A PROPÓSITO DE LOS DESPROPÓSITOS DE UNESCO

Excúlpenme, por un momento, al tratar un tema con tintes políticos, aunque no deja de ser, igualmente, cultural. Se trata de un affaire en el que está envuelta la UNESCO (sigla en inglés de United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization “Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura”). Y como la misma se ha referido a una isla del Caribe, que según su Secretario general, “Cuando hay una isla no deberían haber dos países”, decidí sacar del saco de los desechos el tema, que a quien le interese podrá enterarse de otro de los entuertos en que se mete este organismo multinacional. Desde intervenir naciones de las que forma parte, hasta querer decidir el destino de una de ellas, metió la otra pata, asumiendo la co responsabilidad de un disparate surgido de la prolífera mente del Dr. Leonel Fernández Reina.

Como podrán enterarse, si es que no lo han hecho, del affaire en cuestión, la mesiánica idea de cederle a la UNESCO una edificación colonial para instalar en ella las oficinas de una representación oficial del organismo en República Dominicana, hecho que no está contemplado en sus principios organizativos, que no sea la Comisión Nacional de la UBESCO, que ha existido siempre, para lo cual fue seleccionada una casa colonial que se encontraba en proceso de rescate, por cuenta del gobierno dominicano.

El gobierno del presidente Fernández, ordenada la continuación de los trabajos, iniciados en el gobierno anterior, y no bien reiniciados (septiembre de 1996), concibió la idea, de que la misma fuera aprovechada para iniciar su campaña internacional, nada menos que utilizando la UNESCO. Contando con su representante ante el organismo, en París, Francia, diseñaron el paquete, para el cual la señora Laura Faxas asumió el mando del proyecto, comunicándose con migo, entonces director de la OPC, y presentándome al que fuera designado flamante “Embajador”, el etíope Solomón Hailu, quien estaba casado con dominicana, y estaba a la espera de su jubilación.

¿Van entendiendo?

Pues bien, fue así, como “la estrategia publicitaria del equipo de Leonel Fernández” (copio de Andrés L. Mateo), logró obtener otro de sus acostumbrados propósitos, de “hacer creer”, y crear los postulados para meterse en un puño a toda la comunidad nacional, y hasta la internacional.

A la historia narrada en el enlace anexo, le falta uno que otro capítulo, como los que me permitiré narrar, a propósito de los despropósitos de UNESCO, y su participación en el otros affaires. El de las Ruinas de San Francisco.

Si el internacionalmente afamado organismo, fue capaz de dejarse meter gato por liebre, apoyando un fallido sueño de gloria, asistiendo, en dos ocasiones, a bendecir y confirmarlo, nada menos que en las personas de dos de sus directores generales, y callar cuanto ha debido saber, después de concluido el affaire, y no ha dicho esta boca es mía, para denunciar los atropellos a que ha sido sometida una de sus “favoritas”, pienso que no habrá de hacer nada, a propósito del desplome del Hotel Francés, y de los caprichos de Moneo y el Ministro aquel.

https://buenalectura.wordpress.com/2015/01/23/unesco-ayer-y-hoy/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s