del gobierno de Trujillo, o los desarrollados por el Presidente Balaguer. Independientemente de los proyectos de relumbrón, para la clase media y alta, como los que fueron desarrollados en el entorno del Hotel El Embajador, igualmente por Balaguer. Y un desafortunado desarrollo politiquero, consistente en edificios de apartamentos de lujo, proyecto desarrollado en la intersección de las avenidas Anacaona y Luperón, por el Presidente Leonel Fernández. Sin que con ello se cumplieran los propósitos sociales.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s