NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA

Hasta que se produjo el desplome de la mitad de la edificación ocupada por el exquisito Hotel Francés, y el affaire suscitado a raíz del desvelamiento del proyecto de embalsamamiento de las Ruinas del Monasterio de San Francisco, los dominicanos de todos los niveles no se habían manifestado tan efusivamente, como lo han estado, finalmente, haciendo.

Gracias a estas dos desgracias se ha cumplido mi vaticinio de que solo por la expresa voluntad del hasta ahora indiferente pueblo dominicano, se podría lograr, lo que está a punto de lograrse. Respeto y amor verdaderos por nuestro legado histórico. Que es y será lo único que pueda salvarlo de su destrucción, y camuflaje. Causado por los políticos de turno, y los geniales arquitectos dominicanos.

Hemos notado, que no hay día en que ambos temas, mayoritariamente el segundo, no ocupen las páginas de los periódicos, o las redes del Internet, tratando, desconsoladamente, lo que ha venido sucediendo en nuestra Ciudad Colonial. Lo que, final y afortunadamente, parece haber prendido en la consciencia nacional, hasta el extremo de que el gobierno llegara a endeudarse, en divisas extranjeras, para dedicar dichos fondos a proyectos relacionados con nuestro patrimonio cultural. ¡Albricias¡

Lástima, que esta preocupación no haya sido correctamente canalizada. Las dos desgracias producidas, o a punto de producirse una de ellas, no son otra cosa que la errónea disposición del actual gobierno, no solo por encomendar lo había decidido hacer a agencias oficiales ajenas al quehacer del tema, sino por haber suplantado la que fuera creada por disposiciones legales, con fines específicos, hace casi cincuenta años, por otras decididamente incompetentes para ello.

Es de esperar, que nuevos gobernantes así lo entiendan, y valiéndose de una voluntad política que se ha extinguido, se le ponga orden al desorden, y se escoja, aunque sea necesario utilizar la lámpara de Diógenes, a los responsables de conducir la agencia existente, que todos saben a la que me refiero. Y que se les devuelva la autoridad que tuvo en un tiempo, cuando se hizo lo que se podía. Y, por demás, bien hecho.

Pa´lante pueblo dominicano. Pa´tras, ni pa´ coger impulso. Ta´ bueno ya.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s