CASOS Y COSAS QUE ENGAÑAN A CUALQUIERA

De igual manera que el camuflaje se impuso en nuestra Ciudad Colonial durante los siglos XVIII y X IX, algo que ya he tratado anteriormente, en la Primada de América se produjeron muchos otros casos, consistentes, uno de estos, en subdividir las edificaciones antiguas. Si alguno se preguntara por que se hicieron estas divisiones, les diría, que por razones económicas. Todo el que conoce la historia de nuestra colonia, y posterior república, debe saber que con excepción de sus primeros cincuenta años de vida, cuando floreció un esplendor inusitado, el resto del tiempo comprendido entre algo avanzado el siglo XX, y 1550, aproximadamente, la pobreza, rayando en pobreza extrema, se impuso en la porción oriental de La Española.

Y desde los inicios del siglo XVII, habiendo quedado la ciudad de Santo Domingo casi totalmente destruida por las huestes inglesas capitaneadas por Francis Drake, la destrucción de la mayoría de las edificaciones civiles quedaron en pésimas condiciones de habitabilidad.

Cuando ya entrado el siglo XVIII es traída una nueva población de campesinos de las Canarias, y se inicia cierta mejoría, los propietarios de las casas particulares se dispusieron, no solo a repararlas como pudieron, sino a segregarlas en tantas viviendas como le permitía su extensión frente a la calle.

De ahí es que se puede advertir como una misma fachada comprende más de una vivienda o comercio. O al contrario.

Es así, como a la llegada a Santo Domingo, en la década de los años cincuenta, del historiador e investigador Erwin Walter Palm, empieza un arduo trabajo mediante el cual se estudia la arquitectura colonial, en casi todos sus detalles, que culminan con la edición de la famosa obra “Los Monumentos Arquitectónicos de la Española”, mayormente concentrada en su histórica capital. En uno de sus interesantes capítulos, Palm le dedica unas cuantas páginas a analizar los tipos de viviendas de la ciudad.

Tomando como ejemplo algunas casas de la hoy calle Las Damas, las divide en dos tipos de vivienda del siglo XVI. Sorprendido con lo que vio, selecciona dos. A las entonces números 13, y 15 las cataloga tipo B, que limita a pocos ejemplares. Agregando, que a este grupo pertenece la entonces número 11, que estaba fuertemente transformada. Y la de enfrente, entonces número 44. Todas ellas formarían parte de la “renglera” de casas de Ovando. “Mientras las fachadas de los números 11, 15, y 44 han sufrido toda clase de desfiguraciones, la número 13 fecha la casa claramente en los primeros años del siglo XVI…”

Transcurridos unos veinte años, el destino nos favoreció con la importante encomienda oficial de rescatar y poner en valor todas esas casas. Y cuan no sería nuestra sorpresa al encontrar, después de una minuciosa investigación arqueológica y arquitectónica, que las números 11, y 13, además de la 9, y una porción, que había sido demolida, durante los años cuarenta, formaban parte de una misma casa. La casa del Comendador Frey Nicolás de Ovando. Lo primero en declararse fue la fachada, y a seguidas fueron siendo aclarados sus interiores.

Como la explicación es algo complicada para el público común y corriente, podrán entenderlo mejor observando las ilustraciones que acompañan la descripción que hiciéramos en nuestra obra: “MEMORIAS DE LA CIUDAD DE SANTO DOMINGO, Origen, Decadencia y Rescate de su Patrimonio Cultural”.

Todo esto lo hemos querido traer a colación, con el propósito de que se den cuenta de lo complicado que ha sido tratar de rescatar el patrimonio arquitectónico de la Ciudad Colonial dominicana. Que no solo se circunscribe a la aplicación de pañete en las fachadas, desfigurándolas totalmente, sino que también la problemática consiste, además, en poder restaurar, definiendo la calidad arquitectónica de la mayoría de las casas, que han sido desfiguradas, tanto exterior como interiormente.

Y lo que yo he pretendido hacer no ha sido, únicamente, convertirlas en sepulcros blanqueados, sino en toda una serie de verdaderos exponentes arquitectónicos del siglo XVI. Posiblemente únicos en el Nuevo Mundo.ImagenImagen

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s