CASA DEL SIGLO XVI CON UNA SEGUNDA PLANTA DE 1993.

Continuando con una de las barbaridades a que han sido sometidas algunas de las primitivas edificaciones de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, he traído algo más de interés para los amantes de patrimonio histórico, que habrá de ser digno de tomar decisiones tan drásticas como sea posible.

Se trata de la segunda planta de la que me referí en mi anterior entrega, vista desde el patio. Para completar tal barbaridad, los responsables de la Oficina de Patrimonio Cultural (1986-1996), dirigida por el Arq. Esteban Prieto Vicioso, no solo se conformaron con haber cometido tal aberración, sino que se complacieron, en su ignorancia, colocando dos columnas, y sendas pilastras de sección cuadrangular, fabricadas de concreto. En ellas se olvidaron de las basas y los capiteles que, al igual que las columnas, hubieran sido cuadrados. Lo que se ha convertido en los únicos ejemplares de esa naturaleza que se conocen. Todo ello, digno del reconocimiento a la incapacidad, propia de seres que están en otro mundo.

100_4535

100_4536

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s